Miércoles 08 de Diciembre 2021 - 16:48hs
28°
Miércoles 08 de Diciembre 2021 - 16:48hs
Olavarría
28°

Detienen a los tres policías acusados de matar a Lucas y más testigos complican su coartada

Los efectivos de la Policía de la Ciudad fueron acusados de “homicidio agravado” y se entregaron. Afrontan cargos que prevén una pena de prisión perpetua en un futuro juicio oral.

Isassi, López y Nievas, los tres policías implicados en el caso.

Los tres efectivos de la Policía de la Ciudad acusados del crimen de Lucas González ocurrido el pasado miércoles en el barrio porteño de Barracas, se presentaron este sábado a la tarde ante la Justicia y quedaron formalmente detenidos.

Se trata del inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nieva, quienes se desempeñaban en la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad y se presentaron esta tarde luego de que el juez Martín Carlos Del Viso firmó las órdenes de detención.

Los efectivos están acusados del delito de “homicidio agravado por haber sido perpetrado por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones”, el cual prevé la pena de prisión perpetua en un futuro juicio oral.

Otro testigo

Un joven que paseaba su perro por el parque Pereyra en Barracas se convirtió en otro testigo clave del asesinato de Lucas. Este sábado dio detalles del momento en el que los agentes, sin identificarse ni dar voz de alto, dispararon contra los cuatro adolescentes.

“Se le atravesó el auto que estaba completamente de civil a estos chicos, se cruzó abruptamente, se bajaron los policías armados y los chicos la reacción que tuvieron fue de huir o acelerar. En ese accionar se llevaron puesto el carro del policía. Lo rozó al punto que le rompió la puerta”, comenzó su relato Nicolás, que es extranjero y vive en el país hace cuatro años.

El joven relató con detalles el momento del ataque de los policías que estaban de civil. “El policía que venía de copiloto se bajó y disparó contra el vehículo impactando contra el joven Lucas. Los chicos estaban en shock, en pánico, corriendo por la calle Luzuriaga, pidiendo por ayuda que su amigo estaba muerto, que le habían disparado”, siguió.

El testigo aseguró que fue uno solo de los policías el que disparó, y precisó que el que manejaba el auto y el que iba en la parte trasera del coche “quedaron atrapados entre los dos carros”, finalizó. (DIB)

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.