Coronavirus: Cuando la preocupación pasa por ¿qué vamos a comer hoy?

El contexto actual de emergencia sanitaria profundizó la situación de cientos de familia en nuestra ciudad. Trabajos informales, las changas que ya no se pueden hacer, la comida que empieza a faltar. A las medidas adoptadas por el gobierno nacional y municipal se suma el esfuerzo de otros sectores. Hoy conocemos el trabajo de MP La Dignidad y Casa Popular Valeria.

En nuestra ciudad la situación de vulnerabilidad de muchas familias se incrementó a partir de la emergencia sanitaria declarada para combatir la propagación del Covid-19. Esto generó la movilización de distintos sectores de la sociedad, incluso el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Red Solidaria, Caritas Monte Viggiano, Parroquia San Cayetano y Soldados Continentales plantearon al Municipio la posibilidad de crear un Consejo de Asistencia Territorial.

 

El Movimiento Popular La Dignidad es una de las organizaciones que recorre los barrios de Olavarría. Alex Herrera, uno de sus integrantes, habló con Infoeme luego de una extensa jornada de trabajo que comenzó a las 8 de la mañana y concluyó cerca de las 5 de la tarde.

 

 

Formaron un grupo de alrededor de 10 personas que cocinan para lo barrios Matadero, Eucaliptus, Isaura, Belén, Lourdes, Dorrego, Villa Mailín, Nicolás Avellaneda, entre otros. Este jueves prepararon comida para 300 personas, una cifra que se va incrementando día a día y a la que intentan dar respuesta, aunque aseguró que no alcanzan a cubrir toda la demanda.

 

Llega gente desesperada a Casa Popular Valeria que es donde estamos cocinando. Hoy vino una piba llorando porque eran diez en la casa y no tenían nada, relató.

 

 

 

Alex Herrera contó que elaboraron con otras organizaciones un listado de familias a asistir. Aunque el número se incrementa y la gente que se entera que están ayudando con mercadería y viandas, se acerca a pedir ayuda.

 

Para afrontar la demanda reciben donaciones de otras organizaciones, partidos políticos y particulares. “Del Municipio no hemos recibido mucha ayuda. Nos mandaron una cajita de guantes, 40 barbijos y una botellita de alcohol de 500mm. No hemos sido tenidas en cuenta con ningún tipo de mercadería”.


 

“La gente en los barrios está desesperada”

 

Se vive día a día en los sectores más desprotegidos de la ciudad. Alex aseguró que “tenemos miedo que se genere una crisis en el barrio. La gente está desesperada”.

 

Los alimentos son escasos: “de la bolsa de mercadería que te dan, te sirven los fideos para comer en un día si son más de 5. Te sobra el azúcar y el aceite. Pero la comida a veces ni siquiera te alcanza para un día”, afirmó.

 

 

Quienes ayudan y militan en los barrios tampoco escapan a esa realidad. “Yo corto el pasto y vivo de changas. Todo eso se cortó y no sabemos qué más inventar con un paquete de harina. El otro día almorcé tortas fritas, a la tarde comí buñuelos y a la noche las sobras de las tortas fritas y los buñuelos”.

 

Para Alex la cuarentena es posible siempre y cuando los vecinos y vecinas de los barrios tengan un plato de comida en la casa. 

 

“Es imposible estar adentro de tu casa con cinco nenes con hambre. Una está más acostumbrada, hemos vivido distintas crisis pero a los chicos no le podes decir que no tenés comida”, indicó.

 


 

El control policial en las barriadas

 

Para el militante de MP La Dignidad en estas semanas de aislamiento social uno de los aspectos más difíciles de encarar fue atravesar el control policial ejercido en los barrios. Diversas situaciones lo llevaron a afirmar que “hay persecución en los barrios y a veces no se deja salir a los vecinos a buscar comida”, señaló.

 

“Entendemos que hay que hacer las compras en los negocios del barrio pero a veces no los dejan salir a buscar comida. La gente viene a buscar la vianda a Casa Popular Valeria porque no tienen qué comer y a veces los hacen volver a las casas. Eso requiere que tengamos que ir hasta allá y tampoco nos la hacen fácil”, explicó.

 

 

Alex agregó que “entendemos el trabajo que se está llevando adelante pero nos retienen mas del tiempo debido, nos basurean y nosotras estamos trabajando, circulamos con autorización, con un certificado de Desarrollo Social”.

 

Por último, reconoció que aún “no hemos podido aunar esfuerzos con otras agrupaciones porque la verdad no hemos tenido tiempo”. Atender la urgencia fue lo prioritario “y los pocos que somos estamos todo el día en la calle llevándole un plato de comida a la gente, pero creemos que es fundamental que se trabaje en conjunto”.

 

Aquellas personas que quieran colaborar o necesiten asistencia pueden comunicarse a través de las páginas de Facebook de MP La Dignidad o Casa Popular Valeria.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA