Condenaron a un preso olavarriense que salía a robar en Azul

Junto a otro interno que también fue sentenciado formaban parte del programa "Casas por Cárceles" y estaban en la Unidad 7 de Azul. En agosto de 2017 se escaparon para robar en una vivienda situada en cercanías al penal. Durante el hecho, una mujer y sus cuatro hijos fueron amenazados por los delincuentes, quienes antes de huir llevándose diferentes cosas de valor dejaron atadas a las víctimas. A ambos reclusos una jueza les dictó respectivas condenas a seis años de prisión y los declaró reincidentes.

Una jueza condenó a respectivas penas de seis años de prisión a dos presos que en agosto de 2017, estando en la Unidad 7 de Azul y formando parte del programa "Casas por Cárceles", salieron a cometer un robo en una vivienda situada en inmediaciones del penal, hecho que tuvo como víctimas a una mujer y a sus cuatro hijos cuando estaban durmiendo. Uno de los reclusos es oriundo de Olavarría.

 

Las sanciones para dos de los imputados que tiene esta investigación penal habían sido el resultado de un juicio abreviado tramitado en el Tribunal Oral en lo Criminal número 2 de Azul, informaron a EL TIEMPO voceros judiciales.

 

Los presos condenados en esta primera instancia fueron identificados como Emiliano Daniel Cavalleri, un “cementista” nacido en Olavarría de 26 años de edad, y Luis Ezequiel Espósito, un parquero oriundo de San Isidro que tiene 30 años y figura con último domicilio en la ciudad de 9 de Julio.

 

Alejandra Raverta, magistrada que intervino en este proceso abreviado, declaró a ambos encausados "coautores penalmente responsables de un robo agravado por su comisión en poblado y en banda y por el uso de arma", delito que -según quedara probado- cometieron junto a otros internos el 17 de agosto de 2017.

 

Aquel día, alrededor de la hora cinco, fueron "al menos seis personas de sexo masculino, conforme un plan previamente pergeñado y con clara distribución de tareas", quienes "irrumpieron" en la vivienda donde a pocas cuadras de la Unidad 7.

 

 

En la investigación penal que se iniciara por lo sucedido, posteriormente fueron identificados como los presuntos autores del hecho los dos presos condenados en este juicio abreviado y un tercero que todavía no ha sido juzgado. Llamado Diego Alejandro Cumar, en el fallo la jueza Alejandra Raverta se excusó de seguir interviniendo en su situación procesal "por haber emitido opinión -escribió la magistrada del TOC 2- en los presentes actuados".

 

La vecina y sus cuatro hijos, entre los cuales había menores de edad, estaban durmiendo cuando en su propiedad se metieron los delincuentes, para lo cual rompieron las bisagras de una ventana ubicada en el frente del inmueble

 

Tres de los autores de este violento robo ingresaron a las habitaciones donde la vecina y sus hijos dormían aquel día. "Y tras intimidarlos con facas que portaban -escribió en el fallo la Jueza del TOC 2- les manifestaron: 'Me dijeron que tenés plata, dame los 50.000'".

 

El robo consistió en las sustracciones de tres televisores, una computadora portátil, dos controles remotos, teléfonos celulares, una radio, dos alianzas de oro, una billetera, tarjetas de crédito y cuatro cheques.

 

Además, los delincuentes se llevaron un pendrive, un revólver de plástico con mira telescópica, prendes de vestir y "otros elementos que se hallaban en la morada, dándose a la fuga del lugar previo atar con cordones y cables en sus manos a las víctimas", se mencionó también en la resolución.

 

Reyerta y requisa

 

Las pruebas reunidas en la causa penal que en su momento se iniciara por el hecho se convirtieron en elementos para dar por demostradas en este juicio abreviado las autorías de los dos presos.

 

Tanto Cavalleri como Espósito habían sido señalados por las víctimas como dos de los sujetos que ingresaron a la casa a cometer este robo.

 

Uno de ellos, según lo referido, portaba "un fierrito"; mientras que el otro coimputado utilizó para cometer el ilícito lo que en el fallo se describió como "un palo con un fierro largo".

 

Aquel mismo día en que este robo se produjo, en el interior del penal se recuperaron varios de los elementos sustraídos.

 

Las sospechas apuntaban hacia los internos ahora condenados, quienes en ese entonces formaban parte del programa "Casas por cárceles" y ocupaban las viviendas que, extramuros, están en el penal de varones de Azul.

 

Ese sector de la Unidad 7 se había convertido en escenario de una requisa, procedimiento que llevaron a cabo los agentes penitenciarios después de que los reclusos implicados en este robo protagonizaran una reyerta.

 

Los guardias del penal, tras controlar la situación, entre los elementos robados que habían recuperado, en poder de uno de los imputados -dentro del bolsillo de un pantalón deportivo que tenía puesto- hallaron los cheques.

 

"Haber cometido el hecho amparados en las horas de la noche, lo que les facilitó no ser vistos por terceros, y la circunstancia de haberlo perpetrado cuando estaban detenidos cumpliendo sendas condenas" fueron consideradas agravantes a las penas de seis años de prisión dictadas para ambos reclusos sometidos a este juicio abreviado.

 

Nota: Diario El Tiempo de Azul 

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA