“Decidí entregarme para hacerle saber a la justicia que era inocente”

Con esas palabras de Walter Ariel Leal concluyó la etapa probatoria en el juicio por el crimen de Fernando Palahy. Se trata de la única persona que quedó con el mote de acusado, ya que la parte acusatoria, tanto la fiscalía como la abogada que representa a la familia Palahy, desistieron de avanzar sobre Diego Pais, el otro joven que llegó imputado por el homicidio registrado en 2016. El martes 16 se leerá la sentencia.

 

Ignacio Cerdera

@nachocerdera

 

“Lamento mucho lo que pasó pero no tengo nada que ver”. No quiso declarar ni durante la investigación ni durante el juicio, pero sí aceptó tener la última palabra. Se trata de Walter Ariel Leal, acusado de ser el autor del disparo que mató a Fernando Palahy. “Si decidí entregarme fue para hacerle saber a la justicia que era inocente”, completó.

 

Restaba ver únicamente cómo desde su defensa, llevada adelante por la doctora Soledad Kelly, se contrarrestaba el hecho de haberse entregado, lo cual se erige como el principal indicio en su contra. La explicación que arrojaron, además de lo expuesto líneas más arriba, es que lo hizo también por la presión que sintió debido a publicaciones que se viralizaron tanto por las redes sociales como a través de WhastApp.

 

“Insulta a la inteligencia que alguien se entregaría por la presión en las redes sociales”, retrucó la doctora Elda Donatelli, quien representa los intereses de la familia Palahy.

 

 

Eso es una clara muestra de lo que se vivió en la mañana de este jueves en Azul. Severos contrapuntos y acusaciones marcaron el desarrollo de la jornada y dejaron planteado un panorama con resolución incierta de cara al martes 16.

 

“Autoincriminación espontánea”

 

Tras las continuas demoras y negativas que marcaron el inicio de la jornada, el primero que tomó la palabra fue el fiscal Christian Citterio, quien arrojó lo que podría encuadrarse como la gran sorpresa de la jornada. “Al menos a uno de los imputados”, anticipó mientras repasaba la reconstrucción de los hechos en base a la prueba recabada en la causa y expuesta en el juicio.

 

Segundos más tardes dejaría en claro a que iba: desistir de seguir avanzando penalmente sobre Diego Pais. “No se ha producido ningún elemento de prueba que lo vincule”, señaló.

 

Opuesta fue la mención con respecto a Walter Ariel Leal. Si bien repasó diversos testimonios que lo incriminaron, lo más relevante lo adjudicó a lo hecho por el propio acusado al momento de entregarse a la justicia. “Aquí tenemos al imputado confesando cometer el hecho, entregándose a la justicia”, expuso a medida que le pedía a los jueces que “valoren la prueba racionalmente, con lógica y experiencia, y no deje de lado el sentido común”.

 

 

Sin dudas el testimonio de la pareja del padre de Leal fue el principal estandarte, pero insistió en que el principal elemento fue la “autoincriminación espontánea” del acusado.

 

Pidió que al momento de dictar pena se lo condene a 17 años de prisión y que no se pondere eximente o atenuante alguno. Inclusive pidió la inmediata detención por el hecho. Vale recordar que el joven está actualmente detenido pero por otra causa.

 

Particular damnificado

 

En similares términos se proclamó la doctora Elda Donatelli, quien adhirió a cada uno de los puntos expuestos por el fiscal Citterio. Inclusive acompañó el desistimiento sobre Pais “más allá del convencimiento íntimo que esta parte tiene”.

 

“Nadie que no hubiera tenido participación criminal se habría entregado de esa manera”, añadió sobre Leal. Con ello fue aún más lejos al momento de pedir pena y pidió que la condena sea de 20 años de prisión.

 

 

“Todos testimonios indirectos”

 

Fue la doctora Soledad Kelly quien inauguró los alegatos de la defensa y por varios minutos expuso una intervención que se caracterizó por las severas críticas a la investigación y por el pedido de nulidades. Fue así que, por ejemplo, planteó que no se contemple el testimonio de la pareja del padre su cliente.

 

“Leal es inocente, no fue el autor del hecho”, subrayó. Insistió en que la entrega fue “para probar su inocencia” y por el acoso en las redes sociales.

 

Luego avanzó contra la investigación en sí enfatizando que “no hay prueba directa que pueda sostener su autoría”. “Son todas declaraciones de oídas, todos testimonios indirectos”, arremetió.

 

Con ello pidió la absolución y, que en caso de ser Leal hallado culpable, se lo condene por el mínimo de pena que es de 10 años.

 

El cierre fue para Gustavo Emiliozzi, quien no se extendió mucho más debido a que ya había quedado todo dicho por la querella. El defensor oficial de Diego Pais solo reiteró el pedido de absolución y su cliente cerró la audiencia con un contundente “no tengo nada para decir”.

 

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA