Justicia por Sofía: Nos tenemos a nosotras y a nadie más | Infoeme
Martes 03 de Octubre 2023 - 8:36hs
°
Martes 03 de Octubre 2023 - 8:36hs
Olavarría
°

Justicia por Sofía: Nos tenemos a nosotras y a nadie más

Luego de cinco días de búsqueda, el hallazgo sin vida de Sofía Vicente movilizó a los olavarrienses y aunque hubo múltiples operativos, la pregunta sigue siendo la misma: ¿Fue suficiente? y la conclusión también, "las mujeres sólo nos tenemos entre nosotras". 

Por Luciana Pedernera

lpedernera@infoeme.com.ar

 

Apareció Sofia. Apareció muerta. Me duele el cuerpo, no sé cómo sigo parada, tiemblo. Quiero llorar y no sale, quiero gritar y no sale. Estoy en la entrada del campo donde alguien decidió, impunemente, sobre su destino y la dejó allí, sin más. 

 

Sofia desapareció el sábado del Festival de Doma y Folclore. En ese lugar estuve yo, abrazando a mi hermana, siendo feliz, cumpliendo un sueño. No dejo de pensarlo, esa noche había 25 mil personas en el predio de Sociedad Rural. No me justifico, me siento responsable. No la vi, tampoco la escuché y me queda la duda de si ha sido suficiente. 

Su cuerpo aparece hoy -jueves-, un día después del 8M, dónde la noticia no fue su búsqueda sino un par de paredes y un móvil de control urbano pintados. Aunque se intentó, no fue suficiente. Primó el odio por las "feministas" que destrozaron lo público. Primó el odio, ante el deseo de pedir la aparición con vida de Sofía. Porque importa más lo material, que la vida. 

Luego de cinco días de búsqueda, Sofía estaba ahí. En el campo, rodeada de soledad. Me invade el cuerpo pensar lo que pudo haber sentido. Pero ahora lo único que me urge y desprende de mi voz es "Justicia", por ella y por todas aquellas que están esperando, como almas perdidas, que el responsable de su muerte pague.

 

Otra vez, todos llegaron tarde. Porque mientras buscábamos a Sofia, alguien se encargaba de difundir rumores sobre su destino, versiones erradas y dolorosas acerca de su desaparición. Porque, al final, la impunidad en Olavarría, esta a la vuelta de la esquina. Porque los tiempos no son los mismos para todos. 

 

La violencia machista se llevó a Sofi: mientras los poderosos se rasgan las vestiduras por dar clases de moralidad. Mientras el silencio cómplice pone barreras y contagia las calles de desprestigio por el feminismo que lucha. Mientras nosotras, sólo nos tenemos a nosotras y a nadie más.

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.