Mario Busto realizó un balance de los primeros cuatro meses de su gestión | Infoeme
Martes 07 de Febrero 2023 - 11:48hs
23°
Martes 07 de Febrero 2023 - 11:48hs
Olavarría
23°

Mario Busto realizó un balance de los primeros cuatro meses de su gestión

El Subsecretario de Seguridad habló con Infoeme a poco más de cuatro meses de haber iniciado su gestión. Repasó su trayectoria como policía y abordó los principales temas en torno a la seguridad de Olavarría. "Soy funcionario municipal las 24 horas", sostuvo.

El Subsecretario de Seguridad de Olavarría, Mario Busto, realizó un balance y repasó los temas relacionados a la inseguridad de nuestra ciudad, en diálogo con Infoeme, a poco más de cuatro meses de iniciar su gestión como funcionario público.

Entre los temas centrales, el funcionario habló sobre su amplia trayectoria en la policía de la Provincia de Buenos Aires hasta su retiro y arribo a la Subsecretaría de Seguridad del Municipio en una amplia entrevista que brindó a este medio.

 

Trayectoria en la Policía Bonaerense y recital del Indio en Olavarría

Busto contó que ingresó a la policía Bonaerense en 1986 y tras dos años de formación se recibió como oficial y fue designado a Olavarría donde solo estuvo dos meses antes de ser trasladado al Conurbano. Allí inició una larga carrera en las fuerzas de seguridad, pero no volvería a vestir el uniforme en nuestra ciudad, sino hasta el 2016, esta vez como jefe departamental.

“En mis inicios, solo con cinco años de antigüedad, fui designado al área de investigaciones lo que para mi fue todo un logro. Estuve en ese sector hasta 1995, después fui jefe de delitos rurales, dependiente del Ministerio de Seguridad, y tuve a cargo 11 partidos”, relató.

Tras su paso como jefe de delitos rurales se desempeñó como Jefe de la policía de Pinamar, Ostende y Carilo entre el año 2000 y 2006. “Más tarde fui Jefe Comunal de la Policía de Ayacucho, en donde estuve un año y medio antes de ser trasladado a Tandil en donde fui segundo jefe de la Comisaría 3ª por dos años y después quedé como Jefe hasta el 2012”.

En su paso por la vecina ciudad, Busto estuvo a cargo del operativo de seguridad de la policía en el recital que el Indio Solari realizó en el Hipódromo de Tandil en diciembre del 2011, experiencia que le sirvió en el que se hizo luego en Olavarría.

Desde el 2012 estuve en Azul donde, luego de un tiempo, también terminé como Jefe Departamental, función en la que estuve un año y medio. Posteriormente me convocaron para hacerme cargo del distrito de Olavarría cuando Ezequiel Galli entró como intendente y vine”, contó.

En este marco, ya con una amplia trayectoria dentro de la Policía de la provincia de Buenos Aires llegó el recital del Indio a Olavarría. Nuevamente a cargo del operativo policial de un recital de estas magnitudes, Busto reconoció que “fue diferente”, principalmente por la cantidad de gente que vino y las dificultades que muchos tuvieron para irse de la ciudad.

Para todo el mundo era el último recital del Indio, la cuestión era estar, y muchos no pensaron en cómo iban a irse”, consideró y recordó: “Éramos todos los días 400 efectivos para cuidar a miles y miles de personas”. No obstante, en cuanto a los operativos de seguridad, indicó que “salió todo bárbaro”.

“Después del recital vino el ministro Cristian Ritondo (se desempeñó como líder de la cartera de seguridad durante todo el mandato de María Eugenia Vidal como Gobernadora bonaerense), quien nos felicitó a todos porque la policía hizo un muy buen trabajo”, relató al tiempo que manifestó que lo que pasó dentro del predio “fue responsabilidad de la producción del concierto, que estableció carpas de cruz roja, nosotros nos ocupamos de que la salida fuera ordenada y de controlar el perímetro”.

Según expresó, fue su buena gestión a cargo del recital del Indio lo que le permitió tener la posibilidad de ascender a la jerarquía más alta de la Policía Bonaerense bajo la condición de mudarse a Bahía Blanca para hacerse cargo de la División de Delitos Rurales. “No lo dudé y me fui, era mi último año de trabajo. Lo hice por el orgullo de haber llegado a eso pero también pensando en la futura jubilación”, explicó y amplió, “después de eso volví a la Coordinación Rural de Olavarría, en donde me retiré en 2018”.

“Cuando me jubilé me tomé un año sabático pero me cansé de no hacer nada, compré una cartera de seguros y la trabajé por dos años. Después de eso, Daniel Borra dejó de ser funcionario Municipal y me convocaron para hacerme cargo de la Subsecretaría de Seguridad y en 2022 empecé”, rememoró y afirmó: “Soy funcionario las 24 horas”.

 

 

- ¿Qué balance haces de estos primeros cuatro meses de gestión?

M.B: En estos cuatro meses que estoy, y van a seguir siendo igual hasta el día que me vaya -porque yo cuando más paso en la gestión más responsabilidad tomo y más exijo al personal- se continuó con las cosas que se venían haciendo bien en la gestión de Daniel Borra y le puse parte de mi impronta, y como veo que vienen saliendo las cosas bien, vamos a seguir por ese camino.

Tomo la función con mucha responsabilidad pero la voy a terminar con más responsabilidad. En el área de seguridad no hay posibilidad de probar con alternativas, el plan A debe funcionar, porque si falla un plan está en medio la gente. El 80 por ciento del esquema de trabajo que yo apliqué en la Policía, en mi carrera, lo aplico ahora en la función pública.

 

- ¿Cuál es la impronta de tu gestión?

Mi impronta se ve en diferentes recorridos de los efectivos, en tener más comunicación de la gente, que en donde no puedo poner una cámara porque no hay fibra óptica poner un patrullero que les recorra toda la noche y estén tranquilos, colaborar más con la policía de la ciudad que en ocasiones puede pasar que no tienen el recurso logístico o humano que necesitan, que hay que distribuirlo muy bien, no los mandamos a recorrer lugares que no sirven.

 

- ¿Cuál es la importancia de reunirse con vecinos de las localidades y diferentes barrios de la ciudad?

Nos reunimos primero con localidades como Loma Negra, Sierra Chica, Hinojo, Sierras Bayas y Colonia San Miguel y luego nos adentramos a la ciudad. En estas reuniones me interiorizo sobre las principales problemáticas de los vecinos y trato de ver qué soluciones le puedo dar.

Soy de relacionarme mucho con las sociedades de fomento, en Olavarría tenemos en total unas 60 sociedades de fomento y juntas vecinales, que son grupos de personas que trabajan por el barrio y que trae la problemática de todo un barrio de forma directa. Eso ayuda mucho para conocer los problemas que los afectan.

 

- ¿Cuáles son las principales problemáticas que transmiten los vecinos de las localidades?

Las localidades, en general, están tranquilas en lo que tiene que ver con la inseguridad, sus problemas se relacionan más con obras públicas, piden parques y paseos, reclamos a Coopelectric por luminaria, etc. Son reclamos que tomo y me comprometo a derivar a sus áreas correspondientes porque no es lo mío.

Por ejemplo, cuando me reuní con vecinos de Sierras Bayas me transmitieron su preocupación por el estado del cementerio. Tomé el reclamo y lo retransmití al Intendente y al área de Obras Públicas, y hoy por hoy están trabajando para arreglarlo.

 

- ¿El aumento de los controles de transito es una característica de tu gestión?

Al Policía de Tránsito que viene a hacer horas adicionales se le paga, no viene gratis, por lo tanto les exijo que durante esas horas que están trabajando no me quemen el combustible sin traerme nada, sin controlarme nada. Por eso, les marco dónde hacer operativos en diferentes puntos de la ciudad.

Primero, en enero y febrero empezamos educando con folletería, ya después arrancamos a infraccionar. Si no se cumple con lo que determinan las leyes de tránsito, debemos sancionar.

 

- ¿Cuáles son las multas más comunes?

Después de la pandemia se ve mucha falta de seguro en los conductores. Es preferible pagar un seguro para circular tranquilo sabiendo que si llegas a tener un siniestro estas cubierto.

También vemos que hay mucha gente que anda sin la licencia de conducir. Directamente no la tienen porque no van a dar el examen y la otra infracción muy común es por manejar con el celular en la mano. Es algo que vemos todos... la gente incluso cruza en las esquinas mirando el teléfono.

Cuando me llaman mientras voy manejando, estaciono y paro para contestar y después sigo, o directamente respondo cuando llego a mi casa.

 

- ¿Hay muchas quejas cuando se infracciona a los ciudadanos?

Lo más común que la gente nos dice es “¿Por qué no dejan trabajar y se van a buscar a los chorros?”, pero tenemos que saber convivir con las normas y la Ley, que se hicieron para una convivencia normal.

Por ejemplo, yo no tengo la culpa de que el papero venga y venda papa en la calle, porque tenemos un montón de comercios que venden papas y pagan todos sus impuestos. Esta gente viene de afuera, no paga nada, vende la bolsa y se va, mientras que la gente que tiene verdulerías vende la papa y tiene que pagar todos los impuestos. En estos controles no le voy a aflojar.

Los de los plantines, por ejemplo, que vienen del conurbano, no vienen con las intenciones de vender plantas, vienen con las intenciones de mirar y marcar después dónde van a robar. La gente de acá se enoja diciendo “déjenlos trabajar”, pero que trabajen en el conurbano, no en Olavarría.

Por ejemplo, los que vendían bolsas de residuos eran de La Matanza y a una señora le vendieron de prepo dos paquetes de bolsas de residuos a 9 mil pesos. Yo no puedo permitir eso, que vayan a hacerlo al Conurbano, acá no. Vienen en una combi de a 10 o 15 personas y marcan posibles lugares donde robar. La gente muchas veces piensa que somos los malos de la película pero no lo somos, tratamos de prevenir que le vendan una bolsa al olavarriense y al otro día le roben.

 

- ¿Qué diagnóstico podes hacer de la inseguridad en Olavarría?

Es una ciudad grande y tiene progreso que trae como consecuencia el delito. Tenemos el tren que trae delincuentes del conurbano, tenemos cárceles que tienen delincuentes también del conurbano que en vez de irse se quedan pululando con otros delincuentes que conocen en la cárcel, cometen delitos graves y se van.

En sí, esto es una triangulación que se compone por las Fuerzas de Seguridad, el Centro de Monitoreo y la gente, que -yo creo- tiene que comprometerse y participar mediante Ojos en Alerta que es como un 911 local. La gente puede mandar un WhatsApp y alertar cuando ve alguna situación extraña, si puede mandar una foto mucho mejor.

 

Alcoholemia Cero al volante

Todos los fines de semana hacemos controles de alcoholemia y siempre registramos casos positivos. Dentro de poco va a salir la alcoholemia cero al volante en toda la provincia de Buenos Aires, no se va a poder manejar con un solo gramo de alcohol. También va a salir un sistema de puntos que te suspende la licencia por determinado tiempo y que con cada sanción recibida se va haciendo más largo.

 

- ¿Qué se está haciendo en materia de educación vial?

Estamos dando charlas en las escuelas secundarias en las que mostramos imágenes y les damos información. Un policía que sabe mucho sobre seguridad vial más un policía abogado que explica las contras en relación a la parte legal de sufrir un accidente.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.