Jueves 26 de Noviembre 2020 - 1:25hs
19.1°
Jueves 26 de Noviembre 2020 - 1:25hs
Olavarría
19.1°

La mujer que vive en una carpa con sus tres hijos sigue luchando por su casa propia

Ya hace dos semanas que está instalada allí con sus hijos y comenzó a construir la casa con las donaciones de la gente de Olavarría. 

Hace algunas semanas su caso se virilizó en las redes sociales, cuando la gente empezó a compartir el mensaje de una mujer que estaba viviendo con sus tres hijos en una carpa porque no contaba con ningún otro lugar para habitar. A partir de allí, empezaron a llegar las donaciones de los vecinos olavarrienses que se solidarizaron con la situación de la joven madre y la ayudaron con lo que pudieron.      

Celeste Vallard, de 29 años, está viviendo con sus hijos desde hace dos semanas en una carpa instalada en un terreno en Sargento Cabral entre 1 Bis y Ruta 60, el único bien material con el que puede contar en estos momentos en que, según cuenta, “no la está pasando nada bien”.     

                 

“Yo estaba juntada con el papá de mis hijos, él tuvo un accidente volviendo del trabajo y con la plata de la indemnización compramos el terreno. Lo puso a mi nombre, porque debía en el banco, y para mí fue mucho mejor, porque ya sabía que le quedaba a mis hijos, que son mi única preocupación”, contó Villard, madre de  Brian, de 10 años, Jazmín, de 7 y Emily, de 3.

Después de que la relación con quien en ese momento era su pareja se deteriorase definitivamente, Villard decidió separarse del padre de sus hijos y se “las empezó a ver muy difíciles”.  

“Cuando me separé el padre de los nenes no me pasó más plata, y ahí se me empezó a hacer imposible pagar el alquiler, realmente no podía, así que estuvimos viviendo de prestados en ese lugar hasta que la propietaria vendió la casa y nos tuvimos que mudar. Nos vinimos acá, que era lo único que yo tenía a mi nombre. Fue todo muy difícil. Cuando vinimos para acá, llegamos, metí todas mis cosas en esa construcción, que es del vecino, para que no me las roben, y volví a la ciudad a buscar las otras. Cuando vine de nuevo estaba lleno de policías, el pobre hombre se había asustado, pensaba que le queríamos usurpar su propiedad, pero le dije que no, que nunca sería capaz de eso, le pedí disculpas y le expliqué que el terreno de al lado era mío”, contó la mujer, que se instaló allí, como pudo, con la esperanza de poder levantarse una casa, que ya empezó a  construir.   

 

Todos los días a las seis, siete de la mañana, empezamos a trabajar. Con mi amigo ya hicimos los cimientos y estamos tratando de empezar a nivelar. Es poco lo que sabemos de albañilería, pero lo encaramos igual, para adelante, no le tenemos miedo al trabajo”, contó Celeste, que muestra los cimientos que logró hacer en el último tiempo. Se trata de una casita de 5 por 8 metros cuadrados en donde ella piensa poner “un baño y una cocinita”. Hasta no contar con los materiales y herramientas necesarios, ella “hace lo que va pudiendo” y sigue viviendo en la carpa con sus hijos.         

                                          

Yo no tuve la oportunidad de estudiar, terminé el secundario cuando estaba embarazada de la nena. Y este año iba a empezar a estudiar Maestra Auxiliar, en un curso que se hace en la Escuela Piloto, pero no pude por la nena más chiquita, no tenía en donde dejarla, pero lo pienso hacer el año que viene, que ella ya va a tener el jardín y el centro de día, que ya van a ser ocho horas que tengo cubiertas, entonces a la mañana voy a poder dedicarme al estudio y a la tarde trabajar en algo, de limpieza o lo que sea”, contó la joven madre, que no deja pasar oportunidad de revindicar la “importancia de dejarle algo” a sus hijos, por más que no sea mucho lo que se tenga. 

       

Mientras tanto, sigue su lucha para lograr que la Municipalidad la ayude. "Yo no quiero que me regalen nada, quiero que me ayuden, yo quiero trabajar”, dijo. Además afirmó que hasta el momento sólo ha podido contar con la solidaridad de la gente.                                               

“Yo creo que a los políticos no le importamos nada, la única que muestra preocupación es la gente. Acá en Olavarría siempre la que ayuda es la gente”, manifestó Celeste. Y confesó sentirse “abandonada” por “la gente que realmente tendría que ocuparse”. Es la gente, según cuenta, la que le donó 275 bloques, una pileta, una bacha, un inodoro, un bidet, y dos bicicletas para sus hijos. Aunque aún son muchas las necesidades que atraviesa esta familia.                                                                                  

“Para seguir tengo que nivelar, y no tengo niveladora. La niveladora de la Municipalidad está rota, eso es lo que me dijeron del municipio, no es que ellos no la quieran prestar. Y después ver cómo consigo lo que falta, arena granítica, los bloques, aberturas, tengo ahí una puerta que me regalaron pero no tiene postigos, y después más que nada el agua, porque le estamos pidiendo a los vecinos, una centrifuga, una bomba, lo que sea que me permita sacar agua”, contó Villard, que lleva a sus hijos a bañarse a la casa de su hermana y pide “el agua para el mate y lavar la ropa” a sus vecinos. 

                         

“No puedo cocinar, ya estamos cansado de comer siempre fiambre, y sé que eso no puede ser bueno para mis hijos, comer siempre lo mismo, por mí no me preocupo, pero sé que a ellos eso no le puede hacer bien”, manifestó Celeste, preocupada. Desde que su caso se viralizó fue mucha la ayuda que ha recibido, pero también fueron muchos los insultos y desprecios, los mensajes que  la atacaban y que, en algunos casos, se encargó de contestar.                                                                                  

La gente cree que uno no tiene ganas de trabajar, que vaya a estudiar, todo ese tipo de cosas, pero yo terminé el secundario, con mucho esfuerzo y necesidades, y me ligué las trompas, porque ya sabía que otro embarazo podía llegar a ser de riesgo. La gente no sabe todo lo que hemos trabajado y el sacrifico que nos costó todo, yo no quiero nada regalado”, concluyó Celeste.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.