Martes 13 de Abril 2021 - 19:16hs
22.4°
Martes 13 de Abril 2021 - 19:16hs
Olavarría
22.4°

Casi la mitad de los móviles de la Bonaerense no funcionan

----------------------------------------------

La Policía Bonaerense va de mal en peor. Ahora revelan que casi la mitad de los móviles está fuera de servicio. Y anticiparon que, por esa crítica situación, el ministerio de Seguridad decidió avanzar con la compra de unos 1.500 patrulleros y de 2.300 motocicletas que serán destinados a las zonas más conflictivas de la Provincia.

Los nuevos móviles estarían en condiciones de empezar a operar en aproximadamente 90 días, ya que el ministerio debe cumplir una serie de trámites administrativos anteriores y posteriores al proceso de licitación.

Según los datos oficiales obtenidos por el diario El Día, en la actualidad la Policía provincial cuenta con aproximadamente 7.000 móviles (entre patrulleros, camionetas y motos). Pero de ellos, sólo 4.000 se están utilizando para realizar tareas de prevención en el vasto territorio bonaerense.

Del resto de los patrulleros, el 30% ya está fuera de servicio porque se los considera irrecuperables; los otros tampoco son utilizados porque necesitan reparación.

Frente a este cuadro, la cartera que conduce el ex fiscal Carlos Stornelli decidió avanzar con el proceso de compra de más móviles.

En ese marco, el superintendente de la Policía bonaerense, Daniel Salcedo, anticipó ayer que la Provincia comprará 1.500 patrulleros y 2.300 motocicletas para patrullar las zonas más conflictivas del territorio bonaerense.

Salcedo informó que se comprarán 2.000 motos de baja cilindrada.

“Habrá de 100 centímetros cúbicos y enduros de 125 centímetros cúbicos, que posibilitará que los policías que ahora vigilan a pie tengan una mayor rapidez de respuesta”, señaló.

Estos policías motorizados estarán en lugares clave de distintas ciudades, en tareas de prevención por diversos delitos como por ejemplo, las salideras bancarias.

Pero además, la Policía contará con otras 300 motos de alta cilindrada - 750 centímetros cúbicos -, que actuarán principalmente en los controles sobre autopistas.

“Estos móviles nos permitirán acentuar muchísimo el trabajo de prevención”, dijo el funcionario policial.

Con la compra de estas motos, el ministerio de Seguridad pretende que haya casi 6 móviles por cada una de las 365 comisarías que existen en la Provincia.

Y con la compra de patrulleros y camionetas, el número será de 3,5 por cada comisaría, que se sumarán a los que están en operaciones.

Por otra parte, Salcedo indicó además que se está trabajando con los municipios en dos aspectos centrales vinculados a la prevención: el arreglo de móviles, en algunos casos, y el mejoramiento de la infraestructura en determinadas zonas para que puedan ingresar los patrulleros.

“Hay lugares donde no hay asfalto ni luces, los patrulleros no pueden ingresar y sabemos que esos son lugares clave”, dijo Salcedo.

De todas formas, el jefe policial reconoció que la situación financiera de las comunas muchas veces impide una colaboración más efectiva con la Policía.

Pero reconoció que “otras comunas no tienen esos fondos aunque de todas formas tratan de contribuir ya sea a través de una tasa o aportando directamente de sus presupuestos”.

Las cuadrículas

Por otra parte, la Policía bonaerense rediseñará las cuadrículas implementadas para el patrullaje en prevención de delitos, para lo cual consultará a vecinos y foros de seguridad, según anticipó Salcedo.

“Las cuadrículas (sobre las cuales patrulla la policía) están diseñadas desde el 2003, ahora vamos a rediseñarlas y darle participación a los municipios, a los foros, a la comunidad en general”, precisó.

El jefe policial reconoció que “las cuadrículas estaban diagramadas desde un escritorio, ahora vamos a ver sobre el terreno, con la gente que vive ahí y que pueda decir cómo rediseñarlas”.

“Donde se diga que hace falta una calle, un nuevo asfalto para extender esa vía y que la patrulla pueda recorrer esa cuadrícula, o más luminarias, se va trabajar con el municipio”, afirmó.

Es que, según trascendió, el patrullaje sobre varias de las actuales cuadrículas se torna prácticamente imposible.

Por ejemplo, algunas son cruzadas por arroyos o existen desvíos que impiden el paso de los móviles.

“Hay casos en que el patrullero no puede pasar y debe salirse de su cuadrícula transitando varias cuadras para poder completar el recorrido”, explicó Salcedo.

En otras, las calles de tierra son en ocasiones un obstáculo insalvable para el paso de los móviles.

Fuente: El Día

Compartirla
Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.