César Valicenti: “este Presupuesto así como está hoy no lo vamos a avalar”

El diputado provincial, a solas con Infoeme. El presupuesto de Vidal, el ajuste, y las complicaciones que vendrán en 2019. Señala que la crisis llegó a Olavarría, y cómo se construye la “alternativa política” para las elecciones. “ El vecino sospecha cuando abren locales partidarios en campaña. O quienes aparecen en los barrios tres años después” dijo.

Alexis Grierson

@alexisdechillar

 

Un camino de La Plata a Urdampilleta. En medio, la charla con Infoeme. Con actos, y actividades, el diputado provincial por Unidad Ciudadana, César Valicenti continúa en el análisis del Presupuesto bonaerense que tendría tratamiento este lunes (aunque por lo bajo, comenta que tampoco sería la fecha definitiva).

 

Pone a Federico Aguilera como uno de los principales protagonistas de la unidad peronista. En una unidad donde señaló que el que no estuvo hasta hoy, probablemente no estará. ¿Un palo a José Eseverri? Pero además, señaló la fuerza de “la oposición desde diciembre de 2015” la construcción, y la situación económica-social.

 

-Cuando el año termina, los Presupuestos asumen el gran protagonismo político. Debido a su rol legislativo, ¿cómo lo analiza? ¿Cómo lo han ido trabajando?

 

-Es un presupuesto importante por varios motivos: porque es el último de la gestión de esta gobernadora, porque es el Presupuesto que claramente se ve cómo se intenta cumplir los requisitos y condicionamientos del FMI, y porque consolida una política económica. Vemos un presupuesto que el único crecimiento que se lee es el de pago de deuda. Esta gobernadora ha profundizado en endeudamiento, si bien es un problema estructural que tiene la Provincia para hacerse de los ingresos que hacen al funcionamiento cotidiano. Hay una disminución drástica -que la leemos como un feroz ajuste- en lugares clave para la sociedad: Ministerio de Salud, Educación, en particular Ciencia y Técnica (soy presidente de la Comisión). Se consolida en el Presupuesto un recorte de ajuste en áreas clave. A todo esto hay que sumar lo que se vive en la Provincia en el sector privado y es lo más genuino para evaluar la situación. Las pymes no se pueden sostener, no hay generación de puestos de trabajo. Esa es la foto que hay que mirar a la hora de analizar la economía. No se reduce solo a un Presupuesto.

 

-¿En qué rol entran los Municipios en este caso?

 

-Hoy en día se genera un mecanismo muy perverso que es el de delegar responsabilidades a los Municipios, como el Servicio Alimentario Escolar (SAE), el SAME que es un programa de emergencia que los Municipios reciben cada vez menos financiamiento para ejecutar. No se le coparticipa el dinero. Los Municipios quedan ahorcados económicamente. Están frente a sostener más responsabilidades con el vecino con menos fondos para afrontarlo. A medida que la crisis es más grande, el vecino necesita más del Estado, no menos. Las matriculas de los comedores escolares han crecido, entonces se necesitan más ingresos. Y tienen menos. Los hospitales públicos están avasallados de trabajadores que perdieron la obra social. Y los Hospitales tienen menos fondos.

 

-Hace algunas semanas se señalaba la gravedad de perder los fondos, ¿se está menospreciando la pérdida de dinero, por ejemplo del Fondo Sojero?

 

-Los intendentes de Cambiemos, que también gobiernan a nivel provincial y son los que ejecutan esos recortes, no pueden salir públicamente a manifestarlo. Pero no contar más con el Fondo Sojero, y que la Provincia esté transfiriendo constantemente responsabilidades, que no se le financie la Tarifa de Interés Social a usuarios de la luz o gas, eso perjudica a los intendentes. Eso es así. Hoy los legisladores de la oposición somos los que estamos poniéndole ese condicionamiento al gobierno provincial. Ya pasó en presupuestos anteriores: la primera negociación logramos que se puede lograr tener el Fondo de Infraestructura Municipal que en Olavarría logró financiar varias obras. Tratamos de tener en cuenta la demanda de vecinos y los intendentes, pero somos opositores completamente a las políticas económicas y públicas que se han definido en los últimos 4 años en Argentina. Y fuimos elegidos para eso. Este Presupuesto así como está hoy, no lo vamos a avalar.

 

 

-Entendiendo las configuraciones de los Presupuestos (nacional, provincial, local) ¿cómo cree que será el año próximo? ¿En lo social, lo económico?

 

-Uno ve datos macroeconómicos que no alientan una mirada positiva. En la Provincia tiene que ver la realidad de las pymes para ver si hay un futuro próspero para los jóvenes. Porque generan el 70% del trabajo privado genuino. Y hoy están recortando hacia adentro: despidiendo, o se endeudan, y la verdad es que esa realidad nos hace pensar que vamos a estar peor. También el comercio está atravesando una situación complicada, y el sector público no puede absorber más mano de obra. El gobierno dice casi como una ficción es que no hay inflación o está bajando. Si la inflación es más baja es porque hay un enfriamiento total de la economía. Hoy en Olavarría cierran comercios, liquidan productos, se mudan a otro lugar más lejos. No hay créditos para pymes, nosotros quisimos que se declarara la Emergencia Pyme para discutir tributos y el sistema impositivo y la gobernadora profundiza las políticas que define Macri.

 

-Siempre se dijo que cuando la crisis llega a Olavarría es porque la situación ya es aguda. ¿Esto está sucediendo, entendiendo lo que me comenta?

 

-Si, coincido con esa premisa. La matriz productiva diversificada de la ciudad hace que tenga cierto colchón que otros distritos no tienen, pero me preocupa muchísimo que en la ciudad se hayan generado puestos de trabajo relacionados a las grandes empresas, es un empleo de baja remuneración y transitorio. No hay una mirada de largo plazo por parte del Municipio. ¿Qué va a pasar cuando los trabajadores terminen la obra que están haciendo? Después todos los sectores de la economía, salvo muy pocos, la están pasando mal. Y van en una curva descendente: los comercios venden menos, las pymes venden menos, y la verdad es que es preocupante la situación que se vive. Ya hay signos sociales en la ciudad que dan cuenta de la crisis que se está viviendo. Y no se ve posibilidad de mejora al menos los primeros meses del año que viene.

 

 

-Pienso en estos meses que vienen y también pienso en las elecciones, son en menos de un año, ¿cómo cree que se dará ese mapa? ¿cómo piensan plantear una alternativa a lo que se oponen?

 

-Creo que en nuestra fuerza política está atravesando la transición de ser una fuerza política de oposición a volver una fuerza propositiva de cara a lo que va a venir. De cara a la ciudadanía, desde las elecciones de 2015 dijimos que Macri traía un plan de ajuste, que la economía no iba a mejorar al vecino de a pie para el trabajador, eso se cumplió. Y fuimos coherentes en nuestro rol opositor. Hemos votado en contra los aumentos impositivos, en contra desde Unidad Ciudadana los intentos de endeudamiento o intentos de recortar un derecho a los ciudadanos. Eso nos pone en un lugar privilegiado de la oposición en Argentina. Ese lugar lo vamos a usar para ser propositivos de cara al año que viene y amplios, para reforzar nuestra fuerza política y contar con un programa que tienda a traer soluciones a sectores de la sociedad que necesitan trabajo, un sistema de salud fuerte, un sistema educativo fuerte, me parece que lo demostramos cuando nos tocó ser gobierno, con cosas para mejorar que en su momento fueron una crítica hacia nosotros, pero que la ciudadanía en su conjunto ha entendido que Macri no es una solución al problema que tenían los argentinos en el 2015. Los profundizó, y las soluciones que tenían los argentinos fueron empeoradas.

 

 

-Cristina puso un pilar en torno a la construcción de unidad. Reuniones, dichos, acercamiento para generar un “Frente Patriótico”: ¿se puede lograr en lo local? ¿Cuán amplio será? ¿Cuál cree que será el límite?

 

La construcción de una fuerza política que se convierta en una alternativa electoral, generalmente se la piensa en el último tramo que es la construcción de la expresión electoral. Hay que analizar todo. El tránsito es ir viendo cómo te encontrás en un proceso de unidad en posiciones unificadas respecto a diferentes coyunturas. Una es el tema del Presupuesto. Tienen quienes lo defienden (el oficialismo), quienes nos oponemos y hacemos una oposición crítica y quienes los avalan. En ese sentido se va construyendo la unidad con quienes se oponen. Después los conflictos en la calle, cuando hay una empresa que cierra o un Municipio que despide, ahí también hay que estar acompañando. Y se ven maneras de unificar fuerzas políticas. Si te fuiste encontrando en posiciones comunes en el congreso, en la calle, en ciertas coyunturas económicas o sociales, es más fácil construir la unidad en términos electorales. Pero es un proceso que se camina juntos. Quienes se quieran encontrar a último momento para armar una lista...no se trata de unidad, es un acuerdo electoral que será difícil constituirlo de manera previa.

 

-Entonces, ¿se podría llegar a dar un escenario similar a 2015? (NdeR: no hubo acuerdo entre facciones del peronismo y hubo 4 listas, que después bajaron a 2). 

 

-Eso puede suceder. Creo que habrá por parte de la población que son quienes configuran la política una demanda de coherencia. Y se va a validar en las elecciones a quienes sostuvieron una conducta coherente en estos años. Tanto sea para los vecinos que defienden al oficialismo van a optar por Cambiemos. Aquellos vecinos que estén en contra de este gobierno, van a optar por los espacios que siempre fueron opositores. Creo que lo que sea una especulación electoral por parte de expresiones políticas lo va a leer y ya quedó demostrado que lo castiga con el voto.

 

-Ahora, en la construcción de la unidad hay diversas variables. Puntualmente, ¿hay lugar para un Eseverri, González Hueso, dirigentes del Frente Renovador? ¿Se puede dialogar?

 

-Sí, lugar hay. Pero el lugar no lo define la dirigencia política, lo define la población. Quienes tengan anclaje en lo territorial, que haya población que demande presencia en los espacios políticos, tendrá lugar inevitablemente. No hay porteros en los espacios políticos, que dicen quien entra y quien no. Hay una necesidad que venimos manifestando hace tres años pero que se lee generalizada es que tiene que haber una alternativa real al gobierno de Macri y no puede seguir gobernando 4 años más. Sería terrible para la Argentina y para Olavarría en particular. El 70% dice “queremos otro presidente que no sea Macri en el 2019”. Ahora, quienes asuman esa demanda social estarán en una fuerza opositora. Quienes la venimos asumiendo desde hace mucho tiempo tenemos más legitimidad, pero no porque lo decimos, sino por la población y uno lo ve cuando hace sondeos de opinión. ¿Por qué Cristina es la dirigente más valorada de la oposición argentina? No es porque es ex presidenta, es porque es opositora desde el primer día de gobierno. Esa lógica se traslada a nivel provincial y local. Han sido coherentes desde el primer día. El vecino sospecha cuando abren locales partidarios en campaña. O quienes aparecen en los barrios tres años después. Es el vecino que define quien tiene que encabezar el espacio.

 

 

-En ese proceso, ¿cómo ve a Aguilera? Es quien tiene una mayor visibilidad, pareciera que será el candidato, ¿hay que tenerlo en cuenta?

 

-Federico Aguilera es la síntesis de la coherencia en su posición política, la juventud que es otra demanda de la sociedad y la política local, y la capacidad de trabajo. Eso está claro que es así. Uno después puede escuchar críticas de una u otra manera, ahora estas tres variables se lo valora de diferentes espacios. Su fuerza juvenil, su coherencia en el HCD y su capacidad de trabajo que tiene relacionado a los vecinos, presencia permanente en la ciudad, participando e insistiendo desde un rol donde hay herramientas acotadas para resolver problemas es muy valorable. Después del futuro político se verá, pero me parece que es un joven a tener en cuenta. Está valorado por una gran parte de la ciudad de Olavarría.

 

-El año que viene finaliza su segundo periodo como diputado. En lo personal, ¿cómo ha vivido estos años? Fue oficialismo, hoy es opositor, ¿qué se empieza a llevar desde su rol?

 

-Fui un privilegiado porque fui y soy parte de un espacio que en su momento dijo e hizo que los jóvenes tenían que ocupar espacios institucionales. En mi caso, que vengo de una familia que no es de actividad política, soy un militante más que ocupo un rol institucional. Ninguna de las dos veces que fui parte de la lista de Diputados tampoco fue una decisión personal estar ahí. Fue un privilegio como militante. Y hay temas interesantes que son demandas sociales que poder trabajarlo en una Ley se vea cristalizado en el tiempo. Estamos trabajando una Ley que tiene que ver con el financiamiento de clubes de la Provincia y su rol de inclusión social con los beneficiarios de la Asignación Universal. También buscamos crear un Instituto de Minería de la Provincia; leyes que regulan actividades profesionales como la de los Escribanos, todas estas cuestiones que no solamente las trabaja un legislador, son iniciativas que propuse pero que están incluidos múltiples actores y dan una riqueza importante. Nunca debe dejar es el de ser militante, y defender un proyecto de sociedad. Tengo 40 años y seguiré militando el proyecto de sociedad que militamos hace años.

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA