Competencia de culturismo: “Me sentí discriminado y mal”

Competencia de culturismo: “Me sentí discriminado y mal”

Darío D’Agostino es un deportista con discapacidad de 26 años que hace poco tiempo empezó a incursionar en el culturismo. Infoeme habló con él luego de participar en una competencia organizada por la Asociación de Fisicoculturismo y Fitness de la Provincia de Buenos Aires, donde percibió una situación de discriminación.

Darío D’Agostino es un atleta de 26 años que posee una discapacidad motriz, debido a un accidente automovilístico donde perdió la pierna derecha cuando tenía 19 años. Hasta ese momento jugaba al fútbol en Racing. Luego, practicó canotaje gracias a Lucas Díaz Aspiroz que lo inició en el mundo del deporte para personas con discapacidad.

 

Darío representó a nuestra ciudad en varias oportunidades en el ámbito deportivo en distintas disciplinas y hace un tiempo comenzó a incursionar en el culturismo. Recientemente participó de una competencia en Merlo, organizada por la A.FI.BA IFBB Argentina, la Asociación de Fisicoculturismo y Fitness de la Provincia de Buenos Aires.

 

En ese evento, el deportista sintió que fue discriminado por su discapacidad. En diálogo con Infoeme comentó que viajó el domingo a Merlo a participar de su primera competencia pese a que hace algunos años que practica la disciplina.

 

“Competí dentro de la categoría MenFisi, fui como uno más, no fui a buscar nada especial, competí en el grupo general”. Darío se preparó muchísimo para esa participación: Me entreno igual o más que el resto de los participantes, tengo rutina de varias horas y mi dieta, de lunes a sábado con el domingo como permitido”.

 

Con toda la ilusión, se subió al escenario y lo que pasó ahí lo decepcionó: “Todos hicieron sus poses reglamentarias y yo solo pude hacer una por orden del jurado. Subí último y después a la hora de la premiación subimos los participantes y ni bien subí me pidieron que bajara”.

 

 

Darío viajó junto a su entrenador y pese a ser la primera vez que participaban no esperaban ese trato: “Nos puso mal porque nos preparamos como todos los demás”, indicó.

 

“Mi entrenador habló con un juez  y le dijo que el primer puesto no me lo podían dar porque iba a ser injusto para los demás. Además dijo que hice cosas que no debía haber hecho, pero no me dejaron hacer las poses reglamentarias”, afirmó.

 

 

“De este mal momento quiero sacar lo mejor”

 

Para Darío, la experiencia vivida sirve de puntapié para comenzar a involucrarse más en el tema y tratar de evitar que otro deportista sufra una situación similar. “Yo calculo que la categoría especial no se va a abrir hasta dentro de un tiempo. Mientras tanto quiero que me traten como un par, un igual, y para eso entrenamos”.

 

Su principal objetivo es realizar una capacitación para involucrase en el tema y buscar la forma que la A.FI.BA IFBB Argentina abra una nueva categoría de competencia.

 

 

“Quiero tener los argumentos para defenderme y saber y poder explicarme”, señaló.

 

Para el deportista muchas de estas cosas pasan por un “desconocimiento de los propios jueces” y enfatizó: “yo me sentí discriminado y mal”.

 

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Las más Leídas en Infoeme

  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA