Domingo 05 de Diciembre 2021 - 14:01hs
20°
Domingo 05 de Diciembre 2021 - 14:01hs
Olavarría
20°

Bruno Sansimoni: “Estoy contento de la decisión que tomé de venir a Peñarol”

El deportista olavarriense que integra uno de los planteles de la élite del básquet nacional brindó una exhaustiva entrevista a uno de los medios especializados.

 

Bruno Sansimoni charló días atrás con Básquet Plus sobre esta nueva posibilidad en La Liga Nacional y sus primeros partidos en el Súper20 defendiendo la camiseta de Peñarol.

La entrevista completa: “Cada vez más asentado en la élite del básquet argentino, el armador olavarriense vive uno de sus mejores momentos e ilusiona, ahora, al Milrayitas.

Tiene apenas 25 años, pero a juzgar por su tiempo dentro de la Liga Nacional pareciera que está hace quince años, su madurez actual habla un poco de eso y de cómo Bruno Sansimoni viene evolucionando según pasan las temporadas. Ahora, los que disfrutan de su juego, son los de la otra mitad de Mar del Plata, los de Peñarol.

Olavarría y Mar de la Plata están separadas por 274 kilómetros y por consiguiente los enfrentamientos entre equipos de ambas ciudades y selecciones son frecuentes y allí radica el punto inicial de la historia de Bruno como profesional.

Un primer paso en Ferro de su ciudad, para luego desarrollarse en las formativas de Estudiantes y por último, un torneo de clubes de mayores siendo juvenil, jugando nuevamente para Ferro de Olavarría. Esa fue la última estocada para que un par de clubes de la zona se interesen en ese adolescente armador en busca de potenciarlo. Los reflectores de los clubes con Liga Nacional fueron importantes pero no definitivos para un dubitativo Bruno, que aún no se animaba 

“A a los 17 años, en mi último año de escuela,  había dos o tres equipos interesados que me querían para agosto, pero coincidía con que me quedan dos o tres meses para terminar el secundario y de hecho no tenía definido si me iba a dedicar al básquet o estudiar. Es más, cuando vine a Mar del Plata me había anotado para estudiar y jugar, pero después por cuestiones de tiempo y elección no seguí con el estudio y me metí de lleno al básquet. Aunque ahora con el tiempo siento que todavía es una cuenta pendiente hacer una carrera en la universidad", contó sobre sus inicios en el profesionalismo.

En Olavarría el básquet tuvo su punto más alto cuando el Estudiantes dirigido por Sergio Hernández se consagraba bicampeón de la competencia. En ese entonces un pequeño andaba a las corridas por el Maxi, mamando la pasión casi que sin darse cuenta: “No me acuerdo nada de ese Estudiantes, tenía cinco o seis. Lo que sí recuerdo era ir a la cancha y estar jugando, corriendo abajo de las tribunas del Maxi y también que en los videos que hay de esos partidos en algunos me veo en las tribunas, eso es lo que más me quedó de esa época de Estudiantes campeón".

A temprana edad la herencia familiar para los deportes es casi un mandato, se puede no seguir el mismo camino, pero al menos una vez más el más chico, por iniciativa propia o de los padres, prueba el mismo deporte que el hermano mayor o un primo como en este caso, donde Ale Diez, jugador actual de Comunicaciones de Corrientes, siempre fue un referente para el “Chule”.

“De chico siempre gustaba ir a jugar a entrenar y me lo tomaba con responsabilidad, nunca planeé jugar al básquet profesionalmente se fue dando. Obviamente que tener a Ale en la familia era una ventaja para mí, ya que lo tengo como referente y cuando di primeros pasos e incluso ahora siempre estuvo pendiente de mí. Estoy muy agradecido con él, ojalá algún día podamos jugar juntos es una cuenta pendiente que tenemos", aseguró.

Ese jugar juntos es un anhelo que viene acarreándose desde Olavarría y seguramente también en alguna charla previa a un clásico de Mar del Plata, donde los primos a pesar de jugar en equipos opuestos, un par de veces llegaron juntos al Polideportivo.

"Raro era enfrentarnos más que nada, no tanto por la rivalidad del clásico. De hecho hemos ido juntos a algún que otro partido y después del partido nos hemos juntado a comer, dejando la oposición deportiva dentro de la cancha nada más”, confesó el armador.

El segundo paso de su vida deportiva fue nada más y nada menos que en Boca Juniors, equipo del cual es fanático y al cual iba a ver con su padre desde Olavarría cada domingo que se podía. La locura de agarrar la ruta e ir y venir en el día para alentar a Román y compañía, siendo parte de la banda sonora de la Doce. Sobre como sintió ser jugador de Boca y de si dudó en cambiar a Quilmes por el “Xeneize”, Bruno aseguró: “En la familia somos todos hinchas de Boca fanáticos, de ir a la cancha si es posible. Así que imagínate para mí lo que fue jugar en el club, haber estado esos dos años en el mundo Boca hizo que me interiorice un poco más en todos los deportes, no solo en el fútbol. Para mí fue un orgullo, lo disfruté mucho estar ahí, viví una experiencia muy linda y estoy muy agradecido al club".

"No me perdí ningún partido, lo exprimí al máximo eso y es una de los cosas que me agradezco de haber estado en Boca. Cuando me llamó Gustavo mi representante para ir a Boca ni lo pensé, le dije que le dé para adelante", aseguró.

Si bien en Boca no estuvo mal la experiencia y hubo un crecimiento deportivo, en Hispano llegó el afianzarse, el ser un jugador mayor y asumir las responsabilidades del caso, más allá de las que implica el solo hecho de ser el base del equipo. Bajo el ala de Gabriel Piccato, Sansimoni pone a su estadía en el elenco de Río Gallegos como un punto de inflexión en su carrera.

"En Hispano tuvimos la suerte que grupalmente nos fue muy bien, pudimos meternos en Playoffs cumpliendo el objetivo que nos habíamos propuesto a principios de año. Individualmente me sentí muy bien, muy a gusto con lo que Gabriel proponía, me dio la libertad para jugar y ser yo. Es un técnico con una visión muy particular del básquet y con quien aprendí mucho en el tiempo que compartimos", indicó y ratificó lo que se vio de afuera, un punto más de madurez en su juego y la confianza que le dio Piccato para ese crecimiento.

Leandro Ramella es otro de los nombres propios que marcó a Bruno. El ahora entrenador de Peñarol lo conoció a Bruno en un Argentino de cadetes en Comodoro Rivadavia y desde allí comenzó una relación que aún se mantiene en el tiempo y que por ejemplo hizo que su llegada a Peñarol fuera factible desde un primer momento.

“Obviamente que venir a Peñarol tuvo mucho que ver Leandro y estoy contento con la decisión que tomé. Me han tratado con mucho respeto, de la mejor manera y yo trato de manejarme igual, esto para mi es trabajo, ahora me debo a Peñarol y voy a hacer todo lo posible para poder ganar y al equipo le vaya lo mejor posible", comentó.

En el Súper 20 Peñarol ha sabido competir contra todos, ha ganado partidos y dejado escapar otros, pero en líneas generales las sensaciones fueron positivas, sabiendo que hay material para trabajar. En esa racha de entrada donde el Milrayita ganó tres de los primeros cuatro partidos, mucho se lo debe a la buena tarea de Bruno Sansimoni, quien promedió 13.3 puntos y 3.8 asistencias, además de tener partidos de 25 puntos como en el estreno ante Unión.

Sobre su actualidad en Peñarol, el olavarriense sostuvo: “Me sentí muy bien en el Súper 20 con confianza para jugar y con la tranquilidad que me brindan Leandro y los compañeros. Año a año me voy sintiendo un poquito mejor en cuanto al físico, el juego, aprendiendo cosas e incorporando también detalles en lo individual y esperando que sea un buen año para todos".

La evolución va desde lo mental a lo físico, pasando por lo técnico y táctico, Bruno Sansimoni viene completando casilleros y este año, en su vuelta a Mar del Plata, quiere corroborar esas buenas sensaciones con un Milrayitas encumbrado y luchando por los playoffs, a la medida de su historia.

Fuente: Mauro Osores para Básquet Plus

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.