Sabado 23 de Enero 2021 - 1:00hs
26.1°
Sabado 23 de Enero 2021 - 1:00hs
Olavarría
26.1°

Yerba, chizitos, cebolla y dulce de leche: el ingenio para meter droga en la cárcel

El personal del Servicio Penitenciario Bonaerense se ha encontrado con los más variados escondites en las encomiendas que llegan a las cárceles en el contexto de pandemia. Desde un saquito de matecocido relleno de marihuana hasta verduras que llegan estupefacientes en su interior.

Durante la pandemia de Covid-19 los internos de las cárceles bonaerenses suspendieron las visitas y se realizó una compensación permitiendo el uso de celulares y la recepción de encomiendas. A partir de ello se reforzaron las tareas en el control para que no ingrese el virus, por un lado, y sustancias no permitidas, por el otro.

En la sección requisa de las Unidades 2, 27 y 38 de Sierra Chica, así como en la 17 de Urdampilleta, se incrementaron los intentos por ingresar drogas bajo cualquier vía, según informaron desde el Servicio Penitenciario Bonaerense. El personal se ha encontrado con mecanismos realmente ingeniosos.

Esto trajo como consecuencia modificaciones en la operatoria de control. Comenzaron a emplearse canes especialmente formados para la detección de drogas. Ante cada hallazgo se da intervención a la Policía bonaerense y se inicia una causa penal por la infracción a la Ley de Drogas en el que se da intervención el fiscal Lucas Moyano, titular de la UFI Nº 19 dependiente del Departamento Judicial de Azul.

Durante la pasada semana, en las Unidades 17 y 38 hallaron cerca de 180 gramos de marihuana oculta en paquetes de yerba, chizitos, grasa vacuna, dulce de leche, gel y shampoo. Por su parte, incautaron 0,18 gramos de cocaína en el mismo recipiente de dulce.

Desde el inicio de la cuarentena se detectaron 1714,97 gramos de marihuana, 25,43 de cocaína y 671 pastillas en las cuatro unidades que integran el Complejo Centro Zona Sur. De acuerdo a la información brindada, semana a semana han aumentado las incautaciones.

Entre los escondites más ingeniosos se encuentran los recipientes de lavandina con doble fondo, cebollas, papas y zanahorias con corazón de estupefacientes, pastillas escondidas en las alas de un pollo o saquitos de matecocido rellenos con marihuana. Hallaron huevos y fideos mostacholes con drogas dentro.

Además del ingenio se destaca el nivel de perfección en el trabajo por ingresar los estupefacientes. Encontraron galletitas circulares perfectamente perforadas con marihuana en el centro o supuestos alfajores bañados en chocolate que esconden tapas de gaseosa con los estupefacientes. Se suman a las clásicas hileras de pastillas cocidas en las costuras de las prendas.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.