Cooperativa Viento en Contra: “es una temática que tiene mucho por hacer”

La cooperativa de cartoneros que se encuentra en formación ya tiene rodaje en la ciudad. Y ya tuvo una actividad importante y con grandes repercusiones: la limpieza del predio donde se desarrolló el Día del Niño. Cómo se conformó y hacia dónde va este nuevo emprendimiento.

Alexis Grierson

@alexisdechillar

 

“Hay un 30% de la economía de trabajadores que es informal. Lo que hace es la CTEP y el MTE es organizar a esos trabajadores en cooperativas y unidades productivas para tratar de dignificar ese trabajo con obra social, salario en blanco, ropa de seguridad, horarios fijos, etc. Es decir, generar tranquilidad generando estabilidad laboral”. Así, Emiliano Llorente, uno de los integrantes de la cooperativa de cartoneros “Viento en Contra” contó cómo surgió esta propuesta, que tiene seis integrantes, y mucho por crecer.

 

Infoeme dialogó, entre mates y una charla más que distendida, con Emiliano, Juan Pérez, Natalia Mengochea, Eva Méndez Llorente y Enzo, uno de los trabajadores. Ellos llevan adelante junto con un grupo de 6 cartoneros este emprendimiento que busca dignificar su labor en la ciudad, y organizarlo para un mejor crecimiento.  

 

 

“Estamos trabajando en conjunto, y enmarcados en la CTEP, hemos viajado a Capital Federal para conocer otras experiencias de compañeros que hacen lo mismo. A través de ellos tramitamos el salario social complementario, para conseguir los chalecos, la carta de presentación al Municipio la firmó Sergio Sánchez que es el presidente de la Federación de Cartoneros, que también pertenecen a CTEP y el MTE” señaló Emiliano.

 

La iniciativa surge puntualmente con la intención de que sea un proyecto vinculado a lo social, lo militante, y reciclado. “que era algo que queríamos hacer. Ahí surgió la Cooperativa de Cartoneros. Veníamos siguiendo hace rato a la CTEP y escuchando a Juan Grabois y surgió de hacer eso en Olavarría”.

 

Tras un difícil proceso de ir convocando a los trabajadores “individuales” por la calle, todo nace en un basural ubicado en la zona de la  Virgen de la Loma. “Le propusimos a ellos hacer la Cooperativa y aceptaron”.

 

En ese sentido, también alquilaron un galpón, y comenzaron a gestionar las herramientas. “Ya sabemos lo que valen, seguimos buscando la manera de incorporarlas, estamos en eso”.

 

-¿Cuál fue la respuesta de los cartoneros? ¿Entendieron que podía ser una ventaja agruparse?

 

Juan Pérez: -Como todo intento de asociación de personas en el mundo que vivimos es re complejo, más si querés juntar personas desde el desconocimiento. Ahí nomás surge el tema de la desconfianza, básica. Entonces ha sido costoso. Hablar con personas sueltas, con carritos de cartoneros, la cuestión de que ya había habido una especie de consolidación de cooperativa con alguna organización política y quedó en el veraz de esas organizaciones. Entonces eso ha jugado en contra en algunos casos particulares de pensar esta cuestión de “vienen por la misma y nos van a dejar clavados”. Sucedía un poco eso en ese momento.

 

 

-Tuvieron diálogo con el Municipio, un desarrollo, de modo tal que tuvieron un trabajo en conjunto como lo fue la limpieza del predio de La Rural post fiesta de Día del Niño...

 

Natalia Mengochea:-Hasta que sucedan varias cuestiones (como conseguir las herramientas) estamos acopiando. Surgió la posibilidad en ese contexto, en conjunto con Laureano Pais, que trabaja en Cultura del Municipio, que se realizaba la fiesta del Día del Niño y que le habían pedido que se encargue de la limpieza del predio. Como nos conocía, nos convocó para ver si nos animábamos a realizar este trabajo. Era un nuevo panorama, no lo teníamos en cuenta pero nos animamos. Charlamos todos, estuvimos de acuerdo, y tuvimos una buena recepción del Municipio  y la gente que nos vio trabajar. Y de golpe se abrió un panorama, estábamos quizás cerrados en el reciclaje y se abrieron posibilidades.

 

-Ahora, el eje se corrió, ¿ustedes lo esperaban?

 

Emiliano Llorente: -No, incluso los tiempos no son como lo esperábamos. Pensábamos de hacernos de la plata para comprar la prensa mucho antes. Se fueron alargando los tiempos, después de alquilar el galpón hay que mantenerlo, pagar el alquiler. En diálogo con el Municipio, también tratamos de gestionar un microcrédito que por supuesto pagaremos: la idea es comprar una prensa, una balanza y una zorra para cargar todo, por ahora.

 

-Enzo, ¿cómo llegaste a los chicos?

 

Enzo: -Llegué por mi viejo, que trabajaba con un grupo de compañeros. Él me había dicho que estaba charlando con Emiliano, y me dijo si quería participar de esto. Ahí conocí a ellos.

 

Enzo es hijo de Omar Requena, un cartonero de la ciudad. El padre acompañó a sumarse a la cooperativa a su hijo y contó, con mucha timidez, su llegada a “Viento en Contra”. La timidez no lo ayuda, pero los chicos no dudaron: “es el que más metido está”.

 

 

La charla, mientras tanto, sigue:

 

Juan: -Tuvimos relación con el Centro de Ingenierios, que nos daría una mano para desarrollar la base productiva del proyecto. Eso es interesante porque no sólo está pensado para que los trabajadores tengan condiciones dignas de seguridad e higiene, sino que al mismo tiempo, pensar cómo se puede producir de la mejor manera posible. Como una especie de fordismo. Y de a poco van surgiendo cosas que potencian el proyecto.

 

Natalia: -además es una temática que tiene mucho por hacer. Nadie sabe bien qué tiene que hacer, hay gente que tiene conciencia de separación de residuos pero después no sabes qué hacer. Excepto los puntos verdes, no hay otra manera. Juntamos PET, cartón y papel, y latas de aluminio. (También vidrio).

 

 

-¿Cuáles son las demandas que tienen los trabajadores y las que llegan de los vecinos?

 

Emiliano: -Los pibes son los que más saben del tema. Nosotros aprendemos de ellos. En término de qué es cada material, cómo se recicla, cómo se separa, cuánto caudal entra, quién lo compra…ellos la tienen re clara. Después trabajamos en conjunto, todas las decisiones las tomamos juntos. Es muy horizontal.

 

Eva: -También hemos recibido consultas de olavarrienses que quieren saber cómo pueden colaborar, adónde la pueden llevar.

 

Juan: -Y a eso se le suma una necesidad de movilidad propia para atender estas consultas. Además de consolidar un grupo de cartoneros para laburar en la calle, o bien tener un vehículo propio. Nos hace falta ese puntito para poder desarrollarnos un montón más. Si alguien tiene vehículo para regalar, bienvenido sea (risas).

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA