Lunes 29 de Noviembre 2021 - 8:20hs
16°
Lunes 29 de Noviembre 2021 - 8:20hs
Olavarría
16°

Vivió violencia de género por años, temía ser desalojada, denunció la situación y recibió el amparo del juez

“El fundamente de esta atribución dispensar de protección a la parte que se encuentre más débil al momento de la ruptura de la unión convivencia”, se lee en la resolución mediante la cual se otorgó el mismo.

 

Después de que una mujer olavarriense denunciara reiteradamente las situaciones de violencia de género que atraviesa desde hace tiempo en manos de su ex pareja y la situación de desamparo a la que la llevó una amenaza de desalojo, el juez que lleva la causa le otorgó un amparo que le permitirá a  la misma no quedarse en la calle junto a su pequeño hijo de 6 años.

 

Fue este sábado que la mujer de 45 años decidió hacer pública la difícil situación en la que se encontraba con su hijo: después de realizar varias denuncias por violencia a su ex pareja y de no encontrar forma de sustentar el alquiler del lugar en donde vive, la desesperada perspectiva de quedar en la calle con el pequeño de 6 años la llevó a decidir difundir su caso y aprovechar para suplicar que la justicia actué.

 

“M” -a quien, dada su situación, es pertinente cubrir su identidad-  realizo la primer denuncia contra su ex pareja el 21, un día después de vivir un episodio en el que, según sus propias palabras, “realmente temió por su vida”.

 

“Ese día me golpeó delante de mi hijo, después se fue a la cocina, agarró un cuchillo, y se me abalanzó para atacarme”, relató “M”, quien asegura haber salido ilesa “de milagro”.

 

Mi hijo estaba escondido debajo de la cama, muerto de miedo”, recordó la mujer, a quien de todas maneras le costó meses recuperarse de la dura golpiza.

 

Después de muchas situaciones de ese calibre, la justicia ordenó la exclusión del hogar del agresor, quien, sin embargo, siguió mandándole mensajes amenazantes e intimidatorios a la mujer.

 

Aparte de eso, un tiempo después “M” se enteró que quien era su pareja había abusado sexualmente del pequeño hijo que tienen en común.

 

“Vino y me contó cómo había sido abusado sexualmente por su padre y la mujer que en ese momento era su pareja. Contó una experiencia de abuso horrible y algunas horas después le agarró un ataque de nervios, con mucha angustia e ira, al recordar todo lo que le había pasado”, rememoró la mujer, quien también se encargó de denunciar el hecho.

 

El caso quedó a cargo de Álvaro Garganta, la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio N° 11 de La Plata.

 

Hasta hace pocos días atrás, la violencia persistía de otras formas: “M” se encontraba a punto de ser desalojada de la casa en la que vive -cuyo alquiler figura a nombre de su agresor- y, aparte, no recibe la cuota alimentaria que le debe pasar por su hijo de 6 años.

 

“No me está pasando dinero. Él tiene un embargo del 10 por ciento del sueldo provisorio y no lo paga, está en rebeldía, casi me cortan los servicios y pude frenar eso después de explicar cuál era mi situación en Coopelectric. En este momento mi única preocupación ahora es no quedarme en la calle con mi hijo”, manifestó la mujer ante tal situación.

 

Pero ahora la situación cambió, ya que, después de que “M” hiciera pública la situación, el juez que está a cargo de la cusa decidió otorgarle un amparo, lo que significa que “M” podrá permanecer en la vivienda de la que temía ser desalojada.

 

“El art. 526 del C.C.C.N, establece que entre los criterios a tener en cuenta por el juez para la atribución de inmueble que fue sede de la unión convivencial, a favor de uno de los convivientes, se encuentran: a) si tiene a su cargo el cuidado de hijos menores de edad, con capacidad restringida o con discapacidad, b) si se acredita extrema necesidad de una vivienda y la imposibilidad de procurársela en forma inmediata”, se lee en parte de la resolución como argumento de la decisión tomada por las autoridades judiciales.

 

“El fundamente de esta atribución dispensar de protección a la parte que se encuentre más débil al momento de la ruptura de la unión convivencia, es decir, a quien se encuentre en una situación de vulnerabilidad que pone en juego sus derechos fundamentales (ob. citada, pág. 198 , 199), y no podemos obviar que en el presente, la denunciante se encuentra prima facie sin trabajo registrado y a pesar de que se le ha ordenado una cuota alimentaria provisoria en el marco del presente proceso aun no la ha percibido, además se encuentra a cargo de un hijo menor de edad”, prosigue.

                                                                                                                

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.