Investigan un nuevo caso de apropiación de bebés en Olavarría

Una investigación realizada por Infoeme a mediados de 2014, reveló la existencia en nuestra ciudad de una red dedicada a la apropiación ilegal de bebes y la sustitución de su identidades para su presunta comercialización, durante los años de la última dictadura cívico militar.

Esa causa judicial involucra a muchas personas y actores institucionales locales y de la zona aunque aún no tiene formalmente imputados. Se menciona a médicos de Olavarría, una clínica privada, enfermeras, parteras, entre otros.

Se supone que este no fue el único caso ocurrido y de a poco otros hechos similares comienzan a salir a la luz. LU32 Radio Olavarría dialogó con la abogada Mariana Catanzaro, representante legal de Agustina, quien fue víctima de esta modalidad y su identidad fue sustituida.

Según relató la letrada, este hecho ocurrió en el Hospital Municipal en octubre de 1978. Tal como lo explicó Catanzaro, una joven de 14 ó 15 años dio a luz en el centro de salud local, le dijeron que el bebé nacido había muerto pero finalmente habría sido entregado a la familia apropiadora.

Contó también que a partir de una prueba de ADN, Agustina pudo encontrar a su madre biológica.

La abogada lo vincula íntimamente al tema de Derechos Humanos, ya que el contexto institucional en el que se producía, era propicio. El Estado participó en la adopción ilegal, ya que el Registro Civil estaba activo en esto, sostuvo Catanzaro.

Indicó que evidentemente se hacía con frecuencia y habitualidad, existía mucha impunidad, y trabajan sobre una hipótesis de sistematicidad. El decirle a una parturienta que su hijo estaba muerto y entregárselo a una pareja que los inscribía como propio, requería de distintos eslabones dispuestos para el mismo fin.

Por otro lado afirmó que estos hechos que describen están acreditados con declaraciones de testigos en la causa que sigue la Justicia Federal con sede en Azul. Agregó que la pareja que apropia a Agustina, en ningún momento simuló un embarazo, aunque sí simularon un proceso de adopción, que no existió, y les entregaron el bebé.

Catanzaro reveló que las personas que criaron a Agustina figuran como padres biológicos y también hay firmas de funcionarios como Forte y Borzi, ambos fallecidos. Por ahora, los únicos imputados en la causa son los apropiadores de Agustina, señaló la abogada.

Inscribieron como propia a Agustina, falsificando documentos públicos en el Registro Civil de Olavarría, aunque resta determinar responsabilidades en torno a esto. Recordó que en casos similares el Hospital no provee documentación porque la misma, dicen, fue perdida en la inundación.

"Había gente que se creía con impunidad suficiente para violar la ley como si fuera un bache en la calle", señaló Mariana Catanzaro en diálogo con los periodistas Martín Rodríguez y Paula Bottino.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Las más Leídas en Infoeme