Uno de los bailes más seductores, hoy es deporte

El pole-dance, comúnmente llamado "baile del caño" se conoció como un baile erótico. Hoy, con el paso del tiempo se considera una acrobacia y ya tiene miles de seguidores en el mundo. Esta disciplina busca escapar de los prejuicios.

Hay deportes que necesitan de una pelota, una raqueta, un aro, pero este no es el caso para realizarlo se necesita una barra vertical de acero inoxidable entre los tres y cinco metros de altura.

Aquellos que lo practican cuentan con admirable fuerza y flexibilidad. El pole-dance conocido como "baile del caño" o "barra americana", se realiza con una técnica exigente de rendimiento corporal que ejercita todos y cada uno de los músculos.

Cada pose que se realiza requiere de gran concentración y manejo de las de la barra ya que algunos se realizan con altura y con la fuerza de un solo brazo o pierna.

Aunque el esfuerzo y la disciplina es igual a la de otras actividades el pole-dance tiene que atravesar la mala reputación, el estigma de haberse dado a conocer mundialmente en clubes nocturnos como una danza sensual muy alejada de cualquier tipo de piruetas y más ligada a la representación erótica del cuerpo femenino, generalmente acompañado de un striptease.

Esa es la imagen con la que pelean y tienen que romper los representantes y practicantes de esta disciplina, que buscan que sea reconocida como deporte y pueda participar en los próximos Juegos Olímpicos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Deja tu comentario