Miércoles 16 de Junio 2021 - 13:52hs
Miércoles 16 de Junio 2021 - 13:52hs
Olavarría

Gastronómicos: "El trabajo bajó un 80%, nos vamos a terminar de fundir"

Los trabajadores y empresarios del sector cuestionaron las nuevas restricciones que solo les permite funcionar bajo la modalidad delivery hasta las 23.

Tras el anuncio de nuevas restricciones para aplanar la curva de contagios de coronavirus, los bares y restaurantes de Olavarría sólo pueden funcionar bajo la modalidad delivery hasta las 23. La medida no fue bien recibida por los gastronómicos, que pusieron el grito en el cielo. 

En diálogo con Infoeme, los trabajadores y empresarios del sector calificaron la decisión del municipio como “un duro golpe”, justo después de “un año por demás complicado”.

“A partir de esta medida bajamos las ventas alrededor de un 80 por ciento, tal vez un poco más", aseguró Luciano Giacomaso, propietario de un resto-bar. Y agregó que trabajar sólo a partir de la modalidad delivery “resulta muy inconveniente” para muchos de los comercios del rubro. "Es un golpe muy duro que viene después de un año y medio de pandemia en el que nos la vimos realmente muy difícil", sostuvo.

“Sacamos muy pocos pedidos por noche, a nosotros y a muchos otros locales de este estilo, tanto bares como restaurantes, la gente los tiene justamente como eso, por eso no sale mucho el delivery. Cuando la gente quiere pedir comida generalmente llama a una rotisería, piensa en nosotros cuando quiere salir a comer”, explicó Giacomaso, quien añadió que la imposición de limitarse sólo a la modalidad “para llevar” significa “terminarse de fundir”.

Al igual que ocurrió con los referentes del área de los gimnasios y natatorios, Giacomaso aseguró que son muchos los colegas del rubro gastronómico que están en desacuerdo con la medida y que “están viendo cómo se las arreglan” para poder solventarse económicamente, “lo que no se está siendo nada fácil”.

“Yo puedo seguir manteniendo mi local porque tengo otro trabajo, pero tengo tres mozos, un ayudante de cocina, un cocinero, dos seguridad, y a toda esa gente la tengo sin trabajo ahora lamentablemente, porque no le puedo pagar a todos, y los mismo pasa con muchos otros lugares, algunos hasta tuvieron que cerrar”, explicó el empresario.

Un local que hasta hace poco más de dos semanas funcionaba en la calle Sargento Cabral, a la altura de Vicente López, debió bajar la persiana. “Manteníamos abierto para pagarle a la cocinera, pero después no teníamos ganancia alguna, sólo podíamos mantenernos y hasta ahí, por eso decidimos cerrar. Aguantamos hasta donde pudimos, pero finalmente se tornó imposible seguir, aunque entiendo que esto es algo mundial y no se puede hacer nada, así que veremos si en el futuro podemos implementar alguna otra cosa, pero por el momento no se puede”, dijo Sandra Jiménez.

En la misma línea, Giacomaso explicó: “Cada un año nosotros tenemos que renovar lo que es habilitación, lo que significa tener que pagar entre 12 y 15 mil pesos de habilitación, y seguir sin poder abrir nuestras puertas. Eso se hace muy difícil, creo que son cosas que el gobierno tendría que tener en cuenta”.

Consultado sobre el tema, Enrique Locatelli, dueño de un local de comidas, manifestó: "Lo que pasa es que para una parte de la economía se terminó la pandemia y para otra no”.Y afirmó que la imposición de trabajar sólo con la modalidad delivery reportó muchas bajas en los ingresos.

Al igual que la propuesta encarada por los referentes de los gimnasios, que entregaron un petitorio para solicitar la apertura de una vía de diálogo con el municipio, muchos de los trabajadores y empresarios gastronómicos manifestaron su deseo de generar un intercambio con el gobierno local para poder debatir sobre posibles soluciones alternativas.

Giacomaso señaló que tanto él como sus colegas saben “que lo que pasa no es una cosa del gobierno de acá, que todo el mundo está así, pero al no haber podido trabajar durante un año, nos vendría bien alguna clase de ayuda, algo que nos ayude a soportar esta situación que ya se está tornando muy larga, nunca se pusieron en contacto con nosotros”.

“Encima nadie sabe si esto va a durar un año más, cinco, o tres meses, es vivir en la incertidumbre. Nosotros, siendo optimistas, calculamos que recién en octubre vamos a poder volver a abrir como siempre”, concluyó.

 

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.