Lunes 08 de Agosto 2022 - 22:12hs
Lunes 08 de Agosto 2022 - 22:12hs
Olavarría

En un imponente edificio, Bari abrió sus puertas en Olavarría

La sucursal Concesionaria de Mercedes-Benz se encuentra ubicada sobre Ruta Nacional 226 a la altura del kilómetro 296.

Abrió sus puertas la nueva sucursal de Bari SA, Concesionario Mercedes-Benz en Olavarría. El imponente y vanguardista edificio se emplaza sobre Ruta Nacional 226 a la altura del kilómetro 296, en un predio de 9.600 m2 con una superficie cubierta de 4.200 m2.

 

Con una inversión que ronda en los USD 2.500.000, Bari SA estrenó en la jornada de este lunes, un nuevo y moderno edificio concesionario con detalles de primer nivel alineados a las normas corporativas MAR2020, que la marca alemana aplica mundialmente. Esta nueva identidad hace foco en la experiencia del cliente y propone ofrecerle una visita inédita en un espacio a la altura de la arquitectura global.

 

La obra supone para la empresa un salto de calidad que le permitirá ofrecer un mejor servicio a sus clientes y optimizar su experiencia con la marca. En este sentido, la nueva sucursal se construyó a efectos de ampliar la superficie disponible para atención en ventas, servicio y repuestos.

 

Además, para los vehículos pesados la ubicación del predio y su diseño facilitan ampliamente el acceso a las instalaciones. A su vez, al estar ubicados sobre la Ruta 226, los vehículos que se encuentran de paso pueden cómodamente acercarse a las instalaciones de Bari sin necesidad de ingresar a la ciudad.

 

El concesionario con trayectoria de 52 años, arribó a Olavarría en 1997, con la inauguración de su primera sucursal fuera de su casa central Tandil. El directorio de Bari estuvo involucrado de forma personal y permanente en los avances de la obra, siendo su Presidente José Luis Schiaratura, y su fundador Gino Schiaratura, hasta la semana previa a su fallecimiento, quienes intervinieron junto a los equipos de arquitectura en la construcción del edificio.

 

 

“Participaron dos arquitectos en el marco del proyecto: Adrián Brizio fue quien llevó adelante los anteproyectos, proyecto y dirección mientras que Fernando González Montaner, Arquitecto de Mercedes-Benz, siempre prestó su incondicional apoyo y asesoramiento, y participó con mucho entusiasmo de la obra, como uno más del equipo de Bari” aseguró José Luis Schiaratura.

 

A su vez, participaron numerosas empresas de Olavarría en el desarrollo de la obra: la principal contratista fue la empresa Desarrolladora Imza S.A., participando también el Ingeniero Ezequiel Hoffmann, quien tuvo a su cargo la totalidad de la instalación eléctrica.

 

Steel Montajes realizó tareas en herrería y portones metálicos mientras que Fabián Clementi tuvo a su cargo las aberturas de la nueva sucursal. Reingeniería Empresa Constructora operó los trabajos de durlock y Mauricio Bouchet resolvió las instalaciones de lubricación y aire comprimido.

 

 

 

También colaboraron con sus servicios empresas de Bahía Blanca como Climatec para la climatización, Tecnoservicios Bahía en los pavimentos, Cerramientos Acristalados a cargo del frente integral y de los portones de aluminio. Los trabajos en alucobond fueron contratados a la empresa Experimenta+ y la pintura de talleres la realizó Leonardo Deluca.

 

Distintos proveedores locales fueron parte de la moderna obra, entre ellos: Albín Materiales, La Casa de los Cristales, Boucíguez, La Casa de los Hierros, Martínez Escalada, Hierros González, Sanitarios 9 de Julio, Codimat, Casa Singla, Ciardi Hnos, Matelec SA, Danilo, Ferretería El Pato, entre otros.

 

MAR 2020: El manual detrás del diseño de la nueva sucursal

El arquitecto y asesor de imagen de Mercedes-Benz Argentina desde 2005, Fernando González Montaner, explica el nuevo concepto que propone el MAR 2020, la identidad de marca a partir de la cual se diseñó el edificio de la nueva sucursal de Bari. “Hasta ahora, los salones de venta eran concebidos como vidrieras que exhibían los últimos modelos hacia una calle, autopista o ruta. Por el contrario, en esta nueva generación de concesionarias, el salón se diseña 'hacia adentro'. Este nuevo enfoque supone que el primer acercamiento de las personas a la marca y sus productos es virtual, a través de la web. Así, la visita del cliente a la concesionaria busca ofrecerle una experiencia inédita en un espacio de calidad", señala en una entrevista al diario Clarín.

 

La arquitectura que propone el MAR 2020 materializa los conceptos de virtualidad y de mediatización. Emplea la dualidad de un suelo oscuro y un techo de color plateado como metáfora de topografía y cielo. Ambos crean un espacio con límites superior e inferior bien definidos. Al mismo tiempo, una piel vidriada enfatiza la transición interior / exterior.

 

Al ingresar al concesionario, los clientes son recibidos por una recepcionista que va a su búsqueda y lo entrevista para orientarlo. Esta área de bienvenida está equipada con un bar, mesas y sillones que hacen de la espera un momento de relax y confort. El asesor de venta puede atender al cliente en ese mismo lugar.

 

De acuerdo al MAR2020, los vehículos se disponen hacia el interior del salón, entendiendo que el visitante pasea por una calle interna del showroom apreciando los frentes de las unidades. Un escenario con fondo digital es ideal para la presentación del vehículo a destacar.

 

 

En los espacios de consultoría, donde cliente y asesor de venta interactúan, aparecen los materiales cálidos y la altura del techo se reduce para que sea un lugar agradable para estar.

 

El MAR2020 es un manual de estilo que implementa un proceso de servicio donde siempre hay un medio digital de por medio. De este modo, es necesario que la piel de vidrio característica de los salones controle el ingreso de luz para garantizar que las pantallas se visualicen con claridad y sin reflejo.

 

El proceso se inició hace unos tres años, cuando la automotriz decidió actualizar su antigua identidad corporativa inspirada en los conceptos clásicos de la arquitectura del Partenón. El MAR2020 desarrolló el concepto de una experiencia nueva e informal que responde a las cambiantes expectativas de los clientes. “No hay escritorios para el vendedor, todo el espacio está pensado para que el cliente sea el centro. La idea es que la persona no se sienta observada ni entrando a un ámbito que sea propio del vendedor”, destacó González Montaner.

 

“Mercedes Benz ya veía la influencia de los medios digitales en la información que traía el cliente y quiso encontrar en sus showroom un espacio acorde, que pueda relacionarse con lo digital”, señala el arquitecto.

 

El rol de Montaner es interpretar el MAR2020 (Identidad de marca o MarkenAuftrittRetail, en alemán) y ser el eslabón entre los estudios de arquitectura a cargo de los nuevos proyectos y remodelaciones, y los representantes oficiales de la marca alemana en todo el país.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.