Jueves 06 de Mayo 2021 - 6:14hs
6.4°
Jueves 06 de Mayo 2021 - 6:14hs
Olavarría
6.4°

Santiago del Estero: tenían un vacunatorio en su casa con 283 dosis robadas

La justicia sostiene que las aplicaban a cambio de gran cantidad de dinero. En el lugar secuestraron insumos médicos y un revólver.

Foto de NUEVO DIARIO WEB

Se trata de un enfermero del área de Inmunización del Ministerio de Salud de Santiago del Estero, quién junto a su esposa fueron detenidos este fin de semana por el robo de 283 dosis de vacunas contra el covid-19. La investigación policial derivó a que, en su domicilio, llevaban adelante un consultorio de vacunación privado por el que cobraron gran cantidad de dinero. Los detectives buscan al menos a otras dos personas que trabajaban con la pareja detenidas en la enfermería del barrio San Germés.

Las autoridades del Ministerio de Salud de Santiago del Estero advirtieron el faltante de vacunas en un sector que es custodiado por personal del Ejército Argentino, al que  muy pocas personas tenían acceso, según informó el portal Nuevo diario Web.

La jefa de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, Dra. María Florencia Coronel, fue quien realizó la denuncia al corroborar que faltaban dosis, e inmediatamente intervinieron los detectives de la División Homicidios y Delitos Complejos Capital de la Policía provincial. Al rastrear lo ocurrido en las últimas horas, registrado en las cámaras de seguridad, vieron que el enfermero del área de Inmunización -encargado de controlar con personal del Ejército Argentino las dosis- sacó dos cajas del lugar. 

Los investigadores policiales determinaron que en el domicilio de la manzana 19, lote 22, del barrio San Germés, en la zona sur capitalina, la pareja de sospechosos detenidos tienen una enfermería denominada Consultorio de Enfermería del Sur (CES), donde se secuestraron muchos elementos de residuos patológicos (utilizados) y una gran cantidad de dinero en efectivo, que estaba en una conservadora.

Por el momento intentan identificar a todas las personas inmunizadas ilegalmente. La Justicia y los investigadores tienen los teléfonos de los sospechosos, donde habría información sobre los turnos que recibían las personas para colocarles las vacunas. Además los policías analizan toda la información que tienen los aparatos de telefonía móvil, a fin de identificar a todos los que fueron inmunizados ilegalmente contra el Covid-19 y ponerlos a disposición de la Justicia. No se descarta que, una vez identificados, puedan ser detenidos.

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.