Crimen de Marcos Alonso: no aparecieron las armas

Tras la declaración del Mono Castilla Roca se buscaron las armas con las que habrían asesinado al abogado en enero de 2010 en un predio, pero el resultado fue negativo.

La investigación por el caso del abogado Marcos Alonso, asesinado el 25 de enero de 2010, sigue su curso para poder esclarecer definitivamente el crimen. Los investigadores, a cargo del fiscal Christian Urlézaga, realizaron tareas en búsqueda de las armas con las que se habría perpetrado el crimen, pero el resultado fue negativo.

Los allanamientos se motorizaron a partir de la declaración de Roberto Eliseo “Mono” Castilla Rocha, quien asumió la responsabilidad del crimen, mencionó a los autores intelectuales y afirmó que en el predio de Trabajadores y La Rioja se podría hallar el arma. El operativo se realizó con la participación de agentes de la Comisaría Segunda, el Destacamento de Sierra Chica, la Policía Científica, y otros entes policiales.

En un trabajo arduo, accionado por 14 personas, se realiza la recopilación de datos e información y se lleva adelante la excavación y remoción de tierras, con la ayuda de tres detectores de metales. Sin embargo, no encontraron elementos de interés para la causa.

 

Luego de 10 años, el “Mono” Castilla admitió haber sido autor material del homicidio de Alonso. A su vez identificó a los autores del crimen, donde nombró a delincuentes y policías que actuaron en conjunto para llevar adelante el crimen.

En su declaración también buscó desvincular del crimen a su hermano y a Juan Ramón Ibáñez, sentenciados a prisión perpetua.

Las declaraciones de Castilla Rocha fueron hechas desde la cárcel de San Martin,  e indicaban el escondite de las armas de fuego que habrían sido las utilizadas para el asesinato del abogado.

 

Marcos Alonso fue hallado muerto el 25 de enero de 2010, con ocho disparos en su cuerpo. Cuatro en la cabeza, tres en el tórax y uno en el codo derecho, dentro de su automóvil estacionado en la calle Chiclana.

La fiscalía entendió que fue un homicidio programado, ya que el abogado se encontraba amordazado con cinta de embalar y con un billete de un dólar en la boca.

 

 

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA