Obligada por los costos, Vidal frenó las medidas de contención

El paquete de medidas sociales iba a ser anunciado el miércoles de la semana pasada. Sin embargo, medios bonaerenses afirman que los anuncios económicos nacionales tendrán un impacto de 4000 millones menos en las arcas provinciales. La situación habría llevado a congelar las acciones a la espera de una evaluación del impacto que tendrá sobre las cuentas provinciales.

 

 

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, postergó sin fecha el anuncio de las medidas sociales para enfrentar la crisis pos-devaluación, mientras su equipo evalúa el impacto que tendrá sobre las cuentas provinciales la baja de impuestos decretada por el Gobierno nacional.

 

 

El anuncio, que en principio se había planeado para el miércoles de la semana pasada, quedó congelado a la espera de que se analicen los números finos del impacto que tendrá sobre Buenos Aires las medidas sociales anunciadas por la Nación tras la derrota de las PASO: en la Gobernación creen que serán unos $ 4.000 millones menos, aunque algunos cálculos elevan esa cifra a $ 6.000 millones.

 

Se trata de la retracción de recursos que Buenos Aires debería recibir por la recaudación del IVA y el Impuesto a las Ganancias. La semana posterior a las PASO, el Gobierno de Mauricio Macri anunció la quita de la carga impositiva a los productos de la canasta familiar, al tiempo que elevó el mínimo no imponible de Ganancias, entre otras medidas. Como ambos tributos son coparticipables, se estima que sobre las provincias recaiga la mitad del costo fiscal de los anuncios.

 

Esta situación hizo revisar la estrategia bonaerense, que planeaba lanzar, inmediatamente después de Nación, su propio paquete de medidas de alivio.

 

Se trataba de un plan para atemperar el impacto de la inflación potenciada por la devaluación del peso que se produjo luego de las PASO, en  las que el oficialismo sufrió una dura derrota en la provincia de Buenos Aires además de la nacional.

 

En ese paquete estaba en estudio un bono salarial extraordinario (que sería de $ 5.000) para los empleados públicos, un aumento de las jubilaciones y el incremento de las partidas sociales (comedores y planes) como se hizo luego de la devaluación de 2018.

 

También se evaluaban diferimientos impositivos y apoyo a las Pymes, que llegarían vía el Banco Provincia, que estudiaba, a su vez, sumarse a la contención de los deudores de créditos UVA.

 

Fuente: DIB

 

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA