Martes 28 de Junio 2022 - 3:04hs
Martes 28 de Junio 2022 - 3:04hs
Olavarría

Marcar a Ronaldinho y tener toda la vida para contarlo

----

Daniel Lovano / Infoeme.com.ar

Fotos: captura de Internet

Un gol, una jugada, un triunfo, un título suelen formar parte de los recuerdos más gratos en la carrera de cualquier futbolista, desde el chambón que nunca pasó de las divisiones inferiores en un club de barrio hasta la megaestrella que llega todos los fines de semana por la caja boba.

Alberto Alarcón atesorará para siempre el haber tenido la chance de enfrentar y marcar a uno de los genios del fútbol mundial: Ronaldo de Assis Moreira, o sea Ronaldinho Gaúcho, o Ronaldinho a secas. Fue entre el 25 de enero y el primer día de febrero, cuando con el Real Potosí jugó una de las fases preliminares de la Copa Libertadores de América frente al Flamengo de Río de Janeiro.

En la altura terminó 2-1 para los bolivianos, en el estadio “Joao Havelange” ganó 2-0 el Mengao. “Fue una linda oportunidad que se me presentó en mi carrera, y una vivencia que va a quedar para el futuro. Dentro de la cancha es un tipo bárbaro, se portó como un caballero y tengo la fortuna de que me dio su camiseta. Cuando jugamos la revancha en Brasil llevó varias porque en Bolivia se la habíamos pedido todos” reveló.

“Todavía no la encuadré; hasta ahora tengo encuadrada la del Real Potosí con la que jugué yo, y cuando debuté en la primera de Tigre; el próximo cuadrito va a ser el de la camiseta de Ronaldinho” prometió Beto Alarcón, que el domingo en San Luis volvió a vestir la casaca blanca de Racing.

En Bolivia la altura de Potosí conspiró contra el rendimiento del ex Paris Saint Germain, Barcelona y Milan. En Río fue diferente: “Cuando toca la pelota se nota que todo es distinto; por algo fue reconocido dos veces como el mejor jugador del mundo por la FIFA (2005 y 2006); tiene una jerarquía y una capacidad técnica impresionante”.

Pese a la admiración, en algún momento no quedó otra que meterle un trancazo. “Era un partido muy importante para nosotros, cuando lo podíamos agarrar lo bajábamos, je. Pero todo bien, sin mala leche… Como habla muy bien el español charlamos durante el partido; la verdad, un tipo bárbaro, muy humilde, me decía de lo difícil que es jugar en la altura” contó.

En los 180’ que jugaron, Beto fue “víctima” de una de esas jugadas patentadas por el fenómeno nacido en el estado de Rio Grande do Sul el 21 de marzo de 1980. “En Bolívar me hizo un caño impresionante; todavía no sé de dónde lo sacó. Después del caño le dije ‘sabés lo que me van a cargar mis amigos en la Argentina’, y se cagaba de risa; ‘bueno, la próxima cerrá las piernas’ me respondió. Al rato me hizo esa viborita que patentó él, y ahí lo tuve que bajar porque se me iba” apuntó Alarcón.

El partido de este domingo entre Racing y Rivadavia de Lincoln fue la excusa para recuperar esos recuerdos de la memoria. Pero hoy es lo central en la vida deportiva de “Beto” Alarcón. “El torneo arrancó muy parecido al campeonato pasado; da la sensación de que cualquiera le puede ganar a cualquiera y eso demuestra la paridad. Va a ser durísimo, por eso nuestra idea es hacernos fuertes de local, que no se escape ningún punto, porque va a ser clave para la clasificación” reflexionó.

“Vienen dos partidos seguidos en nuestra cancha (dentro de una semana será ante Cipolletti) y ganarlos sería ideal. A nosotros nos sigue doliendo el partido del otro día en San Luis, porque mientras estuvimos once contra once lo veía súper ganable. En la segunda falta que hizo el Churro (Ferreyra) el árbitro se apuró a sacarle la tarjeta; la guardó y cuando se dio cuenta de que estaba amonestado era demasiado tarde” puntualizó.

Racing perdió en San Luis, pero Alarcón pudo demostrar ese nivel que capturó al chaira de la tribuna en el segundo semestre del año pasado. “Uno terminó conforme, pero con sensaciones encontradas. Hacía mucho que no jugaba, y una actuación así ayuda mucho para la confianza, pero todo se opaca con la derrota, porque al final del torneo lo que sirve es quién tiene más puntos, y no qué equipo jugó mejor o quién se destacó” subrayó.

Partícipe de aquella noche inolvidable frente a Rivadavia de Lincoln, con una actuación personal superlativa, cuando el equipo de Ranalli ganó 1-0 pese a jugar más de una hora con dos jugadores menos. Ahora vuelve el mismo rival, pero con otras caras: “Vimos el video del último partido, conocemos su idea de juego, trabajamos en el campo de juego la parte táctica en base a lo que ellos nos pueden lastimar, y lo que nosotros debemos hacer”, cerró.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.