Preventiva por intentar robar dos veces, romper un patrullero y hasta escapar de una comisaría

Así fue resuelto en las últimas horas desde el Juzgado de Garantías N° 2 en el marco de la causa acumulada que se le sigue a un olavarriense que se encuentra detenido desde hace ya algunas semanas. Todos los detalles.

Intentó robar un autoservicio, un garaje que a la vez sirve de depósito de herramientas, hecho por el que fue capturado y en el que destrozó el patrullero que lo llevaba a la comisaría, idéntica seccional de la que había logrado evadirse semanas antes. Ese es el derrotero de casos que se le sigue a un olavarriense al que en las últimas horas le fue dictada la prisión preventiva, tal cual había sido requerido desde la fiscalía N° 10, que instruye la causa acumulada.

 

Se trata de la investigación contra Héctor Alejandro Murrie, un olavarriense que fue capturado a fines del mes pasado tras un suceso que se registró en las cercanías del barrio Jardín donde, según se investiga, junto a otro individuo habría intentado ingresar con fines de robo a una cochera ubicada sobre Aguilar al  4300.

 

 

Infoeme tuvo acceso a la resolución emitida en las últimas horas desde el juzgado de Garantías encabezado por el doctor Carlos Villamarín, en la que se detalló sobre ese caso ocurrido en la tarde del último 24 de mayo que los acusados utilizaron diversas herramientas para forzar el portón del lugar para luego apoderarse, entre otros elementos, de herramientas de mano y artículos de pesca.

 

Sin embargo, el hecho no llegaría a consumarse ya que un ocasional testigo alertó a la policía de lo que estaba sucediendo, siendo interceptados a pocos metros de allí, no sin antes ofrecer violenta resistencia a los agentes de seguridad que igualmente pudieron reducirlos y aprehenderlos. No obstante, tal cual se anticipó, la situación sumaría un capítulo más a partir del momento que fue ingresado al móvil policial para ser trasladado a la comisaría Segunda.

 

 

Según se estableció y expuso en la causa, el hombre destrozó por completo una de las ventanillas laterales de la camioneta del Comando de Patrullas, para luego arremeter también contra un agente que fue agredido en la cabeza, todo utilizando las esposas que ya tenía colocadas en sus brazos. Si bien son lesiones que fueron tipificadas como leves, algo que se desprende del tiempo de recuperación de las mismas, el efectivo policial resultó con traumas craneales, cortes y “chichones” en la cabeza.

 

Esa secuencia se trata de la más reciente pero tan solo una mitad de los hechos que se le imputan a Murrie y por los cuales ahora le fue dictada la prisión preventiva. Los restantes se dieron en la madrugada del pasado 29 de marzo y tuvieron su inicio en un autoservicio ubicado sobre Grimaldi al 3800, donde también, siguiendo siempre con los elementos que por estas horas forman parte de la acusación, habría usado diversas herramientas para forzar el acceso del lugar y sustraer dinero en efectivo, más precisamente algo más de 2500 pesos.

 

 

La situación guarda varios puntos en común con lo sucedido cerca del barrio Jardín. No solo por el hecho de que el rápido aviso al personal policial permitió su captura y truncar el robo, sino que además todo sumaría un capítulo más tras su captura. En este caso la situación no sólo fue violenta, sino tan atípica como inclusive insólita, ya que el hombre logró escaparse tras abalanzarse y empujar al agente que estaba a cargo de su custodia. La recaptura se concretaría horas más tarde.

 

Es por todo ello que afronta respectivas imputaciones por los delitos de “robo simple en grado de tentativa -dos hechos-”, “evasión”, “resistencia a la autoridad”, “daño simple” y “lesiones leves agravadas por tratarse la víctima de un miembro de las fuerzas de seguridad”, todo en concurso real de acciones, tal cual fueron entendidos los hechos desde la fiscalía de la doctora Viviana Beytía y ratificados luego desde el Juzgado de Garantías N° 2 al momento de convalidar el pedido de prisión preventiva.

 

 

Para dar fundamento a la medida se acompañó también distintos peligros procesales que habían sido invocados desde la fiscalía. Por último, pero no menos importante, la fiscal Viviana Beytía requirió también la elevación a juicio de las actuaciones, planteo que deberá resolver el propio doctor Carlos Villamarín una vez que quede firme la preventiva y la defensa de Murrie se proclame ante la requisitoria.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA