Diego Javier Rojas y todos los mundos posibles

Diego Javier Rojas y todos los mundos posibles

Este domingo en el Centro Cultural Municipal San José se realizará la presentación del décimo libro del escritor olavarriense. Diego Javier Rojas habló con Infoeme sobre “Cocinando con Hansel y Gretel” y sobre la posibilidad de imaginar historias y mundos posibles.

Diego Javier Rojas es un inventor de historias. Traducido al lenguaje adulto, un escritor. En el universo de los chicos (y de los grandes que se animan a sorprenderse) Diego les propone descubrir una variedad inmensa de mundos posibles.

 

Este domingo 14 de abril en el Auditorio del Centro Cultural San José a las 18 (en punto) presentará su décimo libro: “Cocinando con Hansel y Gretel”. Antes, habló con Infoeme y detalló las sensaciones antes del evento.

 

 

“Estoy ansioso porque es la décima presentación y siempre hay que sorprender un poquito, primero a los lectores y segundo sorprender a los que vayan a acompañarme. Hay que tener algo novedoso para mostrar”, señaló Diego.  

 

Estará acompañado por la periodista Claudia Bilbao con quien dialogará sobre el trabajo de escritura. Además habrá sorteos, firma de ejemplares y mucha magia de la mano del mago Hops. Además, el libro cuenta con la fotografía de Alejandro Casamayou y las ilustraciones de Alberto Pez. Pero el trabajo comienza mucho, mucho antes.

 

"Hansel y Gretel" es un cuento clásico que plantea la historia de dos niños que son abandonados en el bosque debido a que su familia no tenía con qué alimentarlos. Perdidos, encuentran la cabaña de una bruja que los encierra con el objetivo de comérselos. Los niños logran escapar y llevarse con ellos un botín que les permitirá volver a su hogar y terminar con la vida miserable que tenían.

 

Esa es la apretada síntesis de una historia rica y plagada de posibilidades. Diego toma elementos de ese clásico y lo trae a la actualidad en “Cocinando con Hansel y Gretel”.

 

“Hubo que agregarle pequeñas cosas que tuvieran que ver con la actualidad para aggiornarlos  y traerlos a este contexto. Fue pensar durante mucho tiempo porque es un cuento que a mí me gusta mucho y que habla sobre el desamparo, el abandono vivido por chicos”, señaló Diego.

 

Es en ese “traer el cuento a la actualidad” que la búsqueda y el trabajo creativo explora distintas posibilidades. “Pensé durante mucho tiempo de qué manera llevarlo a otro contexto que no fuera el bosque, entonces apareció la ciudad. Incluso que los personajes vinieran desde afuera de la ciudad al centro de la ciudad”.

 

 

Cocinar historias

 

Es la ciudad un territorio desconocido para Hansel y Gretel, incluso “no se pierden en el bosque pero se pierden en la ciudad y caen en lo que serían los lugares de comida ‘chatarra’”, destaca.

 

En “Cocinando con Hansel y Gretel” aparece la comida y el ritual de la cocina. “Me gusta mucho la cocina, es para mí un desenchufe de un montón de actividades. Me releja, pienso los ingredientes, voy a hacer las compra con una lista, me gusta cocinar tal cual dice la receta”, explica Diego.

 

Las recetas primero fueron probadas por Diego y luego escritas. “Tuve la suerte de que Laura Di Cola se ofreció a mirarlas y a ayudarme en lo que fueron los tips para que los chicos pudieran cocinar junto con los adultos”.

 

Se puede trazar una especie de paralelismo entre escribir y cocinar. Aparece en ambas actividades un mecanismo en el hecho de pensar y combinar ingredientes o personajes. “Sabés que hay ingredientes que va a amalgamar con otros de mejor manera, y lo mismo cuando vos imaginas un personaje”, indicó el escritor.

 

 

El inventor de historias

 

El trabajo del escritor no es estático. “Las historias primero tienen que salir” y tienen sus tiempos. Sus momentos de escritura, de reposo, de limpieza del texto. Una especie de tejido, una trama con hilos de palabras.

 

En el caso de “Cocinando…” Hansel y Gretel estuvieron dos años esperando por la presentación. En ese tiempo pasaron otros dos libros más porque “siempre hay proyectos que están plasmándose”, contó Diego y adelantó que el próximo mes sale un nuevo libro a la imprenta.

 

Diego escribe desde hace mucho tiempo, aunque no lo mostrara al público. Una vez que lo hizo, no paró. Se siente un afortunado de poder estar en 2019  publicando dos libros -y tal vez salga un tercero para octubre- desde Olavarría y eso que dicen que “Dios atiende en Buenos Aires”.

 

Yo sigo viviendo acá, mando mis trabajos, me llaman y soy un agradecido por eso, expresó Diego.

 

 

“Una escritora amiga, Sandra Comino, me felicitaba porque este camino lo había hecho solo. Yo considero que este camino lo hice con trabajo. Primero desde la promoción de los libros y después escribiendo”.

 

 

 

Promotores de lecturas y de mundos posibles

 

Hay un cuidado y respeto en las historias contadas. Escribir “para chicos” es una tarea que requiere responsabilidad. Los chicos toman las historias y la transforman, la hacen propia.

 

Una vez que la historia comienza circular “ya no es más tuya” y en ese proceso, para Diego los bibliotecarios tienen un rol fundamental.

 

“Hoy la lectura se realiza mucho en las escuelas y creo que no se tiene que perder porque ese lugar tal vez es el único espacio en el cual el chico puede estar en silencio leyendo, entrando en otro  mundo. En la casa tal vez la vorágine de la casa, lo cotidiano, ir a una actividad, volver… los bibliotecarios y demás mediadores de lectura creo que tienen que respetarlo y cuidarlo”, reflexionó.   

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Las más Leídas en Infoeme

  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
  • imagen mas leída
Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias