Martes 28 de Junio 2022 - 8:57hs
Martes 28 de Junio 2022 - 8:57hs
Olavarría

“No existe el no cuando uno tiene un sueño”: olavarriense se convirtió en Lady Caribe

Se trata de Marcela Figueroa, de 46 años, quien se transformó en Lady Caribe en un certamen en el que representó orgullosamente a la Argentina.

 

Cada mujer es única y es hermosa, todas tenemos que saberlo y tener la confianza y la fuerza interior para seguir nuestros sueños”, afirma sonriente Marcela Figueroa, la olavarriense de 46 años que la semana pasada, en Panamá, fue coronada como Lady Caribe en el concurso de belleza Miss Costa América.

 

Se trata de una competencia en la que anualmente mujeres de diferentes países de Latinoamérica se postulan para representar a su país y ser coronadas como Miss Costa América. En una época en la que este tipo de concursos se encuentran en constante debate, este certamen se jacta de juzgar la “belleza integral, la elegancia, la personalidad, el porte, la pose, la seguridad, la conciencia social y la salud física de las candidatas”.

 

“En enero me enteré del concurso por Instagram y pensé en no ir porque era muy lejos, en Panamá, y tenía que dejar a mis hijos solos”, contó Marcela, que tres meses después cambió de opinión y se animó a intentarlo.

 

Hablé con el organizador, le mandé fotos de cuerpo y de cara, realicé los trámites necesarios y quedé preseleccionada”, relató la olavarriense, que tiempo después fue la elegida para representar a nuestro país de entre 300 argentinas que aspiraban a hacerlo.

 

 

Desde ese entonces todo cambió para esta emprendedora y madre de tres hijos que, aunque nacida en La Plata, se reconoce inequívocamente olavarriense, ya que vino cuanto tenía tan solo 2 años. “Trabajé en relación de dependencia durante varios años, después puse un lavadero de ropa y, al tiempo tuve la suerte de poder abrir otro más”, contó.

 

Aparte de ser madre de Luciana, de 25 años, de Facundo, de 23 y de Anita, de 9, Marcela va a ser abuela dentro de muy poco tiempo, ya que su hijo Facundo está a punto de convertirse en padre.

 

 

Pero como todo lo demás, entrar al concurso no fue fácil: después de muchos preparativos, un repentino problema de salud puso en riesgo su participación.

 

“Estuve con 40 grados de fiebre, fui al Hospital y me dijeron que no podía moverme de mi casa por varios días, justo cuando estaba por empezar el concurso”, recordó. Lo que ya parecía una sentencia a no poder representar a su país en el evento quedó sin efecto cuando el miércoles 11, el día de la inauguración del certamen, se sintió mejor y tomó un vuelo a Panamá.

 

“Fue el mismo día que me bajó la fiebre, armé un bolsito y partí. Llegué a Panamá el viernes a la mañana, con un día de desventaja porque el evento había empezado el miércoles. No me importó, ya que pensé que si no podía concursar por lo menos me iba a sacar las ganas de subir a una pasarela y desfilar con ropa de alta costura”, narró.

 

 

Pero los astros estuvieron a favor de la olavarriense y, aunque luchando contra el tiempo, finalmente pudo ser parte del concurso: llegó a las 8 de la mañana y, aun sin dormir, estuvo todo el día de pasarela en pasarela y a puro cambio de vestuario.

 

Pasé de 7 grados de frío en Argentina a 40 grados a la sombra en Panamá. Para mí fue todo un cambio terrible. No me preguntes de donde saqué las fuerzas y las pilas, pero arranqué y me comí la pasarela desde la primera vez, porque fui convencida de que esa era mi oportunidad”, recalcó Marcela, pero el concurso también continuaba debajo de la pasarela.

 

 

“En el certamen te evalúan todo, desde la elegancia hasta la forma en la que te relacionas con tus compañeras, cómo caminas debajo de la pasarela y cómo te comportas delante de la gente. Tenés que ir con cierta actitud, no podés presentarte así nomás”, explica.

 

Marcela dijo, además, que en el concurso hay dos tipos de premios: el Miss Universo, “que es hasta cierta edad, con un límite, y después estamos nosotras, las Ladys, que ya tenemos otra edad”. Dentro de esta última categoría, Marcela logró obtener el segundo puesto del certamen, el de Lady Caribe, “que vendría a ser la princesa, el segundo lugar”.

 

 

Se trata de un sueño cumplido para mí, al 200 por ciento. Siempre quise ser modelo, pero siempre se me complicó para viajar y estudiar en una agencia, entonces, siempre quedó relegado ese deseo de hacerlo. Siempre fui para adelante en todo lo que me propuse. Nadie ni nada me ha frenado en ningún aspecto. Cuando me dijeron que no creían en mí, lo hice de todas formas, eso es súper importante para todas las mujeres”, revindicó la flamante Lady Caribe.

 

No existe el no cuando uno tiene un sueño, si te lo propones lo conseguís”, concluyó.

 

Compartirla

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.