Miércoles 05 de Octubre 2022 - 2:09hs
13°
Miércoles 05 de Octubre 2022 - 2:09hs
Olavarría
13°

Día del Maestro: “Ser docente es ser un puente”

En el Día del Maestro, conocemos a María Celeste Zimmermann, quien desempeña tan preciada labor en instituciones rurales.

“Ser docente es ser mediador, es ser un puente. Siempre teniendo en cuenta que enseñar es cuidar, es incluir, es crear lazos, crear vínculos. Si uno no puede crear lazos de afectos con sus alumnos no podemos enseñar, no se logra nada”, dice María Celeste Zimmermann con un tono pausado, sin ninguna prisa pero con la precisión de quien sabe qué quiere de su profesión. En pocas palabras define con claridad esta gran labor, la de ser maestra. ¿Quién no se acuerda de su maestra de jardín o de los primeros años de escuela? Son las que nos marcan a fuego en esos años de aprendizaje y nos dejan grandes recuerdos para nuestra vida adulta.

Zimmermann es oriunda de Espigas y estudió Maestra Jardinera y Maestra Maternal en el Colegio Rosario de Olavarría. Ni bien se recibió, volvió a sus raíces y allí, desde hace 20 años, se desempeña como docente. “Gracias a Dios y a la vida tuve la suerte de trabajar siempre de lo que amo y en mi contexto, en mi lugar de pertenencia. Trabajar en mi localidad es también una responsabilidad muy grande, una emoción y un respeto, porque es mi jardín de toda la vida. El contexto rural es mi ámbito, mi lugar de pertenencia”, señala a Infoeme con orgullo y agradecimiento.

“Ser docente es ser mediador, es ser un puente. Siempre teniendo en cuenta que enseñar es cuidar, es incluir, es crear lazos, crear vínculos. Si uno no puede crear lazos de afectos con sus alumnos no podemos enseñar, no se logra nada”.

La docencia en el contexto de ruralidad tiene sus particularidades. Las aulas son más pequeñas y el trato es más cercano. “El ámbito rural es una experiencia maravillosa, donde tenemos día a día un encuentro personalizado con nuestros alumnos, teniendo en cuenta que los jardines rurales tienen poca matrícula. Tal vez se conoce un poco más de su vida, porque tiene un contacto cotidiano en la vida del pueblo, no solo lo institucional”, señala Zimmermann, quien actualmente se desempeña en el Jardín 909 de Espigas y 904 de Blanca Grande.

Pero, ¿cómo es ser docente en una institución educativa rural? “Los docentes rurales, en las comunidades rurales, somos más que docentes, somos referentes de las familias. Muchas veces confidentes, colaboradores, estamos presentes para todo lo que necesiten. Esta relación con la familia y la comunidad es muy estrecha”, responde la docente en diálogo con Infoeme. “Ejercer la docencia en el contexto rural, como en cualquier otro contexto que se enseña, es pensar. Es buscar estrategias, siempre mirando diferente lo cotidiano y acercando a los niños y a las niñas a contextos que no son tan cercanos para ellos”, agrega.

Todos los días aprendemos algo nuevo. Los niños y las niñas son genuinos, son verdaderos, dicen la verdad, nos enseñan que todos somos iguales, nos enseñan a incluir, que no hay diferencias entre las personas, que todos podemos trabajar en conjunto, que todos podemos hacer algo en común. Y las familias también nos enseñan a que tenemos que estar unidos. Son un pilar fundamental en la relación que tenemos con los niños. Sin la familia no podríamos crear lazos con nuestros alumnos”, señala sobre su rol. No se trata solo de enseñar, sino también de aprender y de ser ese “puente” que los una como comunidad.  

“Todos los días aprendemos algo nuevo. Los niños y las niñas son genuinos, son verdaderos, dicen la verdad, nos enseñan que todos somos iguales, nos enseñan a incluir, que no hay diferencias entre las personas, que todos podemos trabajar en conjunto, que todos podemos hacer algo en común".

La pandemia nos atravesó a todos como sociedad, pero en la docencia tuvo un impacto mayor. La misma labor debió reestructurarse para hacer frente a la continuidad pedagógica. “En ese momento donde no sabíamos lo que iba a pasar tuvimos que pensar la continuidad a pesar de las discontinuidades, buscar diferentes estrategias para llegar a las familias con propuestas de actividades. Muchas de esas familias no tenían conectividad así que utilizábamos los cuadernillos que recibíamos del nivel o cuadernillos que preparábamos con mis compañeras cada una en su casa. Aprovechábamos los momentos de entrega de los bolsones de alimentos para estar en contacto con las familias, mirarlos, escucharlos, hablar con ellos y no perder ese lazo de confianza que teníamos con ellos. Sobre todo, escucharlos”, recuerda sobre ese año y medio caracterizado por el distanciamiento social.

“Teníamos que estar ahí, presentes. Y ser como siempre, ser ese referente que ellos saben que está presente. No somos los mismos después de la pandemia. Las infancias, nuestros niños y niñas no son los mismos. Las familias no son iguales, los docentes no somos los mismos. Fuimos atravesados y creo que aprendimos y nos dimos cuenta que hay diferentes maneras de relacionarnos y de encontrarnos. Y sobre todo, diferentes maneras para poder tener en cuenta al otro, no olvidarnos del otro”, agrega en diálogo con Infoeme.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.