Cantitos en la política: ¿Futbolización o sentido de pertenencia?

De la “Marcha peronista” al “Si, se puede”, pasando por las militancias, voluntariados y acontecimientos específicos, los cánticos al estilo “cancha” se han vuelto parte de la política. En la siguiente nota los analizamos, desglosamos e intentamos comprender la influencia de las emociones en el terreno político.

Yesica Guevara - Tomás Correa

@yesicaguevara29 - @Toomicorrea

 

En años de elecciones, las grandes – y a veces chicas – masas de personas han acompañado en un rol más que activo a los diversos partidos políticos que habitan en nuestra sociedad. Y los símbolos forman parte de la política.

 

Pero ¿de qué manera lo hacen? En muchos casos, el cántico al estilo “cancha” tomó preponderancia a la hora de expresar las ideas o el acompañamiento a cada partido político o, en muchos casos, a figuras políticas.

 

La emoción, por supuesto, forma parte de la campaña.

 

El politólogo Marcelo Leiras asegura que “todos los votos son emocionales” aunque señala como falta tanto en la “teoría del voto” como en la “teoría de las emociones”, la necesidad de hacer mención al “voto indiferente”: “A la enorme mayoría de la gente, la política le importa muy poco”, afirmó en un podcast de Revista Anfibia.

 

Entender la indiferencia, las decisiones que se realizan con muy poca información o con información superficial, entender cómo juega el prejuicio en el comportamiento, son algunos de los aspectos que destaca Leiras. En este sentido, resulta interesante ver cómo funcionan las pasiones en cercanías de elecciones.

 

Elementos culturales como las canciones ¿aglutinan?, ¿arengan?, ¿motivan? al electorado. El panorama no es claro, por eso, siempre viene bien no dejar de lado ninguna estrategia.

 

La “Marcha peronista” se puede ubicar en las precursoras de los movimientos que recurren a los símbolos. “Perón Perón/que grande sos/mi general/cuanto vales” esbozaba la militancia, en un mero acto de exaltación a su conductor. Mismo caso, claro, la marcha radical “Adelante radicales/Adelante sin cesar/Viva Hipólito Yrigoyen/Y el partido radical”.

 

Los años pasaron, y los cánticos se volvieron parte del “folklore político”. Pero, no siempre fueron positivos. “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo” fue también parte de esa forma de expresar el descontento de una población en medio de una profunda crisis, la de 2001, en un grito ensordecedor contra toda la dirigencia política.

 

 

Del “Si, se puede” al “Si vos querés”

 

Ahora, situémonos en la actualidad: el kirchnerismo – actual Frente de Todxs – sigue utilizando los cánticos y suman cada vez más. Por su parte, en el último tiempo el macrismo – Juntos por el Cambio – también se sumó, principalmente al comenzar con las marchas del “Si, se puede”.

 

Al respecto, por redes sociales circularon letras de un “cancionero” a favor del presidente Mauricio Macri. Estas letras buscan reforzar la identidad de Juntos por el Cambio y hace hincapié en dos cuestiones: revertir los resultados de una elección y no volver “al pasado”.  

 

“Yo no soy como esos, que se quedan en casa, mientras vuelve el pasado, a vendernos sarasa. Quiero ver la Argentina, que quería mi abuelo y contarle a mis nietos, que la hicimos de nuevo, que la hicimos de nuevo”, expresa una de las estrofas divulgadas.

 

La base musical corresponde a una de las canciones insignias de “La Cámpora” creadas en base al ritmo de “Todavía Cantamos” de Víctor Heredia: “Somos de la gloriosa Juventud Peronista, somos los herederos de Perón y de Evita. A pesar de las bombas, de los fusilamientos, los compañeros muertos, los desaparecidos, no nos han vencido, no nos han vencido”.

 

Otra de las canciones de Juntos por el Cambio resalta el apodo del presidente y lo reafirma: “Somos libres, somos independientes, somos los que bancamos al gato presidente”.

 

 

Curiosa también es la “copia” de otra canción de la JP por parte de la militancia oficialista en las marchas del “Si, se puede”: “Habrán paso, llegó la JPRO”.

 

Por otra parte, un fenómeno que se observó a partir de las PASO y que también expresa un deseo concreto es el “Si vos querés”. La banda Sudor Marika logró instalar intervenciones políticas culturales en las calles de la mano del “Macri ya fue, Vidal ya fue, si vos querés Larreta también”.

 

Incluso, en la visita del candidato a gobernador Axel Kicillof, se pudo escuchar el tema “reversionado” en lo local, con un mensaje de apoyo al candidato a intendente del Frente de Todos.

 

 “Ya de bebé, en mi casa había una foto de Perón en la cocina”, dice una de las letras más “famosas” de la militancia camporista. Y al parecer, la música entendida como símbolo apunta a generar y reafirmar el vínculo de los partidos políticos con sus electores.

 

Aunque llevar “la bandera de Evita, de la cuna hasta la tumba” o el “sí se puede, sí se puede vivir en paz”, tal vez, no sea una que canten todos.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA