Miércoles 10 de Agosto 2022 - 10:51hs
Miércoles 10 de Agosto 2022 - 10:51hs
Olavarría

Qué tiene que ocurrir para que caiga nieve

 Las condiciones climáticas que deben darse paso a paso para que ocurra este fenómeno.

¿Qué tiene que pasar para que caiga nieve? Es la pregunta que muchos tienen cuando hace frío, por lo que vale la pena conocer la respuesta. Lo cierto es que deben cumplirse una serie de pasos en cuanto a las condiciones climáticas para que ocurra este fenómeno. 

El principal requerimiento para que se forme la nieve es que el aire sea enfriado por debajo de la temperatura de la saturación del hielo en la nube. Si se cumple con ese valor, la humedad sobrante se convertirá en hielo.

 

Qué tiene que pasar para que caiga nieve

Para que se forme correctamente, las temperaturas tienen que rondar los 0 grados centígrados o menos. Además, es necesario un cierto nivel de humedad en el ambiente para que el proceso se concrete. De hecho, hay muchos climas secos en los cuales se dan temperaturas de frío extremo que igualmente jamás llegan a ver la nieve.

El agua que cae de las nubes se transforma en finos cristales de hielo, que a su vez van a la tierra en forma de copos, habitualmente denominados como "nieve". El fotógrafo estadounidense Wilson Bentley descubrió tres cuestiones fundamentales al respecto: que su formación es el resultado de la acumulación de cristales, que cada copo es diferente y que todos ellos tienen seis lados.

 

Cómo se forma la nieve

Los cristales se unen entre sí gracias al choque entre gotas microscópicas de agua mientras se precipitan al vacío: se trata de un tipo de precipitación sólida. En ella, el agua de las nubes comienza a caer en forma líquida, pero cuando las temperaturas son inferiores a los 0°C, las gotas líquidas acaban por cristalizarse.

Cuando los cristales colisionan entre sí, quedan unidos y entonces forman lo que se conoce como "copos de nieve". Cuantos más cristales choquen, mayor será el peso del copo de nieve que, al provenir desde de las nubes, cae debido a la fuerza de la gravedad. De acuerdo con la Fundación Aquae, más de un 90% del copo es "aire atrapado", lo que lo convierte en un gran aislante térmico.

Además, la nieve tiene una buena capacidad de adaptación. Por lo general, la temperatura del aire tiene que estar cerca del punto de congelación para que se pueda formar la nieve. Pero si la lluvia cae durante el tiempo suficiente, puede ir enfriando el aire a su alrededor en ese proceso.

En este marco, se crearán las condiciones ambientales necesarias para que se pueda ver cómo se forman los copos. Por lo tanto, la temperatura puede llegar a los 6°C en el suelo y la nieve puede seguir cayendo igual.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.