Miércoles 05 de Octubre 2022 - 2:41hs
13°
Miércoles 05 de Octubre 2022 - 2:41hs
Olavarría
13°

Los milagros de Gilda a 26 años de su trágica muerte

La cantante de música popular sufrió un accidente en el que también perdió la vida su  madre, su hija mayor, integrantes de la banda y el chofer del colectivo en el que viajaban. Hasta la actualidad es recordada por sus poderes curativos.

Foto: Página 12.

El 7 de septiembre de 1996, la cantante de música popular Myriam Alejandra Bianchi, conocida como “Gilda” sufrió un trágico accidente en el kilómetro 129 de la Ruta Nacional 12 en el que también murieron su madre, su hija mayor, otros tres músicos y el chofer del colectivo. Sin embargo, pese a que pasaron 26 años de aquel fatídico episodio, se le atribuyen varios milagros.

 

Según el relato de testigos del accidente, todo ocurrió luego de que un camión de una empresa brasileña mordiera una banquina e impactara de frente contra el colectivo en el que estaba la banda de música. Luego, el vehículo impactó contra dos autos particulares y dio varios tumbos.

 

Tiempo después de la tragedia, los fanáticos de Gilda comenzaron a dejarle ofrendas en el sitio del accidente. Luego, el colectivo en el que viajaba el grupo de cumbia fue trasladado a un costado del KM 129 de la RN 12 y el sitio se convirtió en un santuario en el que miles de fieles continúan rindiéndole homenaje a la artista, quien murió a los 34 años y en una época de pleno éxito.

 

Foto: Gilda junto a sus hijos. (Crédito: La Republica).

 

De todas maneras, los milagros de la cantante empezaron antes de que se produjera su muerte. De hecho, Myriam Alejandra Bianchi era consciente de que muchos fans creían que tenía poderes curativos, aunque según diferentes versiones, no se sentía cómoda con dicha idea.

 

En 1994, en medio de un recital que brindó en San Salvador (Provincia de Jujuy), Gilda advirtió que una niña lloraba desconsoladamente. Al terminar el show, una abuela con su nieta se acercaron para tocarle la puerta. Se trataba nada menos que de la pequeña que había llorado en el concierto. Allí, la cantante se enteró que la niña le hacía escuchar sus canciones a su madre, que estaba enferma y cuyo diagnóstico médico era preocupante, para que se curara. Tiempo después, la madre de la niña se curó.

 

Frente a esto, la versión de que la cantante podía hacer milagros se corrió en todo el país y, en pleno show, una mujer que padecía diabetes le pidió que le tocara la cabeza para curarla. La cantante le advirtió que ella no era capaz de hacer milagros, pero sí le aclaró que la música podría sanarla. "Bienvenida sea la música", le sugirió y luego empezó a cantar "Corazón valiente", uno de los temas más aclamados por el público.

 

En una entrevista a Télam, en 2016, un herrero llamado Carlos Maza relató cómo fue el hecho milagroso que le atribuye a Gilda. "Mi segundo hijo nació con cáncer y pocos días antes de la cuarta operación, veo en la tele a una nena llorando que contaba que su madre se había curado con Gilda. En ese momento pensé: ¿Por qué no a mí?".

 

Maza dejó en claro que no tiene "una explicación" para justificar el milagro. "Simplemente me aferré a eso, a prometerle que si mi hijo salía bien yo me iba a encargar de que su lugar estuviera siempre lindo. Hoy pienso que todos tenemos una misión", indicó.

 

Foto: La Vanguardia.

 

Tras el milagro, Maza le hizo un monumento a Gilda en la zona del accidente, pero luego debió construir una glorieta. Como miles de personas de todo el país se acercaban para dejar ofrendas y homenajes, el herrero construyó una glorieta y después debió construir un galpón.

 

Finalmente, y por pedido de las autoridades entrerrianas, Maza debió mudar todo al terreno de enfrente. Como dicho sector era privado, lo compró. Todavía emocionado por lo acontecido, expresó: "Mi hijo hoy tiene 25 años y me dio un nieto".

 

Otra de las versiones que circuló durante años tiene como protagonista a un hombre que no podía caminar. Justamente después de haber asistido a un recital de Gilda volvió a caminar con normalidad, por lo que este milagro también se le atribuyó a la ídola popular.

 

Gastón Alarcón, presidente del Fans Club de Gilda, sostuvo que mucha gente llevaba a sus hijos a los recitales para que la cantante les tocara la cabeza y les bajara la fiebre. Incluso, varias personas también se acercaban para agradecerle por haber superado dolencias o enfermedades.

 

Fuente: El Destape.

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.