Jueves 01 de Diciembre 2022 - 1:28hs
16°
Jueves 01 de Diciembre 2022 - 1:28hs
Olavarría
16°

Quiénes son los olavarrienses que tienen su calle en la ciudad

Entre las denominaciones se encuentran, no solo grandes próceres nacionales, sino también figuras locales que merecen su reconocimiento.

Colocar el nombre a una calle, una plaza o un parque es un gran reconocimiento para cualquier persona. En muchas ciudades se repiten los próceres elegidos, pero también hay figuras locales que han recibido su merecido reconocimiento. Tomaremos solamente la capital del partido, nombrando a aquellos nacidos en Olavarría, como así también a los que vivieron aquí. 

Amparo B. Castro tiene la particularidad de ser el primer intendente de Olavarría nacido en la ciudad. Por ese motivo es que ha sido debidamente homenajeado, en 1949, , diez años después de su fallecimiento, con una calle que lleva su nombre. La misma no siempre se ubicó en la arteria actual, sino que se trataba de la continuación de la Alsina en el barrio San Vicente. Con el nuevo ordenamiento realizado en 1958 adquirió su nuevo lugar.  

Amparo B. Castro

El último olavarriense nacido en Olavarría en ser homenajeado con una calle fue Diego Wagner, quien lamentablemente falleció mientras desarrollaba su labor en el submarino ARA San Juan. El 15 de noviembre del 2021, en un emotivo acto en el que estuvo presente toda su familia, Vergara entre Hornos y San Martín pasó a llamarse Capitán de Corbeta Diego Manuel Wagner.

Wagner nació y se crió en Olavarría. Se graduó de Licenciado en Administración de Recursos Navales para la defensa con orientación en Comando Naval. Cursó sus estudios en Unidad Académica Escuela Naval Militar de Rio Santiago ubicada en Ensenada. Al momento de la desaparición del submarino se desempeñaba como Jefe de Electricidad y Propulsión del Ara San Juan.

 

Los olavarrienses por adopción

 

Como señala Marcos Rodríguez en su majestuosa recopilación de historias olavarrienses, el primer local por adopción en tener su calle en Olavarría fue el político conservador Isaías Mendiburu en 1913. El homenajeado fue intendente de la ciudad y senador provincial. La arteria elegida era la continuación de Bolívar en el barrio Luján. Paradójicamente, con el nuevo ordenamiento producido en 1958, perdió su estatus y su nombre no fue trasladado

En 1835 nació en San Vicente, Celestino Muñoz, un hombre que ocupó un lugar importante en la historia olavarriense, teniendo un rol fundamental en los combates de la zona. Una vez que Olavarría fue declarada cabeza del partido en 1878, la provincia de Buenos Aires nombró a las primeras autoridades locales. Muñoz formó parte de la Corporación Municipal, el primer gobierno local.

Tras su muerte en 1914, Muñoz recibió su homenaje con el nombramiento de la continuación de la calle Rivadavia en el barrio Mariano Moreno. Con la reconfiguración de 1958, su nombre fue trasladado a su ubicación actual. Además, la localidad rural Muñoz recibió su denominación por él, al ser el propietario de los terrenos en los que se emplazó la estación ferroviaria.

Pablo Fassina nació en Italia, pero en sus 71 años logró ser una de las figuras más importantes de Olavarría. Fallecido en 1931, fue el propulsor, fundador y presidente de la Sociedad Rural y el Banco de la Edificadora. Además de ser concejal por varios períodos, tuvo una activa participación en la Sociedad Italiana, la Escuela Normal, el Consejo Escolar y el Asilo San José.

Pablo Fassina

Primeramente, en 1933 fue homenajeado con la continuación de Lamadrid en el barrio Mariano Moreno, para luego ser trasladado a su ubicación actual. Además, posee su monumento en el Cementerio Municipal y una plaza, donde casualmente   – o no – funcionó por primera vez la Sociedad Rural. También fue homenajeado con el título de “Caballero del Trabajo” en su Italia natal.

Un año más tarde, el Concejo Deliberante le rendiría homenaje a Armando Collinet, otorgándole la continuación de la calle Lamadrid en el barrio San Vicente. Se trata de otro de los olavarrienses por adopción. Oriundo de Paso de los Libres (Corrientes), llegó a nuestra ciudad con 29 años. Fue miembro de varias comisiones de instituciones locales y se desempeñó como presidente del Concejo Deliberante, Comisario y dirigió la Biblioteca Popular que actualmente lleva su nombre.

Aunque vivió en Olavarría por más de 50 años, Ramón Rendón nació en Río Cuarto (Córdoba) en 1961. Comerciante y luego escribano, se desempeñó en la actividad pública y llegó a ser Senador Provincial y Ministro de Obras Públicas de la provincia de Buenos Aires. En 1938 fue condecorado, luego de su fallecimiento, con la continuación de la calle Lavalle en San Vicente. Luego de 20 años, sería trasladada a su ubicación actual.

Ramón Rendón

Otro de los “próceres” locales que tienen su calle en Olavarría es Antonio Pelegrino. Nacido en Buenos Aires en 1873, ya para sus 22 años se encontraba viviendo en nuestra ciudad, desarrollando la profesión de hojalatero. Se desempeñó como concejal, Mayor Contribuyente, Juez de Paz suplente y Defensor de Menores. Se destacó siendo el primer presidente de la Sociedad Argentina de Socorros Mutuos y fue el principal propulsor de la Cooperativa Municipal de Electricidad Ltda. A los tres años de su fallecimiento, en 1941, se le dio su nombre a una calle.

Camilo Giovanelli tiene la particularidad de haber sido elegido como el primer intendente de Olavarría. Cuando se realizó el cambio en el Régimen Municipal de la provincia de Buenos Aires, los concejales lo eligieron, de manera indirecta, como primer el mandamás municipal en 1890. En 1950, fue debidamente homenajeado, colocando su nombre a la prolongación de la Vicente López en San Vicente.

Al año siguiente, Ernesto V. Merlo recibiría su homenaje llevando su nombre la continuación de la avenida Almirante Brown en el barrio Mariano Moreno. Nació en Cañuelas, pero llegó siendo apenas un niño a Olavarría. Médico, investigador y docente, desarrolló su profesión en la Ciudad de Buenos Aires. Allí formó parte del equipo que realizó la primera transfusión de sangre en un ser humano en el mundo.

José Luis Torres era de origen español. Nacido en 1882, llegó a la Argentina con casi 20 años. Se trató de un hombre dedicado íntegramente a la educación, que en 1913 fundó el Instituto Sarmiento, que durante años el único secundario junto con el de la Escuela Normal. En 1953 fue reconocido como uno de los educadores más importantes de la ciudad recibiendo una calle con su nombre.

Poco antes del Golpe de Estado del 55, se nombró Amadeo Grimaldi a la continuación en San Vicente de la calle 25 de Mayo. Fue intendente entre 1936 y 1940 y, bajo su gestión, se realizaron las obras del Matadero y el Teatro Municipal. Nacido en la vecina localidad de Azul, estudió Medicina en Buenos Aires y luego se radicó en Olavarría.

Ese mismo año, el también médico Rufino D. Fal fue homenajeado con el nombramiento de su calle. La misma, poseía la ubicación actual. Hijo de inmigrantes españoles, dirigió el Hospital Municipal en dos oportunidades, hasta su fallecimiento en 1954. Fue, además, presidente del Club Racing y la Liga de Fútbol de Olavarría.

 

Fuente: Calles e Historias de Olavarría 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.