Lunes 25 de Octubre 2021 - 10:47hs
19°
Lunes 25 de Octubre 2021 - 10:47hs
Olavarría
19°

Yesica Salguero: “Me pidió disculpas por matar a mi hijo y me quiso abrazar”

Así lo expresó la madre de Enzo Marconi quien luego de haber transitado el juicio por el asesinato del adolescente, espera conocer la sentencia el próximo 12 de octubre.

Por Luciana Pedernera

lpedernera@infoeme.com.ar 

 

Un día después de haber revivido cada segundo de la fatídica noche del 9 de febrero de 2020, con las manos cruzadas sobre la mesa, casi sosteniendo su cuerpo Yesica Salguero recuerda las palabras de su hijo Enzo Marconi: “Mamá, vos siempre te bancaste todo sola”.

 

Así fue que durante la jornada del martes, cuando se realizó el juicio por la muerte del joven, Yesica, habló, escuchó y revivió todo. Sola. Ella se presentó como querellante y fue la primera testigo en dar su versión de los hechos e intentó reconstruir, de acuerdo a las diferentes versiones, cómo mataron a su hijo, aunque su intuición de mamá le dice que “ninguno dijo la verdad de lo que paso esa noche. Todos se contradijeron”.

 

 

Durante la primera y única jornada de juicio la jueza Cecilia Desiata escuchó a las personas que estuvieron presentes la noche en la que el adolescente perdió la vida. También dio su versión de lo ocurrido, la dueña de la vivienda en la que se encontraban reunidos, quien afirmó haber hablado con el chico mientras agonizaba: “Ella estaba durmiendo y cuando se despertó, fue habló con Enzo y dice que mi hijo le dijo ‘me la pegó sin querer’”.

 

Enzo perdió la vida tras recibir un disparo de arma de fuego, en un confuso episodio que ocurrió la noche del 9 de febrero de 2020, cuando se encontraba reunido en el monoblock 9 de barrio Jardín junto a sus amigos. Desde ese día, hasta la actualidad, Yesica busca justicia y que el único acusado, a quien considera culpable de lo ocurrido, pague por esta pérdida.

 

 

 

Declaraciones sobre lo ocurrido

 

Los testigos que se presentaron este 5 de octubre, recordaron parte de lo ocurrido aquella noche, un discurso que le permitió a Yesica conocer qué fue lo que pasó con su hijo: “Dijeron que agarró, sacó el arma de la cintura, y empezó a exhibirla como un trofeo, abría y cerraba el tambor, empezó a golpearla sobre sus manos apuntando, hasta que le saco la traba de seguridad, hizo un movimiento y gatilló”.

 

El resultado de esta acción, que parecía ser un juego, terminó con la vida de Enzo Marconi, y hasta el día de hoy, según cuenta su mamá, ninguno de los presentes en esa reunión “se hizo cargo” de haberlo invitado al lugar: “Estaban todos reunidos hasta que este chico llego al lugar”, afirmó.

 

 

Por otra parte, indicó que varias de las personas que declararon expresaron que el acusado tenía el arma en su poder desde muy temprano: “Él ya andaba desde las cinco de la tarde con el arma. Dejó el arma en la casa de su amigo y se fue a jugar a la pelota con todos, inclusive con Enzo y a la noche no sé qué quiso hacer”, expresó la madre del joven.

 

En esta ocasión, por primera vez, luego de varios meses de ausencia de Enzo, tuvo frente a sus ojos al acusado, quien no quiso declarar, pero sí le habló a ella: “Creo que fue todo una actuación, me pidió disculpas por haber matado a mi hijo y me quiso abrazar”

 

 

La llegada al juicio

 

Desde la muerte de su hijo, hasta la llegada al juicio, Yesica Salguero encabezó varias manifestaciones exigiendo justicia, acto al que logró llegar como querellante de la muerte de Enzo.

 

El acusado fue juzgado en primera instancia con un pedido de la fiscalía a 4 años de prisión por “Homicidio culposo” mientras que Yesica junto a su asesor letrado solicitaron seis años y medio de prisión y pidieron a la jueza que considere el agravante de portación de arma ilegal, “pedimos una sentencia por ‘Homicidio simple’”, afirmó.

 

 

Previo a esta instancia judicial, el abogado del imputado habló con la familia de Enzo para acordar un juicio abreviado “pero yo no iba a negociar con el asesino de mi hijo, quería llegar al juicio”, sostuvo la madre del adolescente.  

 

Rodeada por una imagen de su hijo y con algunas lágrimas que brotan de sus ojos, Yesica expresó su decisión de no presenciar el 12 de octubre la lectura de la sentencia: “Ya vi todo lo que quería saber y escuchar. Creo que ahora no tengo que estar presente, igual lo voy a ver a través de zoom”.

 

“Tengo paz, hice todo por Enzo. Yo lo que necesito es justicia, y que los años que tenga que estar preso recapacite en lo que hizo, porque arruinó una familia”, finalizó.

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.