Artistas olavarrienses intervienen las paredes de Latinoamérica

Sol García Hurtado y Ezequiel Schwab dejan su huella en distintos países. Hace meses emprendieron un viaje para descubrir paisajes, culturas, realidades y sumar experiencias de vida. En este recorrido crearon Ácido, un colectivo que realiza distintas manifestaciones artísticas.

Yesica Guevara 

 

Las caras más bonitas que he conocido/ Soy la fotografía de un desaparecido/ La sangre dentro de tus venas/Soy un pedazo de tierra que vale la pena.

 

Sol García Hurtado (26) y Ezequiel Schwab (30) o “solfeo” y “screto” –según rezan sus alias- formaron Ácido (artistas callejeros independientes de Olavarría), un colectivo artístico que viaja por Latinoamérica y buscará con el regreso a la ciudad transformarse en algo más grande y con más artistas involucrados.

 

La historia comenzó hace varios meses atrás. Sol es docente de Artes Visuales y realizaba intervenciones artístico-visuales en espacios públicos y en eventos culturales. Ezequiel estudiaba Historia en la Universidad Nacional de La Plata hasta que realizó su primer viaje por Latinoamérica. En ese viaje, decidió dedicarse exclusivamente a conocer distintos países y a las artes circenses.

 

Sol y Ezequiel se encontraron a principios de 2018. Ambos habían realizado un viaje a Brasil y compartieron la necesidad de seguir conociendo otras culturas.

 

 

“Los dos habíamos viajado antes y la necesidad de emprender el proyecto surge primeramente solo por las ansias de recorrer otros países. Con el tiempo le fuimos dando forma al proyecto artístico”, contó Ezequiel a Infoeme.

 

Y allí partieron. Ezequiel contó que “salimos de Olavarría a dedo y así nos trasladamos la mayor parte del viaje. Pasamos por Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y volamos a México dónde nos encontramos en este momento”.

 

¿Hubo miedos? “Miedos siempre hay, las preocupaciones existen. Pero va en uno dejar de hacer las cosas porque siente miedo, o hacerlas con miedo. Al fin y al cabo uno se da cuenta de que el riesgo no es tan grande y va tomando coraje”.

 

Los viajeros se encuentran en la actualidad rumbo a la Riviera Maya y la intención es conocer Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica antes de volver.

 

 

Soy lo que me enseñó mi padre/ El que no quiere a su patria, no quiere a su madre/ Soy América Latina/Un pueblo sin piernas, pero que camina, ¡oye!.

 

Para Sol y Ezequiel recorrer Latinoamérica es algo que todos los argentinos y argentinas deberían hacer. “Somos ese país que se olvida que sus raíces son latinoamericanas. A grandes rasgos todos los países de la región tenemos las mismas falencias y las mismas virtudes. Cada uno tiene sus peculiaridades, pero en general sufrimos las mismas cosas, señalaron.

 

En definitiva somos personas atravesadas por problemáticas como “xenofobia, discriminación, precarización, segregación, machismo, desigualdad y violencia”. Intentando sobrevivir en este mundo y con “aspectos súper enriquecedores como la calidez humana, la hospitalidad, el afecto, los vínculos, la organización y el poder del pueblo”.

 

La realidad social, económica y política de los países que visitaron y planean conocer se cuela en el viaje y en el arte. “No nos parece coincidencia que tantos de estos países hoy estén atravesando rupturas y descontentos, manifestados en las calles. Tampoco nos parece coincidencia ver involucradas a las fuerzas armadas en todos estos procesos, y menos nos asombra que apoyen gobiernos que se encargan de seguir enriqueciendo a esta minoría”, afirmaron.

 

 

Tú no puedes comprar las nubes/Tú no puedes comprar los colores/Tú no puedes comprar mi alegría/Tú no puedes comprar mis dolores.

 

Sol y Ezequiel costean sus viajes con la pintura de murales y el arte callejero. Entre ambos trabajos encuentran diferencias y reciben distintas devoluciones. “A través del mural nos relacionamos de otra forma, las personas que se acercan lo sobre entienden como una actividad artística. Esto muchas veces no nos pasa con el circo, es un arte mucho menos apreciado en las calles” y agregaron “pasamos de artistas a vagos en un segundo, dependiendo de quién nos mire”.

 

Sin embargo, advierten una reacción distinta cuando realizan sus actuaciones circenses en los semáforos ubicados en barrios: “eso nos lleva a recorrer mucho la calle y vincularnos de una manera más cálida a la gente de los barrios que no son turísticos”.

 

 

“Cualquier paseo por un mercado o perderse en algún barrio, puede hacerte conocer personas de lo más interesantes y únicas” señalaron. Solo hay que estar atentos a las señales del viaje.

 

Sus murales son una explosión de colores, mensajes, naturaleza y culturas. Influenciados por los países que visitan combinan las experiencias vividas, el conocimiento adquirido y los gustos personales de quienes le piden una pintura.

 

“Trabajamos mucho con los hostales y cada dueño tiene sus gustos y necesidades. Esto nos abrió un campo de estudio más profundo. Muchas veces tuvimos que leer Historia, leyendas o investigar distintos factores”, contaron.

 

 

Además, “la mayoría de las personas quieren pinturas que tengan que ver con su región, así que estamos siempre dispuestos a aprender de esas peculiaridades”, concluyeron.

 

Tú no puedes comprar el viento/ Tú no puedes comprar el sol/ Tú no puedes comprar la lluvia/ Tú no puedes comprar el calor

 

 

Pueden encontrar a Ácido en Facebook e Instagram. A través de las redes sociales comparten imágenes de su murales y anécdotas del viaje. 

 

 

Notas Relacionadas

Deja tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento. Leer más.

Mustang Mustang Cloud - CMS para portales de noticias
CONECTAR
CREAR CUENTA