UROBA: “Tenemos que trabajar para que esto no pase más”

La Unión de Rugby del Oeste de Buenos Aires emitió un duro comunicado a raíz del asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. Aseguraron que el hecho “tiene que ser tomado como un severo llamado de atención para jugadores, entrenadores, dirigentes y padres”. 

Fernando Báez Sosa de 18 años fue asesinado en Villa Gesell a la salida de un boliche cuando un grupo de jugadores de rugby lo golpearon salvajamente. Todos ellos están acusados de "homicidio agravado por el concurso premeditado por dos o más personas".

 

A raíz de este hecho, la Unión de Rugby del Oeste de Buenos Aires (UROBA) que es el regulador del rugby de la zona y publicó un comunicado repudiando el crimen y pidiendo que se redoblen los esfuerzos “para que estas cosas no sucedan más con jugadores de rugby como protagonistas”.

 

Señalaron que “el horrible y lamentable suceso ocurrido en Villa Gesell, en el que un grupo de jugadores de rugby mataron a golpes a un chico, ha provocado un sin número de opiniones de ‘gente de rugby’ y de personas que nada tienen que ver con el juego”.

 

“Yo, personalmente, que casi toda mi vida estuvo ligada al rugby, como jugador, entrenador, dirigente y ahora miembro de Tribunales de disciplina, me permito disentir, en parte, con las opiniones vertidas en general por la gente de rugby. Está claro que los valores y la filosofía que se aprenden en nuestro deporte nada tienen que ver con lo ocurrido este verano, pero también es cierto que, en realidad, ningún deporte tiene similitud alguna con semejante salvajismo”, indicaron en el comunicado difundido por redes sociales.

 

“Y ocurre que, además, el rugby confiere a sus jugadores dos o tres características que son muy buenas para el juego en sí mismo e incluso para la vida de relación fuera de la cancha, pero que pueden tornarse peligrosas si no son empleadas adecuadamente. Es que, en general, y sobre todo los que juegan en algunos puestos, el jugador de rugby es más fuerte que la media, y el valiosísimo mensaje de que el grupo está por encima de todo y de que todo se hace en equipo, son cualidades que en ciertas circunstancias, fuera de la cancha y fuera del club, acompañadas de alcohol y/o drogas o no, pueden tornarse perniciosas.

 

“Por eso creo que esta tragedia, más que servir para enviar mensajes de lo grandiosos que somos, enfrentando a la "familia" del rugby con el resto de la sociedad o con la prensa; tiene que ser tomado como un severo llamado de atención para jugadores, entrenadores, dirigentes y padres y ser utilizado para redoblar los esfuerzos para que estas cosas no sucedan más con jugadores de rugby como protagonistas. Si nosotros nos llenamos la boca hablando lo bueno que es el rugby como formativo, esto no puede pasar y dado que pasó, nos tenemos que bancar que todos los de afuera señalen que son rugbiers y ponernos a trabajar para que no pase más”, concluyeron.

 

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA