Germán Aramburu: “nuestra gran ambición es unificar el peronismo en Olavarría”

Germán Aramburu: “nuestra gran ambición es unificar el peronismo en Olavarría”

Ratificó que será precandidato a Intendente por el peronismo. Halagó a Cristina, señaló que las agrupaciones peronistas locales se “deben” una charla y no descartó a Eseverri aunque “tendrá que definir cuál será el espacio que pretende”. Criticó con dureza la gestión del actual jefe comunal Ezequiel Galli: “Galli se transformó en el niño obediente de las políticas de Vidal y Macri” dijo.

Alexis Grierson

@alexisdechillar

 

Abril de 2019: Germán Aramburu, actual concejal de Unidad Ciudadana y dirigente del peronismo, será precandidato a Intendente. El “falta mucho” puede tener múltiples destinos. Pero en lo concreto, es el tercero completamente confirmado para llegar al Palacio San Martín, junto a Ezequiel Galli y Federico Aguilera.

 

Critica a las gestiones de Cambiemos, aunque reconoce una falta de autocrítica en el peronismo local. Cree que puede llegar a la intendencia pero “siempre hay que dialogar”. Defiende su postura con el Impuesto a la Piedra, y quiere la tan utópica y ansiada unidad en los espacios peronistas. El grabador se prende, y arranca la charla.

 

 

-¿Cómo viene pensando su figura en este contexto? Es un momento en el que no falta tanto, ha manifestado públicamente que será precandidato…

 

-Venimos trabajando bien, contento con la decisión, era algo que se estaba madurando y no salía. Cuando salió fue mucho más cómodo. Se habla con mucha gente del palo de la política y la no política, que es lo más interesante. Esta situación que hay en Olavarría y pasa en todos lados, en Provincia y Nación también. Hay mucha gente desilusionada, enojada, y diciendo “che, algo tenemos que hacer”. Inclusive gente que ha votado a Galli. Por ahí no son del palo de la política, trato de no mezclarlos porque es distinto, pero son personas con buenas ideas, oficio, profesiones, capacidades técnicas, desde la música hasta la ingeniería, y que por ahí intercambiamos ideas y visiones. Algo que es útil frente a un plan de gobierno. Tienen ganas de participar aunque no es fácil acercarse. Por ahí desde Renovación Peronista estamos con charlas de la rosca, más políticas, pero siempre dialogando y viendo lo que sucede a nivel nacional.

 

-¿Cree que el escenario está confuso? Hay algo curioso: son pocos los precandidatos a intendente. Confirmados al 100% está Federico Aguilera, Ezequiel Galli y usted. ¿Esto se da por la incertidumbre?

 

-Tiene mucho que ver el panorama nacional también. Hay actores que no se sabe qué rol van a cumplir: Cristina es fundamental, es una líder natural del movimiento peronista y del campo nacional y popular que aglutina Unidad Ciudadana, no necesariamente del peronismo solamente. Eso me parece tiene a todos en vilo. A uno no tanto, tengo en claro de qué lado hay que estar, pero otros pueden sentir esperar o especular. Como todos nos referenciamos en agrupaciones distintas, Federico con La Cámpora, yo con Renovación Peronista, los referentes del Frente Renovador con Massa, y los líderes opositores al no estar alineados, en lo local también. Y noto que hay ansiedad por saber, la estamos pasando muy mal. Y se genera una ansiedad que no es tan normal.

 

-En estos meses la palabra “unidad” fue la gran protagonista. Independientemente de que falta, hay expresiones dispares en el peronismo. ¿Habrá unificación? ¿Es el momento ahora?

 

-El momento es siempre, cuando hablamos de dialogar. A nivel local y a nivel nacional. Cristina se ha sacado fotos con gente que antes no pensaba que pasaría, son señales de amplitud que ha dado. Massa mismo, que aparentemente están en contacto. El sindicalismo, el movimiento obrero también, sectores que más sufren. Noto en dirigentes como Gioja, Gray, Menéndez en su momento, los dirigentes de peso orgánico noto que hay esfuerzo por la unión. Y eso debe ser visto y respetado por los demás. Tengo esperanzas.

 

 

-En 2015 a nivel local hubo cuatro listas, terminaron siendo dos. El peronismo de Olavarría, ¿se debe una charla puertas adentro con todas las agrupaciones?

 

-Sí, completamente. Además nos tiene que servir de experiencia. La llegada de Cambiemos al poder tiene mucha de nuestra responsabilidad. Si ves el campo nacional y popular, del peronismo, de un color u otro, si lo sumás no perdíamos las elecciones. Y nos llevó a lo que nos llevó: se endeudó el país como ningún otro gobierno, cosas que ni hace falta que las cuente porque se saben. Llevó a una crisis sin precedentes, y el único que puede mejorarlo es el peronismo. Tenemos que ser autocríticos y decir “por no haber ido juntos, por no ir a una PASO” por una serie de errores que se cometieron llegamos adonde llegamos. “El que se quema con leche…” dice el dicho. Tenemos que aprender. Y revertir esta dura realidad que atraviesan los argentinos.

 

-Es concejal, forma parte de Unidad Ciudadana, ¿cómo ve al Municipio? ¿Dónde cree que está parado hoy?

 

-Esto lo he dicho, el gobierno de Galli es el de la no gestión. La gran cantidad de promesas de campaña que hizo no las cumplió. No solo eso: no actuó con políticas a tiempo y en forma en situaciones críticas que se avecinaron como el Matadero, por ejemplo. Con los Parques Industriales no se hizo nada, veníamos con un ritmo bastante importante y se dejó. Le quedó grande la ciudad. En el Concejo recibimos las inquietudes de la gente y muchas veces las discusiones pasan más por lo nacional que lo local, pero en lo local tenemos concepciones totalmente distintas a la política y la ciudad. Creo que Galli no tenía proyecto de ciudad, ni lo tiene. Tenemos que ser la ciudad que somos por esencia y dejamos de ser. Potenciar la gran oferta educativa que tenemos, la oferta cultural que se perdió, y básicamente productiva que, más allá de la crisis nacional, no se ha acompañado a empresarios ni sectores productivos. No vemos en los proyectos un acompañamiento de Cambiemos vinculados a defensa a las pymes, acompañamiento a trabajadores.

 

 

-Ha sido un impulsor de subir la alícuota del Impuesto a la Piedra, y hubo dos momentos puntuales: cuando Galli estuvo dispuesto a acompañar la propuesta, y la oposición no acompañó, y luego cuando Galli no estuvo dispuesto y la oposición no estaba de acuerdo, ¿qué cree que falló? ¿El diálogo con la oposición, la desconfianza al gobierno?

 

-En la primera etapa, cuando presentamos la propuesta de subir 1% la alícuota, en un reclamo histórico del peronismo, ahí teníamos el apoyo del oficialismo, con el apoyo de Jorge Larreche incluso (ex Jefe de Gabinete), y no conseguimos el apoyo de otros sectores tal vez porque…no sé, no quiero hablar de otros bloques, pero no sabemos qué lo animó a no acompañar. Cuando volvemos a insistir en el último tiempo nos pasó lo mismo pero esta vez sin el apoyo de Cambiemos. Que en realidad tiene que ver con el pacto que hizo Macri con las exportadoras y las mineras. Que no es acá, es la Barrick, que tienen oro, cobre. Pero el ramo es todo junto: no se metió con las mineras. Galli fue obediente: no tuvo reparo en negar el ingreso de 80 millones más para el Municipio. Como tampoco pasó con el Fondo Sojero. Era un derecho adquirido, no puede perderse ese dinero. Después de lo que pasó con el Indio, Galli se transformó en el niño obediente de las políticas de Vidal y Macri. Por eso aplaude decisiones políticas que afectan a la ciudad. Eso es lo contrario al tipo de dirigente que necesita cualquier ciudad, Olavarría particularmente.

 

 

-No hablamos de José Eseverri: ¿cree que el ex intendente podría acercarse a la mesa de diálogo del peronismo? ¿Cree que su posible candidatura pasará por otro lado? Usted formó parte del eseverrismo muchos años.

 

-Lo digo muchas veces: estuve muy bien en el bloque y tengo gran relación y admiración con José. Es un dirigente en Olavarría que tiene que estar en la mesa de decisiones. Es como Cristina, tiene que estar. Con respecto a lo que es el peronismo, nuestra gran ambición es no sólo candidatearme y tratar de ser intendente sino proyectar a largo plazo y unificar el peronismo en Olavarría, que se solidifique y sea una fuerza primordial a nivel local, que no lo hemos logrado nunca. Así como a nivel nacional tenemos que aprender estas cuestiones, a nivel local también. Es un buen momento para fortalecer el partido. ¿José tendría que estar en la mesa de negociación? Él lo sabrá mejor. Tendrá que definir cuál será el espacio que pretende.

 

-¿Cree que los reclamos se han agudizado? Independientemente que Olavarría no ha sido tan sacudida por los problemas económicos.

 

-Sí, hay una profundización, una falta de trabajo y muchos chicos que están pasando hambre. Me parece que el Municipio no ha actuado con la celeridad suficiente y va como siempre atrás de la pelota. No hay prevención sobre lo que venía, lo que hay, y tenemos la suerte de que en Olavarría los vecinos y vecinas son solidarios. Hay cantidad de comedores y merenderos con mucha gente que los recibe. Los comedores escolares no alcanzan, los chicos para el fin de semana no tienen, y muchos comen una vez al día. Eso hay que verlo de manera urgente. Cuando hubo manifestaciones de organizaciones que trabajan bien, que organizaron ollas populares, ahí recién el Municipio apareció para solucionar el tema. Pero va atrás, no previene. En vez de tener una relación fluida con estos movimientos sociales para contener los problemas, salen atrás. Siempre atrás de los hechos. Eso habla de la calidad política pobre de los políticos de Cambiemos en Olavarría. Mirá, lo que pasó el otro día con los animales domésticos en una cava, y demás, es una consecuencia de dos o tres años de inacción, dejan de castrar, sabemos cómo es la reproducción canina, y finalmente tenés un lío que no tenés donde pararlo. Si vamos a Salud Pública es lo mismo, con el Hospital los tapó el agua.

 

 

-Según su análisis, ¿se puede dar vuelta la situación?

 

-Si claro. Olavarría es muy pujante, tiene muy buenas personas, hay mucha calidad. Pensando en la ciudad, teniendo respeto por el otro, sin persecusiones, colaborando, con un trabajo mancomunado, se puede cambiar la sensación. Para los resultados se necesita tiempo, claro, pero se puede.

 

-La última, en lo personal. El 10 de diciembre de 2019 vas a estar en la sesión de asunción del Intendente, seguro. Pero ¿de qué lado?

 

-Voy a estar asumiendo (risas) ¡Pero no quiero ningún bastón!

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Las más Leídas en Infoeme

  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA