Ro Ferrer “planta bandera” en Olavarría

La ilustradora feminista estará el viernes en Olavarría para formar parte de una charla organizada por el Frente Ni Una Menos. En diálogo con Infoeme habló de las formas de comunicar para no seguir reproduciendo violencias machistas, de la legalización del aborto, las luchas colectivas y el sueño de un mundo más justo.

Este viernes 19 de julio a las 18 en el Centro Cultural Universitario se realizará la primera charla del ciclo “Con gafas violetas. Comunicar artísticamente con perspectiva de género”, a cargo de la ilustradora feminista Ro Ferrer, con el conversatorio/taller “comunicación no sexista”.

 

La propuesta es organizada por el Frente Ni una Menos Olavarría, con la adhesión de la Facultad Ciencias Sociales y el Centro Empleados de Comercio Olavarría, y se enmarca en el proyecto “Arte para concientizar”, entendiendo al arte como elementos transformador de la realidad.

 

Ro Ferrer habló con Infoeme y contó que el encuentro girará en torno a “desarmar” desde el lugar de la comunicación, los roles de género, los distintos modos de comunicar para dejar de reproducir todo esto que está “naturalizado”.

 

La ilustradora aborda en sus obras temas como la legalización del aborto, los femicidios, el lenguaje inclusivo y la igualdad de oportunidades y derechos, entre otros.

 

 

¿Cómo llegas a utilizar el arte como una forma de transformación?

Se fue dando solo. Siempre dibuje y cuando lo empecé a hacer en torno a todo lo referido a perspectiva de género fue un poco intuitivo, desde lo que a mí me había pasado. Me empecé a encontrar y cuando dejó de ser algo solamente individual, me di cuenta de que tenía la posibilidad de acercarles herramientas a otras personas, ahí el compromiso creció y se transformó en una lucha colectiva. Fue también escuchando y leyendo a otras compañeras, dándome cuenta de que la realidad que en algún momento percibía como única se reproducía en muchísimas otras personas.

 

Más allá de que sea un proceso colectivo ¿Individualmente es difícil? ¿Recibís agresiones?

No llego a tener noción real de cuál es la llegada, más allá de que tengo cierta devolución. He tenido varios ataques dirigidos y a diario está quién te escribe por privado o postea algo y te insulta. Creo que es parte de la resistencia de quienes no quieren que las cosas cambien y no terminan de entender qué es lo que estamos planteando. Quiero pensar que tiene que ver con falta de información y no tanto con una maldad específica. También está el contrapeso o la balanza que son todos los buenos comentarios y saber que hay gente que siente que todo ese mensaje le sirve para modificar algo de su vida. Eso es un montón.

 

 

¿Cómo viviste el debate histórico en el Congreso por la legalización del aborto?

Fue maravilloso lo que pasó el año pasado, creo que hubo un despertar masivo de conciencia no solamente de clase y de género sino de qué significa ‘lo personal es político’. Hubo un montón de gente que entendió que político es todo y no necesariamente es partidario. Creo que hay una porción muy grande de adolescentes y niñes que entendieron lo que estaba en juego: que no era solamente la lucha por la legalización del aborto sino por el control de los cuerpos, de las decisiones, de los proyectos personales, por la generación de políticas públicas, por la educación sexual integral. No era una sola cosa por lo que peleábamos. Del otro lado lo disfrazan de moral negando que los abortos existen, están, pasan a diario y son clandestinos e inseguros. Quizás quienes tenemos la posibilidad de pagar una obra social y las pastillas de Misoprostol tengamos acceso a un aborto que si bien es clandestino es seguro. Pero la mayoría de la gente no.

 

La maternidad no debe ser un fin ineludible, único y obligatorio. Entender eso es un paso enorme y cuesta. El mandato de la maternidad está súper arraigado. Esta creencia que nos definimos y nos terminamos de completar solo si somos madres. 

 

¿Crees que los espacios políticos serán capaces de llevar este debate al terreno de la salud pública?

Creo que sí porque también la misma sociedad va llevando a que se entienda de esa manera. Salvo quienes ya se definieron claramente a favor del aborto clandestino y que son incluso estos partidos que tienen bastante que ver con el neo nazismo en Argentina, con el nacionalismo extremo, que se nombran ellos mismos como ‘partido celeste’, después creo que hay una gran mayoría de diputados, diputadas, senadores, senadoras que sí entendieron qué era lo que significaba. Este año no le tengo mucha esperanza porque es electoral y además con la misma gente que estaba pero pienso que si no es este año será el que viene. Basta con entender que es una cuestión de salud pública y que no es obligatorio, es el derecho a decidir. Vamos a seguir saliendo a las calles y copando todos los espacios que podamos para que así sea.

 

 

¿Qué deseás para las pibas que vienen?

Para las pibas y los pibes que se merecen ser parte de este cambio de paradigma, lo que deseo es que tengan vidas dignas, que puedan decidir absolutamente todo: quiénes ser, cómo ser, qué quieren hacer. La libertad y las oportunidades, el acceso a todos los derechos, que puedan decir lo que piensan sin ser disciplinados y disciplinadas. Pienso que todo eso sería un futuro hermoso, con menos violencia, con menos desigualdad, menos discriminación. Hay una generación que eso lo está incorporando muchísimo más fácil. Pienso que es necesario que los varones estén incluidos porque son la parte que en general han causado todo este lío. Que se puedan hacer cargo y cuestionar sus privilegios, y nosotres también. Pienso que va a ser una sociedad más equitativa.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA