Sabado 22 de Enero 2022 - 17:19hs
22°
Sabado 22 de Enero 2022 - 17:19hs
Olavarría
22°

Serra y Bibiloni finalmente fueron los campeones

En la Monomarca festejaron los dos, primero Nahuel Madina y luego Emanuel Bibiloni, hubo denuncias de uno a otro y finalmente todos excluidos, pero la suma de puntos le entregó el título a Bibiloni. En la Promocional no hubo discusión, Manuel Serra fue contundente y logró su tercer título en la categoría, el sexto de ese Renault multicampeón. Imágenes.

Fotos: Andrés Arouxet
Fotos: Andrés Arouxet
Fotos: Andrés Arouxet
Fotos: Andrés Arouxet
Fotos: Andrés Arouxet
Fotos: Andrés Arouxet

 

Distintas definiciones, bien diferentes se vivieron en búsqueda de los campeonatos de la Asociación de Pilotos Promocional del Sudeste, dos justos campeones, pero algunos tuvieron que sufrir más de la cuenta.

 

En la "Promo", la final también tuvo lo suyo, si bien César González llegaba como candidato, los puntos de la serie y la prefinal pusieron adelante a Manuel Serra, antes que se disputará la final. Con la última carrera del año en marcha, un toque de César González con Bernardo Fucci dejó sin chances a estos dos, rivales directos en la pelea por el título.

 

La final tenía un claro líder y era Nicolás Benito, que superó a Hernán Toscano y se escapó adelante. Nadie pudo con el joven piloto que se encaminó sin mayores inconvenientes a la bandera a cuadros. Problemas marginaron a Toscano de la posición de escolta, esto lo aprovechó Stracquadaini para ser escolta y también Martín Collodoro para completar el podio.

 

Pero lo más importante transcurrió un puesto más atrás, o dos, ya que Manuel Serra delante de sus rivales por el campeonato corría tranquilo, incluso no le ofreció resistencia Collodoro cuando lo superó, estaba cómodo y sabiendo que llegando se convertiría en el nuevo campeón.

 

Así fue, con la caída de la bandera a cuadros Benito festejó el triunfo y Manuel Serra su tercer título, el sexto de ese histórico Renault que de la mano de sus hacedores chillarenses, Gustavo Gelso y Fabián Frank, logró su sexto campeoanto. Dos con el "Blanco" Gelso, uno con Horacio Serra y los tres de "Manu", el menor de los Serra.

 

Fotos: Andrés Arouxet

Fotos: Andrés Arouxet

 

En la Monomarca 1100 la definición del título quedará en el recuerdo, parecía que se definiría en pista pero no. Sucede que con el correr de las series y prefinales, Facundo Álvarez, Alejandro Marcilla y Nahuel Madina fueron quedando relegados en la lucha, y cuando todo parecía que la definición sería entre Emanuel Bibiloni y Oscar Fornes, todo cambió.

 

La carrera tenía dos líderes que no luchaban por el título, Esteban RIciutti y Nicolás Romero, claramente entre ellos se definía el ganador. Por lo que Oscar Fornes que marchaba cuarto veía escapar sus chances de campeón ya que tenía que ganar para aspirar al título -no ganó a lo largo del año y es un requisito de reglamento de campeonato-.

 

 

De este modo, Bibiloni corría tranquilo caminó al título; hasta que por un toque, casi de "carambola", porque alguien se chocó a Carlos Román y este impactó con Bibiloni, se rompe un neumático. Eso no es nada, porque Bibiloni podía ingresar cambiar el neumático y regresar a pista para recuperar algunos puntos que le permitirían asegurar el título por la diferencia que tenía a su favor. Pero, ingresando a boxes, y seguramente producto de haber recorrido más de medio circuito con la goma destruida y por el impacto recibido, se rompe un extremo, lo que lo obliga a abandonar definitivamente.

 

Con Bibiloni fuera de carrera, Fornes lejos de poder ganar, creció la posibilidad de Nahuel Madina, quién venia alternado entre el cuarto lugar y el quinto, y los cálculos matemáticos a su equipo le indicaban que debía ser tercero para lograr descontar la diferencia de puntos con Bibiloni. Llegó el final y Madina llegaba cuarto, pero Emiliano Juez levantó la velocidad sobre la meta para que Madina saliera campeón y no Bibiloni.

 

Así fue como el marplatense y todo su equipo festejó en el ingreso a los boxes, pero no tuvieron en cuenta que en la prefinal dos pilotos que habían llegado delante de Bibiloni habían sido sancionados, Pedro Goyeneche recargo por adelantamiento en la largada y Bernardo Poggi excluido, por lo que Bibiloni había sumado tres puntos más que le daban el título.

 

Ahí comenzó otra historia, aclarado el tema puntos, el equipo de Madina decidió denunciar a Martín Zaldua por los espárragos, para acceder a la segunda colocación y ser campeón. El técnico confirmó la exclusión técnica, y Madina era el campeón, pero Bibiloni decidió denunciar a Madina porque este no tenía la butaca de competición homologada, otro requisito reglamentario, y también fue excluido. Pero esto no quedó ahí, Madina también denunció a Bibiloni porque la butaca porque tenía vencida la homologación.

 

 

Sí parece mentira, pero es así. De todos modos, la exclusión a Bibiloni no le impidió festejar, porque con los puntos obtenido igualmente se consagró campeón. Un título que quedará en el recuerdo, pero que en definitiva consagró campeón al que más puntos cosechó a lo largo del año, aunque la definición estuviera empañada por esta novela, que también generó disturbios en los boxes que rápidamente fueron controlados por los efectivos policiales.

 

Ah, la carrera tuvo un ganador, Nicolás Romero. Pudo superar a Esteban Riciutti después de luchar bastante y se quedó con la última carrera del año.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.