Jueves 06 de Mayo 2021 - 6:45hs
1.4°
Jueves 06 de Mayo 2021 - 6:45hs
Olavarría
1.4°

Una tarde en barrio Lourdes entre mates y un nombre que se repite: Ezequiel Galli

A casi un mes del inicio del conflicto, luego de días muy intensos, en la toma de terrenos del barrio Lourdes todo sigue igual. A la espera de respuestas, los vecinos insisten con que no reciben ayuda desde el municipio.

Por Luciana Pedernera

lpedernera@infoeme.com.ar

A casi un mes del inicio del conflicto, luego de días muy intensos, en la toma de terrenos del barrio Lourdes todo sigue igual. Algunos refugios improvisados, pequeños fueguitos, móviles policiales, baños químicos y risotadas de niños que deambulan cerca de ese espacio que sueñan a futuro como su hogar, aunque cada vez está más lejos. 

Este jueves Infoeme se acercó hasta el terreno y dialogó con algunas familias que se encuentran en el lugar, luego de que funcionarios municipales aseguraran que muchas de las familias que allí se encuentran reciben asistencia por parte del municipio.

“Siempre la culpa de todo la tenemos los pobres y los pobres lo votamos a él porque queríamos un cambio y ¿Dónde está?”, expresó Silvia una vecina que cuida un terreno para su hija, en referencia a las promesas de campaña del intendente Ezequiel Galli, quien años atrás prometió responder a las demandas de sus necesidades.  

Entre charla y mates, que cada uno tiene en su mano para cuidarse ante posibles contagios, Silvia recuerda que la semana que viene se cumple un mes desde que comenzaron la toma, y asegura que aún no hay respuestas. “Este hombre del municipio (por Diego Robbiani) dice que tenemos asistencia de la municipalidad y nosotros no tenemos asistencia de nada. Nadie viene a mirar si la gente tiene para comer”, aseguró José.

José duerme todas las noches en una estructura improvisada de nylon de silo bolsa y algunas ramas que encontró por ahí. Más de una vez no tiene para comer y debe salir a pedir. “No vamos y robamos como dicen que somos todos vagos, porque dicen que nos den una pala para trabajar”, relató y dejando la pava sobre un fueguito improvisado mostró sus manos: “Yo sí, tengo callos en las manos, no se me cae nada”. Además afirmó que muchas veces termina "rescatando cosas" en el basural porque no sabe leer ni escribir y no le dan trabajo.

En una ronda de cuatro personas los temas van y vienen, pero tienen un protagonista: el intendente. Esperan desde un principio para que les dé una respuesta: “Nosotros no estamos solo para el voto, los necesitamos siempre a ellos”, afirmó uno de los integrantes de la charla. Y una compañera pidió “que venga a embarrarse, que venga a dormir debajo de la lluvia tapado por un nylon, eso debería darle vergüenza ajena”.

Verónica, también está dentro de esta ronda de dialogo, su esposo es uno de los 18 delegados de la toma, en su casa viven 13 personas. “Yo a mi hijo no le puedo dar lugar en mi casa porque no tengo más espacio”, contó y además aseguró que ellos solo reclaman la tierra: “¿Para qué quiere el Intendente este lugar?, ¿de basural? ¿para que anden los ratones y generar enfermedades?”.

La excusa del gobierno es que los terrenos son bajos, no importa que sean bajos, la gente lo va a levantar, no es ignorante”, expresó José. En la toma de terrenos, frente al barrio Lourdes, actualmente hay alrededor de 130 familias que ocupan las parcelas limitadas con hilos, alambres y palos de ramas, todas esperan que la mesa de dialogo convocada por la Defensoría del Pueblo, de la que participan distintos funcionarios municipales y provinciales, les de una respuesta. 

Frente a la presencia policial el grupo de vecinos detalló que el trato es amable y que solo cumplen con su función que es no dejar entrar herramientas de construcción, que les permita avanzar con las obras. 

El atardecer gris amenaza con alguna lluvia, de hecho el Servicio Metereológico Nacional emitió un alerta por tormentas, pero ellos continúan y continuaran allí. Con una despedida de golpe de puño, porque  las medidas sanitarias para hacer frente al Covid-19 así lo requieren, se dio el regreso. Luego de esquivar alambres se escuchó un pequeño llamado, a los gritos, "por favor, mañana vuelvan". 

 

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.