Es oficial: Carlos Roldán dejará de ser el Jefe Distrital policial olavarriense

En la tarde de este viernes llegó la comunicación oficial que dispuso el cambio del máximo jefe policial local, banca que ahora será ocupada por Roberto Landoni, quien supo ocupar ese cargo años atrás, también durante la gestión Galli en el palacio municipal.

Desde hace ya varios días la noticia venía girando, con mayor peso en algunos días que otros, también con dimes y diretes que permiten dar lugar a un sinfín de especulaciones y operaciones, algo que tampoco es nuevo. Es más, lo sucedido permite encontrar rápidamente antecedentes no muy lejanos.

 

 

Primero la noticia, Carlos Roldán dejará de ser a mediados de la semana próxima el Jefe Distrital policial local. Dicho más fácil, el máximo responsable de la policía Bonaerense en todo el partido de Olavarría. En la tarde de este viernes se emitió la comunicación oficial desde la Dirección de Personal de la fuerza de seguridad provincial que formalizó la salida del comisario inspector azuleño, que volverá a su ciudad de origen.

 

Se supo que cumplirá funciones en la Jefatura Departamental Azul, donde habría requerido pasar a trabajar teniendo en cuenta que se encuentra próximo a ser padre nuevamente. Vale destacar que su familia está allí radicada. Restará conocer luego, teniendo en cuenta la jerarquía que posee y más las posibilidades reales de ascender a comisario mayor, si su estadía allí es temporal o permanente.

 

 

Su banca será ocupada por quien es actualmente su segundo jefe, el comisario inspector Roberto Landoni, quien supo además ser parte y liderar varias dependencias policiales de la ciudad. Es más, hay otra circunstancia más que tienen en común, que es llegar a la Jefatura Distrital tras una breve estadía en ese mismo cargo, ambos durante la gestión Cambiemos -ahora Juntos por el Cambio- en el palacio Municipal.

 

Se trata de dos funcionarios que han sabido generar buenos lazos con vecinos e instituciones intermedias a partir de no huirle a ese tipo de encuentros e intercambios con la comunidad local. Tal  es así que fueron también bandera de reclamos cuando sus nombres eran puestos en duda para su continuidad, salidas que igualmente terminaron sucediendo.

 

Algo de historia reciente

 

Carlos Roldán llegó a la Jefatura Distrital de Olavarría a mediados de abril del 2017. En aquella ocasión ocupó el lugar dejado por el comisario Mario Busto, quien previó a pasar a retiro supo liderar la Coordinación local en Seguridad Rural, tras un breve paso en Bahía Blanca.

 

 

Sin embargo, la primera jefatura del comisario azuleño no se prolongó demasiado. Fue apenas algo más de medio año, 7 meses para ser precisos, para dejarle el lugar al comisario también azuleño Gustavo Bustingorry, otro que retornaba a ese cargo tras haberlo ostentado allá  por 2011. Aquella salida de Roldán, si bien fue maquillado primero como una licencia y luego como un cambio de funciones (llegando a ser ubicado por algunas horas en el Comando de Patrullas) se vio enmarañado y plena de imprecisiones cuando se indagaba en los por qué.

 

Eso quedó aún más expuesto cuando la llegada de Bustingorry fue más bien una suerte de interinato, una gestión breve, similar a lo que tocó atravesar a su sucesor, Walter Izquierdo. Fueron dos jefes en dos meses, en enero llegó el comisario también azuleño Silvio Messineo, quien hasta ese entonces estaba al frente de la policía Local. Sin embargo, su gestión tampoco supo pasar esa brecha del medio año, con el segundo semestre de ese año se daría el retorno de Carlos Roldán a la Jefatura Distrital, un segundo capítulo que este viernes llegó a su fin pero que el miércoles se hará formal.

 

 

El comisario inspector Roberto Landoni también tuvo una gestión de medio año en la Jefatura Distrital local, fue durante los últimos meses del 2015 y los primeros del 2016. Se podría decir que durante la transición de Scioli y Vidal en la provincia, ya que los cambios en la política de seguridad de una gestión a otra tuvieron una implicancia directa en nuestra ciudad y, por ende, en su carrera policial. Es que en los últimos meses de su gestión Daniel Scioli impulsó profundos cambios en el mapa policial, Olavarría salió favorecido en uno de ellos al ser dotada de una Coordinación, algo que le daba no sólo autonomía e independencia de Azul, sino también un rango de importancia que le permitiría acceder a recursos acordes.

 

Quien era el Jefe Distrital en ese entonces fue ascendido, era el olavarriense Luis Albertario, quien pasó a ser comisario Mayor y titular de la nueva oficina. Su cargo en Distrito fue ocupado, precisamente, por el comisario Roberto Landoni. Con el arribo de Maria Eugenia Vidal, y más precisamente Cristian Ritondo, la situación volvió a cambiar. El nuevo Ministro de Seguridad dispuso volver al viejo mapa policial y con ello Olavarria perdió su status de Coordinación, dependiendo nuevamente de Azul. En abril se daría el arribo de Mario Busto en reemplazo de Landoni y a partir de allí la historia ya mencionada.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA