Tragedia del puente Sarmiento: las partes dejaron ver sus cartas

Tragedia del puente Sarmiento: las partes dejaron ver sus cartas

La primera audiencia del juicio contra un ingeniero por la caída de la viga del limitador de altura permitió ver cómo la defensa y la fiscalía desplegaron sus estrategias. El martes 13 (sí, un martes 13) terminará la recepción de testimonios.

Ignacio Cerdera

@nachocerdera

 

Fueron más de 7 horas de debate. El número de testigos citados permitía presuponer que sería larga la jornada, pero no tanto, tal cual se pudo palpar tanto en el interior como en el exterior de la sala del Juzgado Correccional local de la doctora Cecilia Desiata. Todo, en el marco del juicio por la Tragedia del Puente Sarmiento, donde un joven de 22 años perdió la vida tras caer un limitador de altura sobre una camioneta en la que trabajaba y viajaba como acompañante. 

 

Sin embargo, lo sucedido puede reducirse o limitarse a unos pocos conceptos o discusiones, que les fueron planteados a cada uno de la más de media docena de personas que pasaron por el recinto. Otros tantos también se acercaron a la sede judicial pero fueron desistidos con el correr de las horas.

 

Vale destacar, a la par, que no se profundizará mucho más debido al pedido realizado desde la justicia para no influenciar o condicionar futuros testimonios. Pero lo que sí se puede decir, o no eludir del análisis, cómo cada una de las partes desplegaron sus estrategias.

 

La acusación contra el ingeniero Rubén Darío Sierra, imputado por los delitos de “homicidio culposo” y ”lesiones culposas”, reconoce -al menos- dos momentos puntuales, antes y después de la instalación de la estructura de hormigón que se pudo ver sobre el puente de la avenida Sarmiento, a escasos metros del ingreso al club Racing por el estadio José Buglione Martinese.

 

 

El primero, es acerca de los planos y la mencionada casi hasta el cansancio “memoria del cálculo”. También, la de "deletabilidad". Se trata, a grandes rasgos, del detalle en el que se da cuenta del procedimiento en sí para la realización del proyecto, el cual habría sido pedido desde el Ejecutivo local una vez consumada la tragedia. Es por ello que la fiscal María Paula Serrano le consultó a cada uno de los profesionales que tuvo delante suyo acerca de, por ejemplo, si era aconsejable avanzar con la instalación de la obra sin tener ese dato a mano, o si eso era algo recurrente. 

 

El segundo, ya con el limitador instalado, es la inspección que se hizo de manera posterior al impacto de un camión. En ambos momentos, tal cual fue planteado, catalogó el desempeño del ingeniero Sierra como "negligente”.

 

El contraste llegó cada vez que el doctor Gabriel Di Giulio tomó la palabra, y que inclusive en su alegato de inicio señaló que buscarán la absolución de Sierra. Siempre una de las primeras preguntas a realizar fue si conocían la empresa Astori, la firma cordobesa especializada en estructuras prefabricadas, a las que se contrató para esta obra. Si la respuesta era afirmativa lo inmediato era saber si ese prestigio que goza justificaba o no indagar más acerca de las condiciones y cálculos que sustentaban la obra.

 

Responsabilidad

 

De esa manera podría sintetizarse, a grandes rasgos, cómo fue cada una de las intervenciones de los profesionales que ocuparon el centro de la sala. Se trató de especialistas en la materia, varios de ellos con cargos docentes en Facultad de Ingeniería, tanto de nuestra ciudad como en La Plata. Mario Jaureguiberry, Diego Javier Sarnuschi y Leonel Rico, por mencionar aquellos que arrojaron quizás los elementos más interesantes.

 

 

Ante ellos también fue discutido una palabra no menor, y es la de “responsabilidad” o, más aún, “responsable”. Una pregunta que se tornó aún más interesante cuando se les hizo a funcionarios municipales, algunos de ellos aún formando parte del Ejecutivo Municipal. Algunos respondieron utilizando la analogía del “diario del lunes”, dejando entrever su incomodidad. Se trató de Fabián Rubare, Margarita Arregui y Raúl Bacchiarello.

 

Entre tanto dato y concepto técnico la excepción estuvo dada por los testimonios de dos policías. Otros tantos se encontraban en la lista de testigos, pero una vez llegado el turno no pudieron ser encontrados por los funcionarios del Juzgado, por lo que serán citados para la jornada de la semana próxima. Los que sí declararon describieron el escenario con el que se encontraron una vez consumada la tragedia. Uno de ellos, según describió, había sobrepasado a la camioneta al ingresar al puente y relató cómo detrás suyo escuchó “que se caía el mundo”.

 

El cierre fue para los primeros dos testigos de la defensa, ambos de concepto. En otras palabras, que su contenido estuvo orientado únicamente hacia la figura del acusado y no al hecho en sí. En ambos casos no escatimaron en elogios hacia Sierra, tanto en lo profesional como en lo humano.

 

Todo se retomará el próximo martes 13 desde las 9, lo interesante no estará dado únicamente en la escucha de los últimos testimonios, sino también en el alegato de las partes, que permitirá conocer las penas tentativas.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias