Domingo 24 de Enero 2021 - 10:04hs
24.1°
Domingo 24 de Enero 2021 - 10:04hs
Olavarría
24.1°

“Es para valorar que hoy Olavarría tenga a todos sus clubes de pie”

José Luis Veyrand está a cargo desde hace casi una década de la Sociedad de Fomento Mariano Moreno y como siempre con el espíritu fomentista como estandarte le hizo frente a una pandemia que jamás imaginó.

 

El reelecto presidente de la Sociedad de Fomento Mariano Moreno, José Luis Veyrand dialogó con Infoeme y contó cómo fueron estos meses, los trabajos en el predio de 6 hectáreas que recibieron a fines del 2019 y catalogó como un "verdadero acierto" la creación de la Unión de Clubes, entre varios otros temas.

 

Los primeros dos meses fueron caóticos porque uno nunca se imaginó una perspectiva de trabajo de total inactividad, eso me paralizó a mí y el resto de la Comisión Directiva” rememoró el presidente que fue reelecto dos días antes que la entidad ubicada en el corazón del barrio Sarmiento deba cerrar sus puertas.

 

 

José Luis Veyrand pasa sus días entre su trabajo en ANSES y la Sociedad de Fomento Mariano Moreno, entre charlas contó que pasa tres horas diarias en la oficina y que a pesar de que no había actividad deportiva, la entidad encabezó varias propuestas solidarias: “Se juntaron alimentos para que reparta el Municipio y después recibimos a la Escuela N°50 porque está en refacción y todo el movimiento de ellos vino a nuestra sede, entregamos la comida y la documentación para que el alumnado siga con las clases”.

 

De a poco fuimos entendiendo la situación y además surgió la Unión de los Clubes que fue un gran acierto y que rápidamente nos invitaron a acompañar. No es lo mismo que piense una persona, a que lo haga un grupo que comparte el objetivo de llevar adelante las instituciones. No importaba el nivel socioeconómico de cada uno de ellos, el objetivo fundamental era sobrellevar la situación de no poder abrir la tranquera” sostuvo Veyrand sobre la posibilidad de ser parte del nuevo grupo que logró grandes ayudas para los clubes.

 

 

La Unión de Clubes vio la posibilidad de interactuar entre los perjudicados, sabíamos que no iba a haber subsidios, que no íbamos a tener alternativas económicas para mantener todas las instituciones. Había que entender y bajar criterios de trabajo porque tuvimos que dar alternativas” reafirmó y además agregó que la sociedad olavarriense respondió muy bien a las propuestas y “por eso cuando pusimos ese cuarto millón de pesos para la cámara de frio muchos se sorprendieron, pero entendimos que no podíamos seguir pidiéndole a la gente, teníamos que compartir, es el mismo bolsillo”.

 

Párrafo aparte para los elogios que dio Veyrand a la dirigencia deportiva de los clubes locales: “Las instituciones demandan muchísimo tiempo, la dirigencia tiene que desprenderse de su tiempo, compartir y donar es maravilloso” y por otro lado, cumpliendo su primer año de los dos de la reelección, el también empleado estatal invitó a la comunidad a comprometerse: “En lo personal agradecer a la barriada de darnos la posibilidad de seguir como Comisión Directiva, pero también la angustia de que entiendo que es un proceso que tiene que irse cerrando y darle espacio a otra gente”.

 

Optimista como pocos, el dirigente confirmó que a pesar de todo lo malo que significó la pandemia, encontró aspectos positivos: “El tiempo nos sirvió porque dejamos de estar con la urgencia del día y nos dio tiempo para repensar o analizar las situaciones y también logramos que nos valoren como instituciones, pensá que hoy Olavarría tiene todos sus clubes de pie y cuando los protocolos lo permitieron se pusieron en marcha”.

 

“Hubo momentos muy difíciles, pero evidentemente somos una sociedad de mucha solidaridad”

 

Nosotros aprovechamos el tiempo para trabajar en las tierras, nos dio la oportunidad de abocarnos, asique todos los fines de semana fuimos a jornadas de trabajo que seguimos llevando a cabo y eso realmente nos incentivó porque si hubiera estado la sede en funcionamiento al 100% no lo hubiéramos tenido tanto tiempo” dijo y agregó que el predioestá maravilloso, es realmente un sueño verlo pero concretarlo fue un gran desafío” mientras los vecinos se acercaban a comprar los cartones para el último entretenimiento familiar del año.

 

 

Ilusionado con poder realizar el cierre de fin de año en esas 6 hectáreas ubicadas al lado de los Talleres Protegidos, Veyrand no dejó de sostener que “igualmente debemos ser respetuosos porque tenemos que cuidar la salud, tenemos un Hospital Municipal que le ha dado respuesta a una gran ciudad y no podemos desentendernos”.

 

“¿De qué sirve que hayan muchas actividades habilitadas si no tenemos un Hospital donde atendernos porque está colapsado?”

 

Con la mitad de la docena de actividades ya en marcha, José Luis recalcó que cada deporte “tiene su responsable de área” y que al no contar con la escuela “hubo mucha disponibilidad horaria”, pero que espera ansioso la posibilidad de organizar eventos ya que es el principal ingreso de la Sociedad de Fomento Mariano Moreno: “Aún no están dadas las condiciones, pero es fundamental que pronto vuelva la esencia de los eventos porque muchas entidades sobrevivimos con ese ingreso”.

 

Por último, José Luis Veyrand que se reconoció como un fanático de Olavarría, agradeció “a la barriada que nos dio ánimo y a la gente que nos acompañó muchísimo en estas 6 ediciones del Bingo Virtual porque nos sirvió mucho más de lo que nos imaginamos cuando empezó y por eso en este bingo va una cocina, setenta canastas y algunas otras cositas que se dirán el domingo”.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.