Lunes 26 de Octubre 2020 - 16:02hs
21.1°
Lunes 26 de Octubre 2020 - 16:02hs
Olavarría
21.1°

Conmoción por el asesinato a sangre fría de un policía

El hecho ocurrió durante la tarde del lunes en el barrio porteño de Palermo. La víctima tenía 33 años y un hijo de 4.

Un policía fue asesinado de cuatro puñaladas este lunes por la tarde en el barrio porteño de Palermo, en un hecho que provocó una profunda conmoción y que quedó registrado por distintas cámaras de seguridad.

La víctima fue identificada por Juan Pablo Roldán, de 33 años, quien tenía un hijo de 4 y era inspector de la Policía Federal. El hecho sucedió poco antes de las 17 en la esquina de Figueroa Alcorta al 3000, frente al Museo del MALBA, en Palermo.

A plena luz del día y en uno de los barrios más destacados de la Ciudad de Buenos Aires, un hombre identificado como Rodrigo Facundo Roza, de 51 años atacó a un policía y lo hirió con un cuchillo a la altura del corazón. De acuerdo a la información brindada por vecinos de lugar, residiría con su madre en un edificio de la calle Salguero y no tendría antecedentes penales. Podría tratarse de un caso psiquiátrico.

El atacante se encontraba dando un discurso en medio de la calle ante la vista de aquellos que tomaban algo en la vereda de un bar. Ante la llegada de los uniformados – quienes habían sido alertados por una situación violenta anterior  – atacó a uno de los policías con un cuchillo. Éste llegó a defenderse efectuando un disparo a la pierna de su agresor. “No era un hecho delictivo hasta que terminó con la muerte del policía”, afirmó Diego Santilli, el vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Entre los testigos se encontraba Nacho Viale, el nieto de Mirtha Legrand, quien pudo observar lo sucedido. Vio como el atacante le hablaba a unos clientes del bar. Cuando llegan los policías “el tipo pega como un salto y se lo clava en el pliegue del chaleco. Cuando saca el cuchillo se vio un chorro de sangre tremendo”, contó el productor en diálogo con la señal de noticias TN.  

Tras lo sucedido, el policía debió ser trasladado al Sanatorio Mater Dei, ubicado a 50 metros del lugar, por sus propios compañeros. Allí finalmente falleció por la gravedad de las heridas. Su agresor quedó detenido y también debió ser trasladado a otro centro de salud. Los peritos de la Policía de la Ciudad se hicieron presentes en el lugar y secuestraron el arma blanca utilizada en el hecho.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.