Lunes 27 de Junio 2022 - 5:02hs
Lunes 27 de Junio 2022 - 5:02hs
Olavarría

Exclusivo: fue atacada por dos reconocidos empresarios locales, su relato punto por punto

Se trata Stefanía Rodríguez, quien denunció que su ex pareja y su ex cuñado, los hermanos Giacomaso, la atacaron brutalmente en la madrugada de este sábado. Además de eso, la amenazaron por la denuncia que realizó su hermana contra un policía de la Escuela de Policías “Juan Vucetich” de Loma Negra. 

 

En los últimos dos días una grave denuncia por violencia de género contra los propietarios de un conocido bar ubicado en Coronel Suarez al 2.200 se ha viralizado a través de las redes sociales de centenares de olavarrienses que compartieron su repudio e indignación. En este marco, Infoeme dialogó con Stefanía Rodríguez, la joven de 23 años que realizó la denuncia, y Jonatan Oliva, el abogado que la está representando legalmente.

 

El hecho, que tuvo lugar en la madrugada de este sábado y que se hizo de público conocimiento después de su repercusión en los medios locales y en las redes, terminó con varias denuncias cruzadas y un allanamiento. Los agresores -un hombre de 33 años y otro de 42, respectivamente- fueron acusados por la joven de violencia de género y privación ilegítima de la libertad.

 

En este marco, Stefanía, visiblemente angustiada, contó que todo empezó en un reconocido boliche del barrio Pueblo Nuevo, en donde vivió una desagradable situación con quien tiempo atrás era su pareja y sobre el que ahora recae la denuncia.                                                        

 

“Estábamos en Fomento y a él le molestó que yo estuviera hablando con un chico, y ahí  fue que se puso violento y me trató muy mal. Después me lo volví a cruzar afuera, donde me agarró del brazo, me gritó y me dijo que se iba para la casa. Yo lo ignoré totalmente y fui para la mía, pero después recibí una llamada perdida de él, lo llamé y me siguió hablando de la misma manera, entre otras cosas me dijo que yo le hacia ese tipo de cosas a propósito, que yo había hablado con esa persona para hacerlo enojar”, narró la joven de 23 años sobre lo sucedido en esa noche.

 

 

Ante dicha llamada, Stefanía se acercó al domicilio del agresor para poder hablar con él, pero, según precisó, en ese momento él la tomó del brazo y la hizo subir a su vivienda, en donde tuvo lugar el hecho que hoy consta en la denuncia.

 

“En el momento en que Leandro Giacomaso, mi ex pareja, me estaba golpeando en su departamento, llegó su hermano, Luciano, de 42 años, que también me empezó a insultar y a agredir físicamente”

 

“Empezamos a discutir y me intentó sacar el celular para revisarlo, forcejeó conmigo para sacármelo, me tiro al piso y me golpeó. No consiguió acceder al teléfono  por la contraseña, yo le pedía que no me lo rompiera, porque ya hubo situaciones en el pasado en la que terminó rompiéndome el teléfono”, recordó Stefanía, quien especificó que, después de un año de relación, ya había dejado de ser la pareja del agresor 9 meses atrás.

 

“En el momento en que Leandro Giacomaso, mi ex pareja, me estaba golpeando en su departamento, llegó su hermano, Luciano, de 42 años, que también me empezó a insultar y a agredir físicamente”, relató Stefanía, quien aseguró que, en el medio del ataque, su ex cuñado le reprochaba el hecho de que su hermana haya denunciado a un íntimo amigo suyo, una autoridad de la Escuela de Policía de “Juan Vucetich” de Loma Negra.

 

“Me decía que me merecía eso por la denuncia que mi hermana le hizo a Iván Rodríguez, autoridad de la institución en donde mi hermana fue abusada, y repetía que si mi hermana no retiraba esa denuncia la cosa iba a pasar a mayores. Para ese momento yo estaba en el piso llorando, pidiéndoles por favor que me quería ir, le dije que no iba a decir nada”, agregó  la joven.

 

Pero el calvario no terminó allí, ya que, según consta en la denuncia, después del ataque los agresores decidieron dejar a la joven encerrada en el departamento. “Me cerraron con llave, me dijeron que de ahí no me iba a ir, y se fueron: quedé sola en su departamento, sin poder salir, y ahí fue que llamé por teléfono a mi papá”, prosiguió el relato de Stefanía, quien pudo salir de la vivienda alrededor de 40 minutos después, cuando su padre llegó a la misma y rompió la puerta para poder liberar a su hija.

 

 

“Realmente estaba muy asustada, no fui a hacer la denuncia enseguida porque estaba demasiado mareada, y fue justamente en ese momento en el que recibí dos llamados telefónicos de ellos, amenazándome, ahí fue que nos acercamos a la comisaria e hicimos la denuncia”, narró.

 

Pero, a partir de lo ocurrido, los hermanos no se quedaron atrás, y también realizaron una denuncia en contra de la joven y de su padre, hecho que terminó con otra desagradable situación para la víctima, que tuvo que soportar un allanamiento en su casa.

 

De esta manera, tal como lo explicó Jónatan Oliva, el abogado de la joven, se dieron “dos denuncias cruzadas”, ya que “estos chicos denunciaron por supuestas amenazan al padre de Stefania”.

 

“Cabe destacar que acá no se habla sólo de lesiones, se habla también de privación ilegítima de la libertad: ella no solo fue agredida, golpeada y ultrajada, sino que además la dejaron encerrada en el domicilio de los agresores”

 

“Lo insólito de todo esto es que luego de haber hecho la denuncia, el juez, en menos de 48 horas, ordenó un allanamiento, pero no contra el agresor, sino contra la víctima y su padre, lo que significa una gran desproporción, ya que el hombre en cuestión fue a defender y a rescatar a su hija”, comentó el abogado de la joven, quien agregó que dicha medida, además, constituyó “otro importante daño para la joven, que tras la situación  de violencia vivida debió atravesar un allanamiento en su domicilio, en la que su propio padre terminó esposado”.

 

 

“En resumidas cuentas, fue a defender a su hija y resultó allanado, requisado y esposado, mientras que  del otro lado ni siquiera estaban debidamente notificados, por eso vamos a solicitar un allanamiento en el domicilio de Giacomazo, e incluso tengo entendido que son propietarios de un bar muy conocido en Olavarría que ya cuenta con varias denuncias por cuestiones de esta índole, por lo que vamos a pedir que se mida con la misma vara y, ya que fueron y se metieron en el domicilio de la víctima, vayan con ese mismo rigor hacia ellos”, sentenció el letrado.

 

De este modo, Oliva aseguró que se va a presentar en el Juzgado de Garantías Nº 1 -a cargo de la doctora Fabiana San Román- y de la UFI Nº5 -a cargo de la doctor Viviana Beytía- en calidad de particular damnificados “para activar la causa penal” contra los dos hermanos.

 

“Cabe destacar que acá no se habla sólo de lesiones, se habla también de privación ilegítima de la libertad: ella no solo fue agredida, golpeada y ultrajada, sino que además la dejaron encerrada en el domicilio de los agresores”, revindicó el abogado.

 

“Las lesiones están corroboradas a través de un precario médico y placas fotográficas, todo eso se incorpora a la causa penal, y a partir de ahí vamos a trabajar en conjunto con la fiscalía para que se investiguen estos hechos, vamos a ir por todo, como tiene que ser”, declaró el letrado que representa a la joven.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.