Berni reformó el organigrama y alejó a los municipios de la policía Local

En el último Boletín Oficial del Ministerio de Seguridad quedó expuesto en el nuevo organigrama de la fuerza de seguridad. Si bien lo más resonante es la creación de la figura del Jefe de Policía, no menos trascendente es que se alejó a las comunas de la coordinación de la policía Local.

Desde hace ya un tiempo era una suerte de secreto a voces, inclusive ya hace varias semanas que había trascendido de qué iba el proyecto de reforma estructural de la policía Bonaerense que quería implementar el ministro de Seguridad Sergio Berni. El objetivo era claro, centralizar en La Plata la dirección la fuerza de seguridad y eso quedó plasmado en el Boletín Oficial publicado en las últimas horas.

 

“Resulta sustancial reforzar la cadena de mando de las Policías de la Provincia de Buenos Aires”, puede leerse en los argumentos que sirven como antesala la reforma que si bien fue impulsada por Berni contaría con el aval del gobernador Axel Kicillof. “coadyuvará a la supervisión y ejecución de las políticas de seguridad, optimizando la coordinación estratégica y por consiguiente la respuesta operativa en el vasto territorio provincial, en todos sus niveles de intervención en materia de seguridad pública”, concluye ese mismo apartado.

 

 

“Resulta oportuno y conveniente la creación de la Jefatura de Policía, como organismo de conducción superior de las Policías de la Provincia de Buenos Aires”, se enfatiza poco después, a medida que se aclara que el Jefe de Policía dependerá directamente del Ministerio de Seguridad. A esto se le suma una resolución precedente que no es para nada menor, ya que anticipa cómo será el nuevo mapa de la fuerza: “suprimiendo, dentro de la estructura ministerial, la Superintendencia General de Policía, la Superintendencia de Inteligencia Criminal, la Superintendencia de Institutos de Formación Policial y la superintendencia de Policía Local, transfiriendo los créditos, patrimonio y personal al ámbito de las Policías de la Provincia de Buenos Aires

 

 

No menos relevante es el funcionamiento, si se quiere, retroactivo de esta nueva norma ya que se pone como fecha de puesta en ejercicio de la reforma el 11 de diciembre de 2019, es decir el inicio de la gestión del Frente de Todos en el Ejecutivo Bonaerense. Si bien en el plano local no se dieron proclamaciones oficiales o en ON, las voces consultadas no se vieron sorprendidas por la normativa y encuadraron todo como una muestra más de cómo la política opera también en cuestiones vinculadas con las fuerzas de seguridad.

 

A la par, se expresó que al momento no ha habido ningún tipo de bajada o directiva expresa, que las fuerzas siguen funcionando tal cual lo vienen haciendo. Primero el Operativo Sol, ahora el Coronavirus, son las explicaciones que se encuentran para explicar la demora de una reforma que viene desde inicios de año pero que ahora parecería acelerarse.

 

 

En Olavarría donde más podría resentirse la situación es con respecto al funcionamiento de la policía Local, la fuerza de seguridad de neto carácter preventivo que fuera creada durante la última parte de la gestión Scioli en la provincia. En la misma el rol de los municipios es clave, ya que los mismos debían adherir a un acuerdo para contar con la misma en sus calles, una puesta en común que también se traducía en el acompañamiento con fondos y recursos, teniendo a cambio el poder de decisión al momento de coordinar las tareas operativas.

 

Los proyectos de cambios en la policía Local no son nuevos. Cristian Ritondo, quien fuera ministro de Seguridad de María Eugenia Vidal, se proclamó varias veces al respecto pero nada de ello llegó a concretarse. Las posibilidades siempre fueron dos: que pasara a las comunas o que pasara a la policía Bonaerense. Cuando antes todo hacía suponer lo primero ahora Berni optó por la segundo y la ubicó dentro del área de injerencia directa del Jefe de Policía.

 

 

Inclusive en portales de noticia se aclara de una resolución que se habría enviado a la fuerza en la que se dispondría “suspender las colaboraciones a los municipios en todas sus variantes". Ahora restará conocer cómo será todo esto en la práctica y, más aún, cuándo comenzará a darse, más teniendo en cuenta que la mayoría de los operativos preventivos por el aislamiento obligatorio, sea en calles o puestos de control sobre los accesos a la ciudad, son hecho por este personal.

 

El caso de Olavarría es excepcional, por ello vale la salvedad. Desde hace varios años, inclusive previo a la llegada de Ezequiel Galli al palacio San Martín, que el municipio realiza importantes desembolsos para la policía, sea la Local, de Seguridad, o la especialidad que sea. Alquileres, móviles, horas extras, insumos y la lista sigue. Por lo que también resta preguntarse cuál será la postura que se adopte y, más aún, en un contexto de “emergencia económica y administrativa”.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA