Lunes 23 de Mayo 2022 - 14:11hs
°
Lunes 23 de Mayo 2022 - 14:11hs
Olavarría
°

Como reliquia, la parroquia de San Vicente entronará un hueso del  Doctor José Gregorio Hernández

El acto de será este sábado a las 19, en el templo ubicado en Moreno al 1.776. A partir del mismo, la reliquia reposará en la iglesia y podrá ser visitada por todos los residentes de la ciudad. 

 

A un año de su beatificación, la Parroquia San Vicente entronizará la reliquia del Beato Doctor José Gregorio Hernández.

 

El acto de entronización de dicha reliquia -un resto óseo de dicho beato- está fijado para este sábado a las 19 en el templo ubicado en Moreno al 1.776.

 

De esta manera, a partir de dicho acto reposará en la parroquia de San Vicente la reliquia de primer grado -osamenta del esternón- del beato Hernández, que podrá ser visitada por todos los residentes de la ciudad y de las comunidades vecinas.

 

 

La iniciativa fue gestionada y encomendada por el mismo Obispo de la Diócesis de Azul Mons, Hugo Manuel Echeberry a petición de la comunidad Venezolana residente, por lo que para la ceremonia se espera la concurrencia de la mayoría de venezolanos radicados en esta ciudad.

 

El doctor José Gregorio Hernández nació en Isnotú, estado de Trujillo, el 26 de octubre de 1864, y estudió primero en su pueblo natal, luego en Caracas, donde, en 1888, se graduó de médico, especializándose en enfermedades bacterianas, por lo que es considerado como el fundador de la Bacteriología en Venezuela.

 

Luego de trasladarse  a su tierra natal para hacer medicina rural, viajó becado a Europa, de donde regresa en 1891 y funda el Instituto de Medicina Experimental, el Laboratorio del Hospital Vargas y varias cátedras de Medicina.

 

Entre sus logros, además, se cuenta el perfeccionamiento del uso del microscopio.

 

En 1909 renuncia a sus labores en Venezuela y se traslada a Italia, para ingresar al monasterio de la Cartuja, como Fray Marcelo. En 1914 ingresó al Seminario, pero debió regresar a su país por problemas de salud.

 

 

Según cuentan las fuentes, dedicaba dos horas diarias para servir a los pobres. Tocaba piano y violín, le gustaba bailar, sabía 7 idiomas y cosía su propia ropa.

 

Continuó sus labores académicos y docentes hasta 29 de junio 1919, momento en que murió en accidente de tránsito, a los 54 años, mientras cruzaba la calle para comprar medicinas para una anciana muy pobre.

 

El 30 de abril del 2021 fue beatificado por el Papa Francisco en un acto que fue visto por toda Venezuela, hecho que generó que se decretara el 26 de octubre como un  día de fiesta por su nacimiento.

 

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.