Lunes 01 de Marzo 2021 - 13:39hs
26.6°
Lunes 01 de Marzo 2021 - 13:39hs
Olavarría
26.6°

Restricción Horaria: “Estamos atados de manos”   

Así lo expreso Sandra Jiménez, referente del rubro de los gastronómicos, para quien la medida que impone el cierre comercial a la 1 significó un “duro golpe” que viene a coronar un periodo que ya de por sí le fue “muy difícil de afrontar”

Tras un largo y difícil periodo producto de las limitaciones impuestas por las medidas y protocolos sanitarios que condicionaron la actividad comercial durante la mayor parte del 2020, los comercios olavarrienses luchan por adaptarse a la restricción horaria.                                                              

La medida fue oficializada el sábado mediante un decreto publicado por el Ejecutivo,  que busca reducir la circulación a través del corte de la actividad comercial de 1 a 6 de la mañana como medida preventiva ante de contagio del virus. Además de eso, el documento también prohíbe las visitas a los geriátricos por 15 días y reduce el número permitido de asistentes a reuniones familiares hasta 10 personas.    

Como es de esperar, la restricción afectó, principalmente, a bares, restaurantes y muchos de los locales que suelen hacer un horario nocturno.

“Me afectó la pandemia general, nosotros no tenemos espacio al aire libre y por eso estuvimos muy limitados, y esto de la restricción fue lo último que nos terminó de matar”, contó Sandra Jiménez, propietaria de "Gecko´s Snack Bar", para quien la medida establecida por el decreto municipal que impone el horario de cierra comercial a la 1 significó otro “duro golpe” para un rubro que, desde hace meses, “no la está pasando nada bien”                                    

“Para nosotros, el karaoke era lo que más atraía, pero hace más de 9 meses que no podemos implementarlo, no lo permitieron, ni siquiera con protocolos especiales, así que estuvimos muy limitados, y ahora, con la obligación de cortar a la 1, todo se hace más difícil todavía”, afirmó Jiménez.          

La queja de Jimenéz no es la única: fueron varios los reclamos que se han reportado -principalmente desde el área de los gastronómicos: bares, cervecerías y otros lugares nocturnos- sobre la medida restrictiva que se decidió implementar en diversos lugares de la provincia, siempre con diferentes modos de aplicación según la situación de cada localidad.

 

“No hay mucha gente que venga a las siete de la tarde. La gente sale a las 10, y cuando recién se está distendiendo ya se tienen que ir, estamos muy limitados”

“Antes, la gente se copaba con los shows y se iba muy tarde, pero ahora es muy poco lo que podemos hacer, estamos trabajando a un 5 por ciento, y es una lástima, porque este momento, que sería el que íbamos a poder remontar un poco, llega esto. Estamos atados de manos”, lamentó Jiménez, para quien otro de los grandes inconvenientes de su rubro es la “competencia desleal” que de alguna manera tienen que entablar con las fiestas clandestinas y los demás eventos sociales que carecen de un control municipal.

“Los parques están llenos, las casas de familias, las fiestas clandestinas, y ahí sí que no hay control de nada, ni protocolos, y son cosas que a nosotros nos perjudican, porque las limitaciones terminan siendo para los que aportamos”

Tras más de nueve meses sin poder trabajar al 100 por ciento de la capacidad, Jiménez, como muchos otros referentes del rubro, afirma estar haciendo “todo lo posible” para superar los inconvenientes que trajo la pandemia, a los que ahora se suma la restricción que rige hasta el 25 de enero.         

“Somos lugares que trabajan a la noche, es así. Nosotros, como a muchos locales de este tipo, no nos conviene abrir de día, al mediodía no hay movimiento en el centro, o hay movimiento de otra índole, es muy poca la gente que puede llegar a venir a esa hora”, concluyó Jiménez.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.