Martes 27 de Septiembre 2022 - 12:13hs
17°
Martes 27 de Septiembre 2022 - 12:13hs
Olavarría
17°

En nombre de Valeria: una casa para el trabajo colectivo

Este viernes fue inaugurada la “Casa Popular Valeria” en homenaje a Valeria Cazola, víctima de femicidio. Un espacio en el que se dictarán talleres, habrá una feria de ropa y calzado y servirá de contención y apoyo a mujeres. Infoeme dialogó con los participantes del proyecto y con los padres de Valeria.

La “Casa Popular Valeria” está ubicada en barrio Sarmiento, en Fassina 1931. Sus paredes contienen la historia de la familia Cazola y de muchas personas que transitaron por el lugar. Ahora además, recibe a muchas mujeres que forman parte de un trabajo comunitario que se viene realizando en la zona del barrio Matadero.

 

Las habitaciones de la casa se llenaron de personas y la vereda de color y música. La inauguración del espacio contó con la presencia y la organización de distintas agrupaciones: MP “La Dignidad”, Asociación “La Palmera”, Comunidad Anabautista Menonita, Murga “Comodines de Febrero”, entre otras. También estuvieron presentes el diputado provincial Cesar Valicenti, el ex concejal Gerardo Ripoll y referentes de Suteba.

 

Soledad Rodríguez, una de las integrantes de la Comunidad Anabautista Menonita contó a Infoeme cómo será la dinámica del espacio. “La casa va a estar abierta de lunes a sábados de 9 a 12 y de 17 a 20. Ese horario ya lo veíamos manejando con el tema de la feria que fue lo primero que abrimos. Y a medida que vayamos confirmando los talleres se van a ir comunicando los horarios”.

 

 

Con respecto al trabajo que venían realizando en el barrio Matadero y sus alrededores señaló que “lo vamos a seguir haciendo los domingos. Nos trasladamos allá a un lugar que le decimos ‘el campito’ porque es un descampado que nos prestó Ana Mendía, una señora que tiene una quinta”.

 

Generar un sentido de pertenencia del espacio es fundamental para el proyecto. De hecho las chicas que concurren al lugar fueron parte fundamental del reacondicionamiento de la casa.

 

María tiene 28 años y se acercó a la comunidad a través de su mamá. Es parte de la feria y contó que “venimos, estamos en el lugar y vendemos la ropa de la feria”. Junto a sus compañeras se apropiaron del espacio: “Entre todas lo logramos y pudimos arreglarlo”.

 

 

“Un proyecto familiar”

 

Valeria Cazola fue asesinada a puñaladas por su pareja el 12 de junio de 2008. Todavía no se encontraba vigente la figura penal de femicidio por lo que su asesino no fue juzgado bajo ese encuadre. “De hecho él ya está afuera, le dieron creo que algo de siete años”, recordó Soledad.

 

La casa siguió recibiendo gente durante el transcurso de la tarde. Algunas personas se sentaron en la vereda debajo de unos árboles. Un hombre miraba todo desde una esquina del lugar. A veces, se secaba las lágrimas. “Ese es el papá”, dijo una mujer.

 

 

Tití Cazola habló unos minutos con Infoeme y señaló que “la emoción es grande, no es mucho lo que puedo decir. Esperamos que sirva para muchas mujeres que están sufriendo violencia hoy en día, mamás que están con sus hijos en situación de calle. Es para que sientan al menos un pequeño apoyo”.

 

Recordó los tiempos de la familia en la casa. “Nosotros vivimos todos acá. Tenemos todos los recuerdos y verla hoy transformada es una emoción inmensa y un orgullo grandísimo”.

 

Tanto Tití como Norma, la mamá de Valeria hablaron de un dolor que perdura hasta el día de hoy. “Valeria era una persona buena, sensible, se reía todo tiempo, hacía chistes. Lamentablemente con solo 24 años le sacaron la vida y es lo que sufrimos hasta hoy en día”, dijo su papá.

 

 

Dicen que el tiempo cura pero a nosotros todavía no nos curó nada. Seguimos llorando, seguimos con el mismo sentimiento y muy golpeados, aseguró Tití.

 

 

Norma está convencida que la fuerza que le permite estar hoy de pie es la de su hija. “Ya van a hacer 11 años y para mí es como aquel 12 de junio del 2008. Es lo mismo, se siente lo mismo”, indicó.

 

“Valeria es mi motor para seguir viviendo. Después de lo que pasó caí en una depresión y hasta hoy estoy en tratamiento”, señaló Norma y agregó “en ese momento la hija más grande de Valeria tenía 8 años, el nene 5 y la más chiquita 3”.

 

 

Ambos coincidieron que el proyecto familiar en el que se embarcaron intenta ayudar a las mujeres y aliviar sus vidas. “Esto es una caricia al alma”, afirmó la mamá de Valeria.

 

Por último, Norma destacó que “es muy importante que se le de lugar a las mujeres, quiero que a los hombres les entre en la cabeza que las mujeres no somos objetos, que nos tienen que respetar”.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.