Ismael Serrano: “Lo que realmente me gusta es contar historias”

Previo a su llegada al Teatro Municipal de nuestra ciudad, el cantautor español dialogó en un extenso mano a mano con Infoeme. Su música, su relación con Argentina, redes sociales, literatura y más.

Tomás Correa

@toomicorrea


 

“Podría ser jardinero en Marte, médico de flores, poeta ambulante, deshollinador volando en tejados, probador de espejos o un pirata honrado. Quisiera ser hombre al fin al cabo”, canta Ismael Serrano en ‘Podría Ser’, una de sus canciones más conocidas, y quizás una de las que mejor define a un cantautor que esboza que descubrió que “lo que realmente me gusta es contar historias”.

 

Previo al espectáculo que brindará en el Teatro Municipal el próximo 24 de mayo, el artista español habló de diversos temas en un extenso e interesante mano a mano con Infoeme. Su música y su historia, su relación especial con Argentina, las redes sociales, la literatura y más fueron las temáticas que Serrano fue señalando a lo largo de la charla.

 

- No ha pasado mucho tiempo entre tu última visita y esta nueva, ¿Qué expectativas hay de cara al show del 24 de mayo?
 

- Yo creo que esta gira es muy especial, primero porque no está permitiendo llegar a lugares en los que ya habíamos estado, y luego porque este formato de guitarra y voz te permite una cercanía y una complicidad con el público que es muy especial. Nosotros veníamos de una gira muy intensa con una gran producción y banda, y ahora nos acercamos simplemente con la guitarra para hacer también balance y repaso de lo que es mi discografía, y se genera un ambiente que permite conectar con la gente de otra manera. Ya hemos recorrido parte de España, parte de la Provincia de Buenos Aires y vamos a cruzar el océano unas cuantas veces más.

 



 

- Tu relación con Argentina es muy intensa y cercana, desde la Capital al interior ¿Cómo surge eso y cómo se mantiene en el día a día?
 

- Eso es una de las cosas más bonitas que me da este oficio, poder recorrer como lo he hecho durante estos años. La esencia del oficio es también eso, echarse la guitarra al hombro y estar en carretera como un titiritero, como decía Serrat, de aldea en aldea. Pero el vínculo con este país es especial, gran parte de mis mejores amigos están aquí, he vivido momentos, en lo personal y en lo profesional, maravillosos, hasta tengo una hija que mezcla el 'vos' con el 'tú'. He tenido la oportunidad no solo de dar conciertos inolvidables, sino también de compartir escenario con Serrat, Sabina, Mercedes Sosa y muchos más. Es un vínculo que se va estrechando con el paso del tiempo, y a uno lo invita a hacer los recorridos que podemos hacer por el interior. También cuando uno apuesta por la música, las palabras y la poesía no siempre tienen toda la difusión que la música merece, entonces la infusión a veces pasa por eso también.
 

- Todo ese recorrido y estos años de carrera se ven acompañados de muchas canciones, ¿Qué tan difícil fue seleccionar las que integran el nuevo disco?
 

- Eso cada vez es más difícil, pero en el caso de 'Todavía' lo que hice fue elegir canciones que no están en mis repertorios habituales, pero que también forman parte de mí y que me apetecía recuperar, lo que antes eran las caras B, pero que muchas de ellas no las hago muy a menudo. También me gusta cantar las canciones de siempre y de otros autores. La idea de la grabación del disco fue tener una guitarreada entre amigos, pero en el escenario hacemos algo diferente, yo le doy un carácter teatral a la puesta en escena, lo que me permite ligar una canción con otra y me divierte mucho. También permite un diálogo, hacer reflexiones con un tono poético, y contextualizar las canciones, al estar solo con la guitarra es muy sencillo.

 


“La esencia del oficio es también eso, echarse la guitarra al hombro y estar en carretera como un titiritero”

 

- El diálogo y la interacción del público es algo que también mantenés de manera muy fluída a través de las redes sociales…
 

- Me interesan mucho las redes sociales, aunque a veces sean más generadoras de ruido que de debate, me gusta participar y hasta discutir por Twitter. Llega un momento en el que no me doy cuenta de que interactúo más con quién me odia qué con quién me quiere (risas). Creo que forma parte de las redes sociales y es muy difícil cambiar los hábitos, pero te permiten una interacción inmediata y sin intermediarios con el público, medir su opinión, su parecer y eso resulta interesante a veces como un juego. También las uso a la hora de informarme, antes cuando te enterabas que había una noticia importante prendías la radio para actualizarte, ahora uno entra a Twitter y puede tener la última hora. Uno no puede no hacerse de esas herramientas aunque tengan un doble filo.
 

- En esta idea de incursionar en nuevos formatos también presentaste hace poco tu libro “El viento me lleva”,¿Cómo llegas a contar historias en este nuevo formato?

 

- Era una idea que tenía desde hace tiempo en la cabeza, escribir alguna de las historias que uno viene contando sobre el escenario. No solamente me gusta cantar e interpretar mis canciones, sino también contar historias. Cuando empezaba en los cafés de Madrid, a veces compartía escenarios con cuentacuentos, muchachos y muchachas que se subían al escenario y contaban historias sin tener que estar detrás de una guitarra. Me apetecía mucho escribir esos relatos, los tenía en la cabeza, lo cierto es que el libro iba a hacer otro, un libro de viajes o un anecdotario, pero al final surgió un libro de historias de otros, de relatos que se enlazaban los unos con los otros, que al abrir uno nacía otro.

 


 

- ¿Difiere mucho la escritura de un libro del momento de sentarte a escribir una canción?
 

- Lo que me he dado cuenta al final de escribir este libro es que a mí lo que realmente me gusta es contar historias, da igual el mecanismo o las formas, lo que me gusta es eso.

 

- Volviendo un poco al show, ¿Con qué se va a encontrar el público en este nuevo formato íntimo?
 

- Estamos precisamente inmersos en la gira de 'Todavía', con temas clásicos, temas que no interpretamos seguido, alguna versión, y se encontrarán con una puesta que permite un diálogo con el público muy especial y contar historias. Supongo que se recordará que a mí me gusta mucho la conexión con el público, pero esta propuesta tiene más sorpresas.

 



 

- Cómo cierre y también como reflexión interna, ¿De qué manera definirías a Ismael Serrano? ¿Cómo se lo presentarías a otra persona?
 

- La verdad no sé, y quizá eso me define ya, con que soy un interrogante para mí mismo. Creo que toda persona que se sube al escenario fundamentalmente lo hace porque tiene miedo a la soledad, porque necesita sentirse acompañado. Supongo que Ismael Serrano es un tipo que necesita cantar para sentirse menos solo, que necesita cantar para enfrentarse a sus propios miedos, que sueña con un mundo mejor y que cree que nuestra vida rutinaria y cotidiana tiene siempre una poesía que no siempre somos capaces de ver, pero que la música nos la señala. La música sirve para eso, para entender que nuestras pequeñas batallas domésticas se encierran en una épica emocionante que le dan sentido a las cosas, supongo que alguien que trata de buscar esa épica y esa poesía, ese soy yo.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA