Viernes 27 de Noviembre 2020 - 10:59hs
20.8°
Viernes 27 de Noviembre 2020 - 10:59hs
Olavarría
20.8°

Día del Psiquiatra: definiciones de la Ley 26.657 y la estigmatización del área        

“En el contexto de pandemia que estamos atravesando sería una situación totalmente preocupante el cierre de cualquier dispositivo especializado en salud mental”, afirmó el director del instituto Interdisciplinario de salud mental de Olavarría Bernardo Carricart.

En el marco de Día del Psiquiatra, que se conmemora cada 22 de noviembre, Infoeme dialogó con Bernardo Carricart, Director del instituto Interdisciplinario de Salud Mental de Olavarría, sobre la importancia de un área que, lamentablemente, no se encuentra justamente valorada en el último tiempo. En especial después del surgimiento de la Ley de Salud Mental 26.657, aprobada en 2010, que, de alguna manera, ubica a la práctica psiquiátrica como objeto de las peores sospechas.     

“En el contexto plena  pandemia que estamos atravesando sería una situación totalmente preocupante el cierre de cualquier dispositivo especializado en Salud Mental, ya sea público o privado, y cualquier pérdida de cama y de prestaciones en Salud Mental sería dramático, porque justamente la demanda ha aumentado, tanto en la reagudización de deterioros cognitivos por el prolongado aislamiento, cuadros depresivos agudos, el consumo de sustancias y episodios de ansiedad. Estamos viendo un aumento de la demanda por lo ya vivido y se espera un aumento de las consultas por lo que vendrá”, afirmó Carricart sobre las implicancias de esta Ley, que, basada en una imagen “estereotípica y malintencionada” sobre ciertas instituciones, parece abogar por la desaparición de los hospitales y clínicas especializadas en salud mental para ser sustituidos por instituciones comunitarias o dispositivos intermedios sin el nivel de asistencia y complejidad que requieren los pacientes graves.

“Nuestras instituciones están  lejos de la imagen que plantean ciertos grupos muy reducidos y a las practicas que hace mención la Ley que se ha dictado en el año 2010 sin la opinión de Asociaciones de Psiquiatras, creo que es muy necesario replantear  a qué se define un manicomio o monovalente, porque un manicomio  dejó de existir hace 30, 40 años, y todas las instituciones especializadas hoy trabajan en forma interdisciplinarias  y polimodal, dando una prestación en su gran mayoría ambulatoria e interdisciplinaria y dejando para un bajo porcentaje la internación y la institucionalización en centros especializados que son auditados por la gerenciadoras de salud, por los ministerios, habilitados por los mismos y trabajando siempre de la mano con la ley de auditorías que corresponden. De ninguna manera son manicomios donde se deposita gente, como quieren hacer creer. Al contrario, los giros de cama son altísimos, las internaciones son continuadas, los equipos interdisciplinarios trabajan en continua restitución a la comunidad”, manifestó Carricart, que como psiquiatra se muestra muy preocupado por los resultados negativos que la de la Ley puede llegar a tener en los pacientes psiquiátricos que, desprovisto de un sistema acorde a sus necesidades, se encontrarían “desasistidos  y con prestaciones de escaso nivel de profesionalizacion” en una sociedad que muchas veces cae en la estigmatización de las enfermedades mentales.      

“Lo que es verdaderamente grave que va a producir esta ley, y que ya produjo en otros países, es una transinstitucionalización de pacientes, esto es, cuando las instituciones de salud pierden camas en Salud Mental, esos pacientes ocupan camas en los penales, generalmente, y las patologías mentales se terminan criminalizando, porque la sociedad no entiende muchas veces que esos pacientes necesitan tratamiento y no ser penados por la ley”, expone el doctor, para quien el homicidio del inspector de la Policía Federal Juan Pablo Roldán, apuñalado por Facundo Roza -un paciente esquizofrénico- a fines del septiembre pasado, funciona, junto con muchos otros casos, como un ejemplo perfecto de esto.       

“Muchas veces hay puntos en que los pacientes deben estar institucionalizados, porque la gravedad así lo requiere. Hay muchas diferentes patologías y muchos diferentes niveles de complejidad dentro de ellas, pensar que la Salud Mental no tiene grados de complejidad es pensar que las patologías tampoco los tienen, ésta es un área que no es para nada ajena al resto de las enfermedades que padece el hombre, por lo cual habrá niveles de atención que pueden ser asisitidas en lo ambulatorio, habrá trastornos que pueden ocupar dispositivos comunitarios, habrá niveles que pueden dar para instancias intermedias de casa autogestionadas o centros y hospitales de día y hay instancias en la que la patología requiere de institucionalización y de la internación  en centro especializados”, afirmó Carricart, en relación a uno de los puntos más controvertidos de la Ley, justamente el que hace referencia al cierre de las instituciones especializadas en Salud Mental, cosa que para él conlleva “quitarles a los pacientes la posibilidad de poder ser derivados a un centro de referencia, a un centro especializado, en definitiva, quitarles un derecho que a nadie se le ocurriría  en otra situación, porque a nadie realmente se le ocurriría, por ejemplo, quitarle el derecho a un paciente cardiológico de ser asistido por un instituto especializado en cardiología”.      

“En la República Argentina el sistema tiene más de 30 años de funcionamiento y se asiste de norte a sur de todo el país, y es un sistema en el que predomina el tratamiento ambulatorio, si uno se fija en las estadísticas, esta clínica tiene de 900 a 1.200 consultas en la región ambulatoria con respecto a muy pocas internaciones, y menos aún las internaciones que están planificadas, por lo cual este tipo de sistemas tiende a planificar el tratamiento del paciente y no al abandono de tratamiento, al contrario, el paciente es controlado, se hace un seguimiento, se habla con la familia, la trabajadora social, las psicólogas, el médico, el personal de enfermería, es  muy amplio el equipo que trabaja en esto, no es que se trata de la decisión única de  un profesional que decide unívocamente cómo tratar al paciente, es mentira que es monovalente”, manifestó el doctor, quien insiste en “combatir la imagen que se ha intentado instalar”, la del psiquiatra como alguien más cercano a un reclusor-torturador que a la de un profesional especializado en un área de la salud que determinado grupo social intenta desarticular.        

“Claramente hoy el cierre de instituciones significaría un recorte de camas de salud mental en el sistema sanitario precarizándose la asistencia de los enfermos con una pérdida de profesionalización y nivel de atención en el sector. También significaría una cantidad enorme de pérdida de puestos laborales, ya que aquí no trabajan solo médicos es un centro polimodal”, afirmó el psiquiatra.       

El Instituto Interdisciplinario de Salud Mental de Olavarría tiene alrededor de 50 camas de internación, cuenta con un Centro de Día,  un policonsultorio, en Azul, y un Módulo de Integración Comunitaria. Cuenta con grupos de profesionales que atienden de forma ambulatoria en diferentes distritos de la zona, con psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales, enfermeros, terapistas ocupacionales, profesores de educación física, toda una estructura que está asistiendo a ese nivel de Salud Mental. Desde allí y desde muchas otras instituciones del área, se intenta luchar para que la Salud Mental no sea estigmatizada ni obstruida por leyes que no siempre tienen como prioridad el bienestar social, es por esto que ninguna oportunidad está de más para revalorizar una especialización tan imprescindible para una sociedad más justa y sana.

“Desde el Instituto Interdisciplinario de Salud Mental y desde el Equipo Interdisciplinario que trabaja en esta institución quisiéramos mandarles un saludo a todos los psiquiatras que trabajan a lo largo de todo el país, un reconocimiento en su día por una labor tan noble y tan fructífera y tan amplia como lo es la psiquiatría quizá una de las especialidades más humanas y complejas de la medicina”, concluyó Carricart.

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.