Lunes 27 de Septiembre 2021 - 0:42hs
Lunes 27 de Septiembre 2021 - 0:42hs
Olavarría

Se lanzó una campaña de prevención del cáncer de cuello uterino

Se lleva adelante con el objetivo de generar conciencia sobre el cáncer de cuello uterino debido a las dificultades que hay para diagnosticarlo a tiempo. 

El Municipio informó que esta semana se desarrolla la campaña de prevención del cáncer cérvico-uterino, orientada a mujeres de entre 20 y 65 años de edad, con el objetivo realizar el test de Papaniculau (PAP).

En este marco, en un esfuerzo conjunto entre la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC) filial Olavarría con profesionales de la Secretaría de Salud del Municipio, se lanzó una campaña para que profesionales de la Dirección de Atención Primaria realicen los PAP a aquellas mujeres que se anoten.

Según se indicó desde el municipio, los controles estarán a cargo de Sofía Herrera y Victoria Nogal residentes de Medicina General.

Se requiere tramitar turno, para lo cual se invita a comunicarse al número 428280, los días martes a jueves de 9 a 11, y de 16 a 18, o acercarse a Mitre al 2.659.

Cáncer de cuello uterino

Se denomina cáncer al proceso de crecimiento y diseminación incontrolado de las células. Puede aparecer prácticamente en cualquier lugar del cuerpo en la forma de tumores. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en otros sitios distantes del organismo.

El cáncer de cuello de útero es una enfermedad en la cual se produce un crecimiento anormal de células tumorales en los tejidos del cuello uterino.

La principal causa de este tipo de cáncer es el Virus del Papiloma Humano (HPV), un grupo de más de 150 virus que se transmite generalmente a través de las relaciones sexuales.

También se puede contagiar a través del contacto con la piel de persona a persona. En la mayoría de los casos, el virus desaparece solo. Pero si la infección persiste, puede producir lesiones que con los años pueden convertirse en cáncer.

El cáncer de cuello uterino es uno de los pocos que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la mujer aprecie algún síntoma. Por eso es tan importante cumplir con las revisiones ginecológicas regulares y la realización anual del test de Papanicolau (PAP) y Colposcopia, pruebas sencillas que no producen dolor y duran sólo unos minutos, que permiten el diagnóstico de las lesiones pre-malignas, de tal forma que su tratamiento evita que éstas evolucionen a lesiones invasivas.

Los síntomas a menudo no comienzan sino hasta que un cáncer se torna invasivo y crece hacia el tejido adyacente. Cuando esto ocurre, los síntomas más comunes son: sangrado vaginal anormal, secreción vaginal inusual y/o dolor durante las relaciones sexuales.

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.