Martes 28 de Junio 2022 - 9:04hs
Martes 28 de Junio 2022 - 9:04hs
Olavarría

Los Zapp, una familia que viajó por todo el mundo, llegarán a Olavarría la próxima semana

En su estadia en la ciudad brindaràn charlas contando sus experiencias. En dialogo con Infoeme, Hernán Zapp, integrante de la familia, reflexionó y explicó algunas de sus vivencias durante estos más 20 años de viaje.

En su vehículo del año 1928 por el que recorrieron innumerables países del mundo, este 9 de junio llegarán a Olavarría los Zapp, una familia trotamundos que contarán las experiencias de su travesía de 22 años que los llevó a los más disímiles lugares del planeta. 

 

Desde Infoeme dialogamos con Hernán Zapp, el padre de la familia, que encaminó esta aventura sin imaginar que terminaría conociendo los cinco continentes.

 

Su llegada a Olavarría -que viene a concretarse a casi 3 meses de que hayan arribado al país- tiene como objetivo compartir la rica historia de sus diversas experiencias y, además, presentar el libro que escribieron durante su travesía, a través de charlas que ofrecerán en Sierra Bayas y en el Teatro Municipal

 

La familia se compone de Hernán Zapp, el padre, Candelaria, su madre, y los tres hijos que ambos tuvieron en el camino: Pampa, que hoy en dia tiene 18 años, Tehue, de 15, Paloma, de 13, y Wallaby, de 11. Hernán y Calendaria partieron el 25 de enero del 2000, siendo un matrimonio veinteañero con unos miles de euros ahorrados, registraron en el Obelisco el inicio de su viaje: la aventura de atravesar América en un auto antiguo hasta llegar a Alaska, “lo más alto”, en seis meses.

 

 

“Secretaria” y “electricista” declararon en migraciones. Aquel semestre y esos fondos sólo alcanzaron hasta Ecuador. Pero el sueño, más tarde, se cumplió y se multiplicó, ya que la travesía, que ahora lleva más de dos décadas, se extendió: tuvieron a sus cuatro hijos en el camino: y siguieron recorriendo el planeta siempre con el mismo vehículo, un Graham-Page de 1928. Llegaron a pisar los los cinco continentes.

 

Para mantenerse veinte años en el camino vendieron artesanías, libretitas, postales y cuadros pintados por Cande. “En Colombia empezamos a escribir. El primer libro fue muy chiquito, de bolsillo. Nos llevó hasta Alaska”, explicó Hernán, quien, junto con su esposa, desde ese momento “elegimos compartir un mensaje en lugar de ofrecer algo material. Nunca tuvimos patrocinio ni publicidad. Nos apoyan quienes nos reciben en una posada o nos invitan a dar una charla. No todo se mueve por dinero”.

 

En vísperas de si visita a Olavarría, el próximo destino de los Zapp, Hernán explicó que ya conocía Olavarría, dado que a menudo visitaba los campos que su abuelo tenía cerca de la zona, más precisamente en Sierra de la Ventana. Además explicó que también realizó un curso de buceo en las canteras y en diferentes oportunidades visitaros "a varios amigos olavarrienses".

 

Sobre la charla que ofrecerán durante este próximo jueves el viajante, el integrante de esta curiosa familia adelantó que pretenden compartir su experiencia, ya que estuvieron haciendo "algo que todo el mundo quiere, que es viajar y conocer nuevos lugares, otras formas de vida y culturas".

 

Según mencionó Hernán, en su paso en la ciudad la familia estará hospedándose en una casa de familia, ya que prefieren "seguir viviendo del cariño y recibimiento de la gente que comparte su hogar y alimento.

 

 

Indagado sobre las mejores experiencias que pudieron sacar de su travesía, el viajero afirmó que lo verdaderamente enriquecedor no tuvo que ver con los paisajes ni las atracciones turísticas justamente.

 

"Lo más lindo que conocimos de todos los lugares recorridos fue la gente, que son de quiénes hemos aprehendido y, gracias a eso, cambiado nuestra forma de pensar, de hacer y vivir, porque cada persona y cada hogar nos enseña una lección de vida, no somos nada que ver de cuándo salimos a cuándo volvimos del viaje", manifestó el padre de la familiaitinerante.

 

"En lo primero que pensamos cuándo iniciamos el viaje fue en el dinero que íbamos a necesitar, pero la realidad es que quienes piensan en el dinero, va tener una vida muy pobre, ya que lo que realmente importa es la ganas que se lo pone, y la fe. Eso eso lo que realmente lo que se necesita para darle la vuelta al mundo es el mundo y ya lo tenemos", agregó. 

 

Justamente en referencia al factor económico -un asunto que preocupa a la mayoría de los turistas- Hernán manifestó que suele ser menso de lo que uno cree.

 

 "Aunque sea difícil de creer y entender, viajando se gasta mucho menos que vivir en una casa: no se paga alquileres, impuestos, no tenemos cable ni servicios básicos que se puede tener en un hogar, lo único que precisas es un poco de gasolina, ropa y alimentos, pero no es mucho más, y lo que precisas son monedas, que las podes hacer en un pueblo para irte al otro", explicó el viajero, quien agregó, además, que "es increíble cómo el minimalismo de no poder cargar nada, ni comprar nada, te obliga a enfocarte en lo que es la vida, que es lo que te vas a llevar dentro de tu corazón".

 

 

La cuestión del dinero, de esa manera, estuvo presente desde el mismo momento de la partida, aunque los 6 integrantes de la familia siempre encontraron la forma de arreglárselas.

 

"Salimos con ahorros para 6 meses, en ese entonces se trataba de 4 mil pesos, que equivalían a 4 mil dólares, cuando llegamos a Ecuador la situación económica era gravísima, entonces nos pusimos a pintar acuarelas y las vendíamos con el objetivo de recaudar dinero para poder viajar a otro lugar, siempre no las arreglábamos para seguir adelante", se explayó. 

 

Durante los más de 20 años que perduró el viaje, fueron naciendo sus tres hijos: "fue algo maravilloso conocer el mundo junto a nuestros hijos, sobre todo enseñarles que este planeta es de ellos y que pueden hacer lo que quieran y aprehendieron que hay mil formas de vivir y de pensar. Nosotros cómo padres les dimos la libertad de pensar y decidir cómo vivir la vida, ellos jamás se vieron sorprendidos de salir de una cultura a otra", contó Hernán.

 

 

 

Sobre se educación y formación, tanto Hernán como su esposa Candelaria tienen una visión optimista: "El mundo fue su mejor aula, nosotros les enseñamos a través de la experiencia y mostrándoles lugares cómo el Everest, la tumba de Tutankamón o ver la cadena alimenticia en África, aunque Argentina nos garantizó su sistema educativo a distancia para aquellos jóvenes que están fuera del país, donde en la misma cuadricula te van realizando exámenes cada 2 meses y tiene un titulo oficial que les permite entrar a cualquier universidad".

 

 

Para finalizar, Hernán reflexionó sobre las enseñanzas que les dejó el viaje y que tienen la iniciativa de compartir durante su charla.

 

"Vamos a compartir nuestro cambios, porque volvimos mucho más humanos y más sensibles, mucho más despiertos y racionales, hay que ser realistas, hay que preocuparse para que aquel día en el que llegué nuestro final digamos ¨qué bueno que estuvo¨. Creo que la charla se va tratar de un compartir, que es lo que ralamente tiene sentido", concluyó.

 

Los Zapp confirmaron una visita que incluirá tres jornadas: una en Sierras Bayas y una en Olavarría. Además serán recibidos a las 16 por una caravana en el Puente Emiliozzi y Pringles.

Ambas cuentan con entrada libre y gratuita, y se desarrollarán en función del siguiente cronograma:

-10 de junio, 20:00 horas: Salón "El Provincial".

11 de junio, 19:00 horas: Centro Cultural Municipal de Sierras Bayas.

– 12 de junio, 19:00 horas: Teatro Municipal de Olavarría.

 

 

 

 

 

 

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.